Entre aciertos y temores, Foppa cumple un año en SAT

Logró cumplir la meta de recaudación por primera vez en 2016, después de cinco años de caída, aunque algunos sectores le recriminan una persecución fiscal.

Juan Francisco Solórzano Foppa, jefe de la SAT, cumplió un año en el cargo. (Foto, Prensa Libre: Álvaro Interiano)
Juan Francisco Solórzano Foppa, jefe de la SAT, cumplió un año en el cargo. (Foto, Prensa Libre: Álvaro Interiano)

Así ha sido el primer año de gestión del jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Juan Francisco Solórzano Foppa. Analistas fiscales resaltan la reducción de la brecha fiscal y el impulso de acciones positivas.

El próximo 9 de marzo cumple un año de gestión el ex fiscal del Ministerio Público (MP), que llegó a ser el administrador tributario del país.

Solórzano Foppa también proyectó una imagen de persecución y castigo hacia los contribuyentes que no cumplieron con sus obligaciones tributarias, lo que generó un clima de temor en los tributantes.

Las gestiones están contenidas en Ley y no es nada extraordinario.” transformer=”gsi.gn3quote.PL_SCD_Quote_Gris” /]
“Su mayor error es penalizar el derecho tributario y buscar el cumplimiento de las metas de recaudación a través de procesos judiciales, sin tomar en cuenta que el principal logro es la recaudación voluntaria y sostenible”, opinó el abogado Miler Estrada que se especializa en derecho fiscal.

Objetividad

El sector privado le ha pedido a la SAT objetividad en sus acciones. José González-Campo, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), reconoció que en la gestión de Solórzano Foppa se impulsó la fiscalización y cobros de impuestos que no se habían considerado en anteriores administraciones.

Resaltó que la fiscalización se tiene que hacer con objetividad y legalidad.

“Lo bueno es que hay una dinámica muy diferente que fomenta el ente tributario y un aspecto a mejorar son las comunicaciones que se han dado, y la forma en que se han revisado algunos procesos, que pueden crear una percepción diferente de objetividad”, dijo.

“Hay preocupación de que algunas acciones de la SAT se puedan percibir como que no son los objetivos de su trabajo”, señaló González-Campo.

El superintendente se ha caracterizado por ser activo en las redes sociales y varias de las intervenciones a empresas por adeudos tributarios que fueron solicitadas a diferentes juzgados el año pasado, se divulgaron por varias publicaciones de tuiter.

En una entrevista con Prensa Libre, Solórzano Foppa, afirmó que es una persona que le gustan los desafíos, sobre todo aquellos en los cuales otras personas no quieren asumir por diferentes circunstancias.

Después de varios años de caída en la recaudación tributaria, Solórzano logró que en el 2016 los ingresos superaran los Q54 mil 109 millones, cifra que cumplía con la meta fiscal.

Credibilidad

Humberto López, director del Banco Mundial (BM) para Centroamérica, afirmó que la transparencia y la mejor capacidad de recaudación han sido los logros más importantes del superintendente.

Fernando Quevedo, representante del Banco Interamericano de Desarrrollo, resaltó que los cambios en normas tributarias, asi como en el Directorio, fueron los principales resultados que lograron una mejor recaudación el año pasado y se proyecta que continúe con esa tendencia en 2017.

En la Comisión de Finanzas del Congreso se debate una iniciativa de ley que otorgaría amnistía fiscal para regular a los contribuyentes que tengan adeudos con el fisco, así como la ampliación de la base tributaria.

A pesar de la mejora en la recaudación el año pasado, Guatemala tiene una baja carga tributaria con respecto a otros países.

El Fondo Monetario Internacional en su evaluación anual del 2016 presentó recomendaciones para el país, en las que resalta mejorar los temas fiscales, elevar la carga tributaria y revisar exenciones.