“Es una noticia triste”: Así recibieron dos trabajadoras a tiempo parcial el fallo de la CC

Para estudiantes o mamás solteras, el reglamento 175 de la OIT sobre el trabajo a tiempo parcial era una opción para poder intercalar sus obligaciones o tareas con un trabajo y así tener una entrada económica. Sin embargo, la suspensión de la Corte de Constitucionalidad restó certeza a este tipo de contrataciones.

trabajo a tiempo parcial
Según un estudio de Agexport, con el trabajo a tiempo parcial para el 2023 se habrían generado más de 150 mil empleos. (Foto Prensa Libre: Fernando Cabrera)

Uno de los sectores más beneficiados con el reglamento 175 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre las contrataciones a tiempo parcial, es el Contact Center & BPO, es decir, los call centers.

Es en estos lugares donde la mayoría de jóvenes recién graduados trabajan mientras empiezan a estudiar una carrera universitaria, esto con el objetivo de empezar a recibir una remuneración con la que puedan cubrir sus gastos.

Sin embargo, en algunos casos, trabajar en horario completo no los deja estudiar o dedicarle el tiempo deseado al estudio.

Sonia Florián, tiene 30 años y hace dos años comparte su tiempo entre su trabajo en un call center y sus estudios de psicología en la Universidad de San Carlos.

 

Trabajo de tiempo parcial
Sonia Florián es una de las trabajadores de un call center que pasó de tener un trabajo a tiempo completo, a un tiempo parcial. (Foto Prensa Libre: Fernando Cabrera)

 

Sin embargo, desde que supo sobre la existencia del acuerdo gubernativo 89-2019 del trabajo a tiempo parcial, decidió cambiarse a ese régimen.

“Yo siento que uno de los beneficios grandes es, aparte del tiempo que tengo para poder seguir estudiando, es el compartir con mi familia porque regularmente los call centers abarcan demasiado tiempo, entonces el tiempo parcial para mi es el compartir con la familia tanto fines de semana, o bien, entre semana los días que no voy a la universidad” dijo Florián.

Desde que tomó la decisión de trabajar a tiempo parcial, lo comunicó a sus jefes y fácilmente inició el proceso, fue más rápido pues ella ya estaba dentro de la empresa.

Una de sus compañeras, Yasmín De La Cruz, también decidió cambiar su puesto de tiempo completo a parcial. Ella tiene 30 años y estudia en la universidad pedagogía.

“Me gustó la iniciativa porque puedo tomar tiempo para poder dedicarle a mis estudios, además de cuidar a mi nene que es mi mayor importancia horita y dedicarle tiempo a él porque el también ya empieza a estudiar entonces esta es mi prioridad y el por qué me cambié a esta iniciativa” mencionó De La Cruz.

Además de cuidar a su hijo de cinco años, desde que Yasmín pasó al trabajo de tiempo parcial, también tiene la oportunidad de cuidar a su papá, pues su mamá murió hace unos meses.

 

Trabajo a tiempo parcial
Yasmín De La Cruz eligió un trabajo a tiempo parcial para estudiar y cuidar a su hijo y a su papá. (Foto Prensa Libre: Fernando Cabrera)

 

Contratos quedaron congelados

Yasmín y Sonia pasaron de trabajar 8 horas a laborar cuatro diarias, recibiendo prestaciones y un salario proporcional a las horas trabajadas.

“Prácticamente es como si te estuvieran pagando la mitad, pero a la vez, es una decisión propia. Yo decidí que quería ganar esto porque necesitaba trabajar este tiempo” agregó Florián.

El call center donde ellas laboran, desde que el reglamento tomó vigencia, contrató a aproximadamente 60 personas a tiempo parcial y tenían un número mayor en pruebas para trabajar solo fines de semana. Sin embargo, tuvieron que detener el proceso luego de la acción tomada por la Corte de Constitucionalidad de suspender el artículo 2 y 4 del acuerdo gubernativo 89-2019 del trabajo a tiempo parcial.

Según un estudio de Agexport, con el trabajo a tiempo parcial para el 2023 se habrían generado más de 150 mil empleos. Además, reduciría la informalidad de un 70% a un 64%.

En contra

El pasado 2 de octubre, el representante sindical Adolfo Lacs Palomo (opositor al reglamento de tiempo parcial) dijo a Prensa Libre que lo que se busca es proteger el salario de los guatemaltecos, porque “no pueden haber salarios menores al salario mínimo”.

“Lo que querían los señores con este reglamento es que la gente trabajara cuatro horas y pagarle Q1 mil, por ejemplo. Pero realmente el reglamento estaba tan técnicamente mal hecho que desprotege totalmente a los trabajadores”, afirmó Lacs.

A su criterio, esto contraviene al Convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo, que está diseñado para proteger a los trabajadores del tiempo parcial.“Al bajar el salario como querían hacerlo destruían otros programas, por lo que demostró una gran falta de conocimiento técnico, agregó.

Contenido relacionado:

> Contrato de tiempo parcial en Guatemala: Preguntas y respuestas sobre el trabajo por horas

> Trabajo de tiempo parcial: ¿Por qué podría ser una oportunidad para casi 20 mil guatemaltecos?

> Trabajo de tiempo parcial: Qué sectores abrirán más plazas con el nuevo reglamento

0