Esta es la deuda pública que le tocará ejecutar al próximo Gobierno (y en qué se gastará)

Cartera de créditos con organismos financieros se destinaría a infraestructura, salud y agricultura, pero los fondos se ejecutarían en la próxima administración.


El sector cafetalero guatemalteco afronta dificultades, no solo por la roya —un hongo que ataca a los cafetales—, sino por los bajos precios que se cotizan en el mercado internacional. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El sector cafetalero guatemalteco afronta dificultades, no solo por la roya —un hongo que ataca a los cafetales—, sino por los bajos precios que se cotizan en el mercado internacional. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Mientras el Gobierno declinó hace tres semanas continuar con un préstamo por US$55 millones para modernizar el servicio aduanero con el Banco Mundial, en la actualidad se gestiona una cartera de créditos y préstamos con otros organismos financieros internacionales.

 

El monto que estará en contratación será de US$739 millones para destinos de infraestructura, salud y agricultura.

Sin embargo, de aprobarse los créditos, la ejecución quedaría para la siguiente administración, por la temporalidad de los procesos.

Dictamen

En cuanto al programa de la Infraestructura de Desarrollo Vial, la cantidad es de US$150 millones, con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La otra opinión es para el programa de fortalecimiento a la red institucional de Servicios de Salud, de US$100 millones, con el BID.

El siguiente paso es que los expedientes sean conocidos por la Junta Monetaria (JM) y emita opinión sobre esa cartera.

Luego, pasará al Congreso, para su aprobación, ya que, por tratarse de contratación de deuda, el Legislativo deberá aprobarlo por ley.

Mientras el portafolio que está en análisis es un préstamo para el programa de reactivación económica del subsector café por US$285.7 millones con el BCIE y US$11.3 millones (€10 millones) para el programa de revitalización del patrimonio cultural natural y antropológico para el desarrollo sostenible de la ecorregión de Sacatepéquez.

El monto que estaría en curso de emitirse opinión favorable es de US$296 millones.

José Luis Benito, ministro de Comunicaciones, dijo que con el préstamo del BID hay varios proyectos de infraestructura que están en desarrollo, y posiblemente no se pueda ejecutar en este ejercicio fiscal. “Todo indica que quedaría para el próximo gobierno”, comentó Benito.

Enfoques

Miguel Ángel Moir, titular de Segeplán, informó que los préstamos van para distintos propósitos, pero con un enfoque primordial para el sector salud. La cartera para ese sector alcanzaría US$293 millones.

El ministro de Salud, Carlos Soto Menegazzo, dijo que el préstamo del BCIE servirá para la construcción de cuatro hospitales, y en el caso del BID, para infraestructura de primer nivel de salud. En este último también se incluye el de Crecer Sano, con el BM, que está en el Congreso pendiente de aprobación.

También hay un donativo de la Unión Europea por €20 millones, que también está dirigido para el primer nivel de atención.

El funcionario explicó que se discute a profundidad la inversión de infraestructura, sobre todo en la base legal, para obtener los terrenos.

“Estamos discutiendo con los personeros de los organismos, porque si no están los terrenos a nombre del Ministerio de Salud, no se puede hacer la infraestructura. Son situaciones que puedan traer problemas a futuro”, recalcó.

Soto Menegazo expuso que ahora se trabaja para que la propiedad de esos terrenos donde se tiene contemplado hacer la construcción de los nuevos hospitales pase a Salud, y una vez se tenga ese respaldo, se puedan suscribir.

Los préstamos tendrían los componentes de atención en el primer y segundo nivel de salud. Consisten en puestos y centros Salud. Para la construcción de nuevos hospitales se utilizará el préstamo del BCIE, que requerirá un tiempo mucho mayor.

La situación pasará a alto nivel, para buscarle una solución para la propiedad de los terrenos, enfatizó.

En todo caso, si se aprueban los préstamos, el funcionario dijo que se trataría de ejecutar hasta donde alcance, para dejar una mejor infraestructura en centros de Salud y hospitales. Lo demás lo tendrá que ejecutar el próximo gobierno.

Espacio

El presidente del Banco de Guatemala (Banguat) y de la JM, Sergio Recinos, dijo que el país cuenta con mejores indicadores de endeudamiento, comparados con otros países de la región.

La deuda pública, expuso, se encuentra alrededor del 24.5% del PIB, la cual se ha mantenido en esa escala en los últimos años, y cuando el indicador llega a 40% se considera alerta y el país aún está lejos de ese porcentaje, por lo que hay capacidad, afirmó.

Recordó que los préstamos de los referidos organismos tienen costos más bajos que instrumentos como los eurobonos.

Contenido relacionado:

> Gobierno empieza colocación de Q18 mil millones en títulos

> Por qué está detenido un préstamo por US$100 millones en el Congreso

> Funcionamiento y deuda marcan gasto del 2019

0