Estos son los usuarios que podrán aplicar las tarifas por hora que permitirían ahorros hasta del 12% en el precio de la energía

La Empresa Eléctrica de Guatemala, S. A. (EEGSA) empezará a aplicar las tarifas horarias a comercios, empresas de servicios e industrias medianas en forma opcional a partir del 1 de noviembre y se volverá obligatoria a partir del 1 de febrero del 2020.

La EEGSA afirma que al trasladar consumos a horarios de baja demanda de energía se lograrán ahorros. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
La EEGSA afirma que al trasladar consumos a horarios de baja demanda de energía se lograrán ahorros. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Mientras más se consuma durante ese horario más ahorro se puede lograr en la factura de energía, explicó la firma.

 

La compañía dio a conocer que al aplicar estas nuevas tarifas por horario permitirá que 11 mil usuarios en ese segmento empiecen a usar más energía en el horario de menor demanda, de 10 de la noche a 6 de la mañana, y lograr ahorros de entre 10% a 12% respecto de la tarifa que pagan actualmente, explicó Ramiro García, auxiliar de la unidad de facturación de la empresa.

La intención es que se trasladen o reacomoden procesos productivos o de consumo para aumentar la eficiencia del uso de ese suministro y aprovechar los horarios donde la energía tiene un menor costo.

Los usuarios que serán trasladados a esta nueva modalidad de tarifas son lo que consumen de 11 kilovatios de potencia, es decir consumos mayores a los residenciales, e incluye a industrias pequeñas, medianas y grandes, empresas medianas y grandes, empresas de servicios y algunos comercios que usan iluminación y otras amenidades en el horario mencionado.

También incluye bombas de extracción de agua de municipalidades, de edificios o de condominios, hoteles (de alrededor de 40 habitaciones para arriba) entre otros. En el caso de edificios dependerá de cómo esté distribuida su red ya que cada oficina o apartamento tiene propio medidor y no llegan a ese nivel de consumo, pero el medidor de servicios generales podría llegar a ese nivel dependiendo de qué servicios incluye como el bombeo de agua, iluminación de pasillos, elevadores, servicio de calentadores generales de agua.

Por ahora se trabaja con un plan piloto con 25 empresas mencionaron ejecutivos de EEGSA. Sin embargo, pueden solicitar a la compañía el cambio y así a partir de octubre se haría se les instalaría el nuevo medidor ya que para establecer cuánto se consume en cada horario del día debe ser digital y tecnología avanzada.


Los nuevos medidores o contadores de energía permiten hasta 96 lecturas al día, y por medio de un sistema informático, permitirá que tanto la distribuidora como el usuario tengan los datos estadísticos del comportamiento del consumo por horarios cada día datos que servirá a las empresas para establecer sus estrategias de eficiencia energética.

En el caso de consumos residenciales también será opcional, porque este segmento no llega a este nivel de consumo. En el futuro se podría implementar basados en la posibilidad de un cambio de patrón de consumo y trasladar a horas de menor demanda como carga de vehículos eléctricos, funcionamiento de ciertos aparatos, pero este aún no está definido, por lo que los usuarios de Tarifa Social y No Social no tendrán cambios, se agregó.

¿Cómo se aplica?

Según el pliego de tarifas actual en EEGSA este segmento paga por consumo de energía Q1 por kilovatio hora al mes, sin embargo, con el nuevo esquema de tarifas horarias las tarifas se dividen:

  • Q1 en horario de punta o mayor demanda, de 6 de la tarde a 10 de la noche.
  • Q1 en horario intermedio, de 6 de la mañana a 6 de la tarde.
  • Q0.99 por la demanda en el horario valle (de menor demanda) entre las 10 de la noche a 6 de la mañana del día siguiente, según el consumo típico determinado en cada segmento de consumo.
  • Q0.88 por el consumo adicional en ese horario de demanda. Lo cual significa un ahorro de 12% respecto de la tarifa arriba mencionada.

¿Cómo se establece el consumo adicional en horario de baja demanda?

La Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE) estableció el año pasado que para cada segmento de EEGSA existe un porcentaje de consumo de típico en el horario de baja demanda de 10 de la noche a 6 de la mañana respecto del total de consumo durante un día. Este varía entre 21.93%, 21.56% y 22.71%.

Es decir, por ejemplo, que si una empresa o industria consume de 35% del total de la energía diaria en ese horario, 21.56% se le cobrará la tarifa normal de Q0.99 por cada kilovatio hora.

Y por el excedente consumido se le cobrará Q0.88 por kWh.

Mientras más consuma en ese horario mayor puede ser el ahorro que logre, se explicó.

Por eso recomiendan que cada empresa debe revisar su patrón de consumo de energía y acomodar o trasladar los procesos productivos, que su giro de negocio y producción se lo permita, para aprovechar el ahorro.

Ese segmento tiene alrededor de 11 mil usuarios que consumen niveles de electricidad de 11 kilovatios de potencia.

Medidores

Luego de ser autorizado el cambio de segmento la empresa visita la empresa para hacer el cambio del medidor el cual se puede hacer entre 3 a 5 minutos, o hasta 15 minutos si se debe corregir algo, indicó la EEGSA. El costo del medidor lo asume la distribuidora.

Los medidores inteligentes son parte fundamental de la infraestructura conocida como AMI (Advanced Metering Infrastructure) que genera también otros parámetros de información.

Permiten acceso remoto desde las oficinas de la distribuidora y capacidad para facturar según bandas horarias, detección de consumos innecesarios o fuera del horario normal de la operación de una empresa, mejora el tiempo de identificación de algún fallo y genera información para la automatización del hogar u otros recintos consumidores.

Qué uso se le pueda dar a la energía durante la noche y madrugada

  • Automatización de sistemas eléctricos como encendido y apagado de iluminación, programación del funcionamiento de equipo de bombeo.
  • Líneas de producción reajustadas para trabajar en la banda valle (de menor consumo).
  • Recarga de baterías para transporte de movilidad eléctrica (vehículos, motocicletas, bicicletas eléctricas).
  • Programación de sistema de secado o lavado masivo.
  • Traslado de cargas a otros horarios donde el costo de la energía y potencia tienen un precio menor.
  • Disminución de pico de demanda donde el costo es mayor.

La distribuidora mencionó que mantendrá comunicación con usuarios, empresas y cámaras empresariales, además que brindarán talleres al respecto, pero también pueden comunicarse con EEGSA para conocer sobre el tema por medio del teléfono 22777000 y el correo tarifashorarias@eegsa.net

Contenido relacionado

> Estos son los ajustes en tarifas de energía eléctrica que rigen a partir del 1 de agosto

> Baja hasta 40% la generación con hidroeléctricas

> Cómo podría impactar el cambio del VAD en la tarifas de Energuate a las pequeñas y medianas empresas e industrias

 

0