Estudio iLifebelt 2021: Aplicaciones de mensajería instantánea son las más usadas por guatemaltecos

Según el último estudio de la firma iLifebelt, este 2020 evidenció el protagonismo que ha cobrado el mundo digital a consecuencia de la crisis mundial generada por la pandemia.

Las marcas que empiezan a digitalizarse deben habilitar sistemas de mensajería instantánea. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Las marcas que empiezan a digitalizarse deben habilitar sistemas de mensajería instantánea. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El noveno estudio anual de la firma iLifebelt 2021, sobre el uso de internet y redes sociales, coloca a las aplicaciones de mensajería instantánea como las más descargadas por los guatemaltecos en 2021, impulsados por los efectos de la pandemia y el crecimiento del comercio electrónico.

La mayoría de los guatemaltecos se están conectando más del 50%; es decir, casi siete de cada 10 usan internet y se observa un cambio en los procesos de captación de información, dijo José Kont, director ejecutivo de iLifebelt.

Aunque los motores de búsqueda y las aplicaciones de correo electrónico fueron los más utilizados hace 10 años —y en el 2011 las redes sociales le quitaron el lugar al correo—, en el 2020 hubo un cambio y actualmente las aplicaciones que más están usando los guatemaltecos son de interacción instantánea, como chat y mensajería, entre los cuales destacan Messenger, WhatsApp y Telegram.

Por lo tanto, las marcas que empiezan a digitalizarse deben habilitar sistemas de chat y tener un canal de venta digital, porque este año se convirtió en uno de los aliados más importantes para la compra en línea.

“La digitalización de las empresas es un tema que está siendo complicado para las marcas”, afirmó Kont, porque no a todas les funcionan los mismos canales o presencia en redes sociales, sino que deben evaluar y medir cuáles generan mayor impacto.

Kont mencionó que, según un estudio de McKinsey & Company durante la crisis del covid-19, un 40% de los consumidores han experimentado nuevos productos o marcas, y que 40% de ellos piensa seguir comprándolos.

En Guatemala existen 11.54 millones de usuarios de internet y 7.90 millones de ellos usan redes sociales, según el último estudio de la firma iLifebelt.

Las aplicaciones más descargadas a nivel mundial en el primer trimestre del 2020 son Tik tok, WhatsApp, Facebook, Instagram, Messenger, Likee, Zoom, Shareit, Snapchat y Netflix.

Tiktok tuvo 315 millones de descargas durante los primeros tres meses de 2020, valor que supera al de cualquier otra aplicación, detalla el estudio.

Conclusiones del estudio

El 2020 trajo muchas sorpresas: el crecimiento explosivo de plataformas de videoconferencias (Zoom, Teams, Google HO, etc), plataformas de streaming (Netflix, Hulu, Amazon Prime Video), Juegos (Among US) y “nuevas redes sociales” como TikTok.

Si bien TikTok surgió en 2017 siendo popular en China desde ese momento, no fue hasta el 2020 que logró un posicionamiento global. Actualmente, es la séptima red social más utilizada en el mundo.

Del lado de las marcas, la plataforma cada día es más aprovechada como canal D2C (direct to consumer) por diferentes sectores e industrias.

La reputación digital es cada vez más importante: el uso de noticias falsas y la circulación de contenidos en redes sociales para el desprestigio de una figura pública o empresa. Lo cual ha puesto en tela de juicio la verdad, que ahora no es universal, sino más bien está sujeta a aquella información a la que un individuo está expuesto.

Adicionalmente, el escrutinio público es en tiempo real y con la capacidad de destruir el legado de una marca con un simple video o comentario.

Toda marca debe estar preparada con dos herramientas clave en el 2021: el blindaje digital adecuado, para que su reputación no sea afectada por los primeros resultados de búsquedas que hoy son controlados por una sola marca (Google).

Además, con un servicio de social media listening, que permite una visión macro del contexto de interés y sirve como un recurso preventivo que permite comprar tiempo para consolidar un plan de acción cuando en redes sociales surgen incidentes derivados de la falta de atención al consumidor o de desinformación.

Las empresas deben pasar de la intuición a la toma de decisiones basada en datos para garantizar crecimiento y sostenibilidad de los negocios.

La era de los “lobos solitarios” ha quedado en el pasado: hoy las marcas deben ser integradoras de talento, datos y nuevas culturas de colaboración que les permitan reformular los enfoques de su cadena de suministro para centrarse más en el consumidor y sus necesidades cambiantes.

Si desea leer el estudio completo puede consultar en este enlace.