Guatemala se integrará a proyecto regional Pro-suelo en el 2016

El suelo a menudo se considera un recurso inagotable. Sin embargo, también sufre los impactos inevitables del cambio climático. Durante años, las prácticas agrícolas han minado la salud del suelo y el mismo es fundamental para el sector y primordialmente porque somos un país agrícola. La degradación del suelo se convierte en una crisis y su recuperación a escala nacional en un reto complejo y difícil.

Publicado el
Axel Schmidt, asesor regional para investigación agrícola de CRS, explicó el programa Pro-Suelos en la Facultad de Agronomía de la USAC. (Foto Prensa Libre: Natiana Gándara).
Axel Schmidt, asesor regional para investigación agrícola de CRS, explicó el programa Pro-Suelos en la Facultad de Agronomía de la USAC. (Foto Prensa Libre: Natiana Gándara).

El Proyecto Pro-Suelo se inserta en la agenda agrícola de Centroamérica para la Restauración de Suelos y el Manejo Integrado de la Fertilidad del Suelo.

Actualmente el proyecto se ejecuta en El Salvador, Nicaragua y Honduras, quienes se integraron en el 2014. Se espera que para el 2016 Guatemala se adhiera al programa, informó Axel Schmidt, asesor regional para investigación agrícola de Centroamérica y el Caribe de la organización internacional Catholic Reflief Services (CRS).

Guatemala tendrá cinco años para realizar los estudios de suelo y mapeo correspondientes, de acuerdo a la metodología de Pro-Suelo que consiste en el fortalecimiento Institucional, mediante la alianza público-privada con el sector académico, ONG y donantes, establecer un Servicio nacional de Restauración de Suelos (SRS) en cada uno de los países.

La construcción de capacidades, El desarrollo de un plan de estudios y una estrategia de capacitación para fortalecer un cuerpo de expertos en suelo para el SRS, basado en herramientas y métodos, evaluados para las condiciones locales, bajo el enfoque de Construcción de Suelos, Agricultura de Conservación y Manejo Integrado de la Fertilidad.

Como tercer punto, construcción de suelos, desarrollar e implementar, en alianza con el sector académico y el privado, estrategias para el manejo de la fertilidad del suelo, específicamente adaptados a los principales sistemas de cultivo en Centroamérica.

PRO-SUELO trabajará con alianzas regionales y nacionales, investigación y socios de la industria, en colaboración con proyectos agrícolas en áreas de pequeña agricultura de subsistencia para lograr los objetivos del proyecto. Estos proyectos servirán como laboratorios para la investigación, especialmente durante los dos primeros años, para enfocarse progresivamente en la formación y el cambio institucional.

“Se establecerá una red de laboratorios internacionales para que los análisis sean confiables y determinar los cuellos de botella a los que nos enfrentamos”, resaltó el experto.

El monto de la cooperación que otorgará la organización internacional CRS aún está por definirse. En este momento están en una fase de divulgación e información del programa con instituciones gubernamentales y privadas como la Facultad de Agronomía de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA). Así también se ha unido, el sector cafetalero y azucarero del país.