“Guatemala tiene que pensar en el largo plazo y en las causas de la migración”

La Cepal tuvo una participación en los procesos de transición y el funcionario brindó una visión en el tema económico, así como la llegada de nuevas autoridades de Gobierno que asumirán en enero.

Hugo Beteta Méndez-Ruiz, director de la sede subregional de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), afirmó que el ejercicio de transición política que ha mandado señales de certidumbre a los mercados, un proceso ordenado a los institucional y eso abona a mantener un clima de confianza y expectativas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Hugo Beteta Méndez-Ruiz, director de la sede subregional de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), afirmó que el ejercicio de transición política que ha mandado señales de certidumbre a los mercados, un proceso ordenado a los institucional y eso abona a mantener un clima de confianza y expectativas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Hugo Beteta Méndez-Ruiz, director de la sede subregional de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), estuvo el pasado martes en Guatemala y habló sobre las perspectivas a corto plazo, en medio del proceso de transición política.

¿Cuáles son las perspectivas de cierre para Guatemala?

Hay un viento en contra para Latinoamérica con una desaceleración económica de las grandes economías que afecta a Centroamérica, sin embargo, el caso regional y particularmente de Guatemala estará cerrando con un dinamismo, que no será espectacular, pero tampoco dadas las condiciones externas negativo.

Lea además: Contrabando: Qué hay detrás de los ataques a las aduanas en la frontera con México

El año entrante será complicado y estamos monitoreando muy de cerca la economía de los EE. UU., y lo que pasará con el proceso electoral, de cómo evoluciona la situación de las relaciones comerciales con China y por qué estamos viendo que la política fiscal de Estados Unidos ya dio el crecimiento concluyó y hay expectativas que no sea un buen año para la producción de ese país.

¿Por qué la importancia?

Por los posibles efectos para la inversión, el comercio, el turismo, remesas y eso es un riesgo para vigilar.

Afortunadamente hay un ejercicio de transición política que ha mandado señales de certidumbre a los mercados, un proceso ordenado a los institucional y eso abona a mantener un clima de confianza y expectativas de que los problemas se pueden ir resolviendo en Guatemala.

Guatemala tiene un ingreso de remesas familiares que representa el 12% del PIB, superior a otros países, según Hugo Beteta Méndez-Ruiz de Cepal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

En general, ¿cómo perciben el 2020?

Que va a haber un crecimiento de la economía guatemalteca del 3% y como le repito dependerá mucho del desempeño de la economía de los EE. UU., pero si se retoma la inversión nacional, podría ser mejor con el cambio de Gobierno, con ímpetu para ir arrancando fuertemente.

El parte económico podría ser positivo si el entorno externo se da. Mientras a lo interno, salen los temas de siempre y de larga data, que es la calidad del gasto público, transparencia, la administración tributaria y retomar la caída de ingresos tributarios que se ha sufrido.

Ahí hay que trabajar en el control de la evasión, fortalecimiento de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), porque vemos con preocupación que desde el 2007, se estaba arriba del 12% del PIB en la carga tributaria y los agujeros que se siguen creando en materia de ingresos fiscales, vemos que la tendencia sigue siendo a la baja y debería ser al alza.

¿Qué retos deben enfrentar las nuevas autoridades de gobierno en materia económica?

Hay retos a largo plazo y estamos entendiendo los flujos de remesas con flujos significativos que para el caso de Guatemala rondan el 12% del PIB por un largo período, si puede generar una especie de enfermedad holandesa, que ocasiona una apreciación cambiaria, que a su vez que la producción sea menos competitiva en el exterior y eso hace que sea menos interesante invertir en industria, actividades productivas y que sea interesante importar los bienes.

  • Hay que pensar a largo plazo, que, si bien las remesas traen beneficios para las familias y para el consumo, los impactos que están teniendo para la estructura productiva del país y articular una política de transformación productiva que reconozca la proclive de la apreciación cambiaria, que los flujos de remesas pueden causar.
  • En materia fiscal, amerita una evaluación de los privilegios fiscales; no se debe renunciar al instrumento, pero sí ser muy cauto, evaluar exactamente cuáles son las aportaciones de crecimiento en la creación de empleo.
  • También estudiar la rigidez presupuestaria ya que Q0.92 del presupuesto ya están comprometidos y asignados y eso limita la capacidad de transformación en el presupuesto.
  • El nuevo gobierno tiene solo Q0.08 y los rubros de salarios de la administración pública, pago del servicio de la deuda y las transferencias a las municipalidades, debería de ser un instrumento más flexible para resultados a largo plazo.
  • En materia social, el abordaje del tema migratorio es esencial y no debemos enfocarnos en el corto plazo que es necesario atender una potencial crisis migratoria por este acuerdo migratorio del tercer país seguro, pero no nos podemos quedar solo en construir un sistema funcional, si no que ir más allá en trabajar en un programa de desarrollo.
  • También abordar las causas estructurales de la migración y los efectos del cambio climático.
  • El tema de violencia es de altísima prioridad, aunque en todos los países han disminuido las tasas de homicidios, hay situaciones de violencia crónica que hay que abordar y eso es fortalecer el estado de derecho, con un sistema de justicia oportuno y eficaz.

En fin, son temas generales de desarrollo y lo que estamos hablando son de un modelo de desarrollo sostenible.

¿Qué ejes son los básicos para la nueva administración?

El económico, uno social para tener el cuidado infantil y mayores niveles de educación y calidad educativa, sistemas universales de protección social incluyendo salud y pensiones, y prepararse sobre el retorno de migrantes, de como gestionar que puedan servir para el desarrollo.

¿Qué acciones deben ser las prioridades?

Primero con un mensaje de unidad, en la cual se represente la unidad de nación, un intensivo trabajo en relaciones exteriores y mantener buenas relaciones con los vecinos; en la parte fiscal recuperar la carga tributaria y mejorar la recaudación con tasas efectivas y mayores y no simplemente las tasas nominales.

Una atención especial a la juventud por las características demográficas. Estamos observando señales de descontento en muchos países y se deben crear iniciativas fuertes con los jóvenes, que sería oportuno.

También señales claras de cómo será el combate a la corrupción y la impunidad y la parte del estado de derecho en la cual hubo grandes avances, que para brindar señales claras de cómo crear sistemas de transparencia y anticorrupción y que el combate al crimen organizado debe ser una prioridad de país.

¿Qué amenazas se perciben para la economía en 2020?

Preocupa el desempeño de la economía de EE. UU., por ser un año electoral y ahí es importante voltear a ver al segundo socio comercial importante de Guatemala, que es Centroamérica.

Hay una buena oportunidad que funcione la unión aduanera y es muy importante que Guatemala y Honduras escuchen las preocupaciones de El Salvador y que se integre.

Lea también: Brecha fiscal llega a los Q1 mil 655 millones en octubre

Hay mucho interés del lado mexicano de impulsar la facilitación del comercio y estamos impulsando que las agendas de facilitación comercial entre Guatemala y México sean concretadas.

Además, que se está hablando de una zona económica especial en la frontera, donde se pueda acceder energía a bajo costo y trabajo en industria que se puede focalizar.

Son áreas de oportunidad para Guatemala para Centroamérica y hacia México.

Contenido relacionado

> Guatemala fue el campeón receptor de remesas en 2018, según Cepal

> Cepal: Guatemala tiene la carga tributaria más baja del Istmo

> ¿Puede el dinero de los migrantes financiar microempresas en las zonas rurales?

0