5 consejos para aprovechar las oportunidades en los negocios

Cuando hablamos de oportunidades, normalmente pensamos en acontecimientos enormes, únicos y eventuales que llegan de forma irrechazable.

Archivado en:

Voz del experto

Recordamos frases de nuestros abuelitos cuando nos decían que las oportunidades solo llegan una vez y había que estar preparados para ese momento. Tan presente tenemos ese concepto que nos castigamos severamente cuando consideramos que hemos dejado pasar una oportunidad que muy probablemente no se repetirá.

Por mucho tiempo pensé de esa forma, recordaba cómo mis abuelos así como a mis padres, contaban cuando la “oportunidad” había tocado sus puertas y los resultados de la decisión que tomaron. Me propuse desde entonces, estar muy pendiente a ese momento en mi vida, en la que esa estela grandiosa llegaría a mi puerta.

Tendemos a ver en las películas desenlaces largos que tienen un clímax en “ese” momento único y especial, que llegamos a añorar constantemente. Ese ascenso en el trabajo, esa oportunidad de negocios, esa herencia, el cuadrangular en la novena entrada con dos outs para ganar el partido.

Sin embargo, si vemos cuál es la definición de la palabra oportunidad, nos daremos cuenta de que la hemos sobre magnificado, veamos un una definición:

“Las oportunidades son los instantes o plazos que resultan propicios para realizar una acción”.
¡Wow! ¿Acaso no tenemos oportunidades en todo momento? ¿Acaso no tenemos todos los días un momento para ejecutar una acción que nos sea de beneficio?

Robin Sharma lo expresa de esta forma en su libro La Guía de la grandeza: “Cada día, la vida te envía una pequeña ventana de oportunidad, tu destino será definido por cómo respondes a esa ventana”.

Entonces, ¿las oportunidades llegan o las provocamos? Yo creo que ambas opciones son correctas, podemos tener frente a nosotros una gran oportunidad o bien que la oportunidad nos sorprenda al buscarla.

Las cinco pistas de las oportunidades

Describo aquí cinco formas de aprovechar al máximo las oportunidades cuando lleguen a su vida:

  1. Cada día es una hoja en blanco. Si ha tomado malas decisiones en su vida, recuerde que hoy es un nuevo día y puede empezar de nuevo. Quizás no vea cambios muy notorios con sus acciones de hoy, pero si las acumula el tiempo suficiente, harán de ti una persona mejor en el futuro. Es importante enfocarse en lo que hará hoy para mejorar, mañana será otro día con su propio afán. Si desea mejorar sus finanzas, pregúntese: ¿Qué oportunidad tiene en sus manos hoy? ¿Ahorrar? ¿Enviar un CV? ¿Leer un libro que mejore una destreza? Tenemos mucho que anotar en nuestra hoja en blanco de hoy.
  2. Accione. Una gran frase que Erick Barrondo dijo en sus primeras entrevistas luego de ganar la primera medalla olímpica para Guatemala fue: “A nosotros jamás nos despertó el sol. Cada día, lo fuimos a buscar”. Estoy convencido de que esa es una de las mejores formas de ir a buscar las grandes oportunidades para nuestras vidas. Cuantos más pasos demos, más cerca estaremos de las oportunidades que buscamos. Gaste menos de lo que gana y hágalo de forma constante y verá cómo las oportunidades de ser libre financieramente incrementan a su favor. Usted puede acelerar sus oportunidades si accionas.
  3. Concéntrese en los procesos, no en los resultados. Recuerdo cuando escuché a Jaime Viñals hablar respecto de lo que sintió estando en la cumbre del Everest, y decir que son apenas unos breves minutos comparados con los años de esfuerzo para alcanzar la cumbre. Casi todo en la vida es igual, se pagan 15 o 20 años de hipoteca y toma 5 minutos firmar el documento. Queremos ser libres de deudas, pero no queremos limitarnos con los gastos, vender patrimonio o conseguir otras fuentes de ingresos. Cuando nuestro carácter se ve formado por los procesos, automáticamente le estamos enseñando a ver oportunidades ocultas. Cuando forma el hábito de esperar tres días antes de una compra importante, adicional al hábito del autocontrol, se permite oportunidades de ver otras opciones que quizás no hubiera visto por realizar una compra compulsiva. La paciencia es la mejor arma.
  4. Sea estratégico. Si desea tener más probabilidades de encontrar oportunidades transformadoras, deberá saber dónde concentra su energía para encontrarlas. Limite su campo de acción y ampliará su visión. Es como un largavista, cuanto más enfoca, más grande se ve el objetivo. Busque oportunidades donde su experiencia, talentos, campos de acción, puedan obrar en su favor, para que pueda hacer más en menos tiempo. No busque la oportunidad cantando ópera si nadie puede estar cerca suyo cuando susurra una canción. Distinga sus principales fortalezas y enfóquese en ellas, de esta forma hará que las oportunidades sean más fácilmente reconocibles. Le recomiendo leer el libro de Tom Rath “Conozca sus Fortalezas 2.0”.
  5. Persevere. Escuché la entrevista de un cantante llamado Coolio, con James Altucher, en la que le decía que antes de que fuera conocida la canción que le dio fama mundial, pasaron 17 años en los cuales componía una canción cada día, es decir, cerca de 6,205 canciones antes que la canción que le haría famoso. No se desanime. Si no sigue viendo las oportunidades de forma clara, siga perseverando. No importa si todavía le llaman para cobrarle una cuenta pendiente, siga perseverando en pagar sus compromisos uno a uno. Si persevera lo suficiente no solo logrará lo que se propone, sino que las oportunidades lo alcanzarán.

* César Tánchez (@CesarTanchez) es escritor y conferencista en temas de Finanzas Personales. Autor del libro “Más rápido y más lejos en sus finanzas”.