¿Cómo financiar un emprendimiento? Lo mejor y lo peor de estas siete herramientas

Si está buscando recursos para su proyecto de negocios, le compartimos las principales formas para encontrar recursos, ventajas y desventajas, así como los montos que podrías levantar con cada opción.

Publicado el
El emprendedor admite que sí existe mucho dinero, pero no hay una buena conexión actualmente entre los recursos y los emprendedores. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)
El emprendedor admite que sí existe mucho dinero, pero no hay una buena conexión actualmente entre los recursos y los emprendedores. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Un emprendimiento puede diseñarse hasta en una servilleta, pero encontrar los recursos para financiarlo y mantenerlo con vida es otra historia.

La expectativa de vida de los negocios es desalentadora. Por ejemplo, en México el 75% de los emprendimientos mexicanos cierra a los dos años de haber nacido. Anualmente, se crean 1.1 millones de negocios, pero mueren 884 mil, de acuerdo con datos del Inegi.

Y su muerte cuesta. Cerrar una compañía requiere un gasto de más de 2 mil dólares, además, tarda hasta dos años en concluir el proceso.

Emprender es la moda, pero…

“Nuestro proyecto estuvo muchas veces a punto de caer porque no teníamos dinero, y mantener al equipo motivado sin dinero fue el primer reto que enfrentamos”, recuerda Luis Fernando Montes de Oca, fundador de la startup de transporte privado para mujeres, Laudrive.

El emprendedor admite que sí existe mucho dinero, pero no hay una buena conexión actualmente entre los recursos y los emprendedores.

El 65% de los emprendimientos fracasan por no tener ingresos suficientes para subsistir y 38% tiene problemas de financiamiento, de acuerdo con un estudio de The Failure Institute.

“Emprender está de moda, pero no es tan fácil como suena, no nos guiemos nada más por los casos de historias de éxito. Emprender tiene una responsabilidad grande, tiene una alta probabilidad de fracaso“, dice el socio fundador de la Asociación de Emprendedores de México, Federico Casas.

Si estás buscando recursos para tu proyecto de negocios, compartimos las principales formas para encontrar recursos, ventajas y desventajas, así como los montos que podrías levantar con cada opción que comparte Asem.

Nota: los montos son aproximaciones y pueden variar en cada caso

1. Triple F

  • ¿Qué es? La primera vía de financiamiento se conoce en inglés con el término Friends, Family and Fools (Amigos Familia y Tontos en inglés). Consiste en pedirle dinero a gente que confía en ti porque cuando estás empezando a emprender y no tienes un historial que te respalde.
  • Monto de financiamiento: Son pequeños, debajo US$2,500. Es muy raro que con este esquema pueda levantar más.
  • Ventajas: Puede levantar dinero muy rápido.
  • Desventajas: No son inversionistas muy sofisticados, no están acostumbrados a invertir por lo tanto puede ser que a cambio de ese dinero se puedan meter en tu negocio y a darte consejos y no hay peor cosa que recibir consejos de alguien que no tiene experiencia, eso te puede quitar tiempo y desviarte de tus metas.

2. Crowdfunding

  • ¿Qué es? Esta segunda opción es relativamente nueva. El crowdfunding o crowdinvestment consiste en plataformas en donde puedes publicar tu proyecto. Si lo aceptan, se publica para que gente puede invertir en tu proyecto. Las opciones se dividen en plataformas de deuda, inversión de capital, recompensas (servicios o productos), incluso en donaciones.
  • Monto de inversión: Hasta US$100,000
  • Ventajas: Tiene cierto respaldo de este intermediario que ya revisó que todo esté en orden. Te da publicidad para que muchas personas inviertan.
  • Desventajas: Muchos inversionistas a quien rendir cuentas, que terminan convirtiéndose en clientes. Además, si no logra levantar los fondos pierde mucho tiempo en la campaña de marketing.

3. Capital semilla e inversionistas ángeles

  • ¿Qué es? Son particulares que quieren ayudar al ecosistema emprendedor. También se les conoce como smart money o dinero inteligente porque, además de que invierten dinero en tu empresa, aportan consejos, asesoría y talleres para abrirles puertas a los nuevos proyectos. En resumen, se trata de inversionistas que asumen un riesgo en favor del ecosistema. En esta opción pertenece Shark Tank.
  • Monto de inversión: Entre US$5,000 y US$25,000
  • Ventajas: Es dinero inteligente, tiene contactos que abrirán puertas y pueden darle mentorías.
  • Desventajas: Los montos son limitados, entonces no hay mucho dinero de los inversionistas ángeles.

4. Venture Capital

  • ¿Qué es? Conocido también como capital de riesgo, se tratan de fondos que invierten en startups en fase de crecimiento, cuyo potencial y riesgo son altos. A cambio entregan un porcentaje accionario del emprendimiento.
  • Monto de inversión: De US$25,000 a US$1,000,000.
  • Ventaja: Son firmas que entienden el riesgo y saben dónde invertir sus recursos, con un margen más amplio para su proyecto si está maduro.
  • Desventaja: Son viejos lobos de mar, son muy buenos para las finanzas y los números. Si usted es un emprendedor poco sofisticado podría terminar con unos términos que no sean tan benéficos para usted. Si su empresa no tiene una oferta de valor muy grande, no puede defender la valuación por el dinero que está tratando de levantar y puede terminar cediendo un porcentaje amplio de tu compañía.

5. Concursos

  • ¿Qué es? Consiste en eventos, organizados por marcas y fundaciones para apoyar al ecosistema emprendedor. Lanzan convocatorias, y si te seleccionan, pasas a una etapa de speech donde presentas su empresa en público, jurado. Si te seleccionan, recibes un premio en efectivo.
  • Monto de financiamiento: Entre US$5,000 y US$1,000,000.
  • Ventajas: Recibes recursos sin demasiadas restricciones para destinarlos a tu proyecto.
  • Desventajas: Corre el riesgo de entrar en un círculo vicioso de “cazarrecompensas”. Se conviertes en un experto en ganar concursos y recibir dinero, pero la prueba de que su negocio funciona es que los clientes paguen por el servicio o producto que y no que a una marca le guste su speech y le dé dinero. Además, los premios generalmente no están alineados a la propuesta de valor y no ayudan a validar si su negocio es bueno o no.

6. Incubadoras y aceleradoras

  • ¿Qué es? Se trata de un proyecto, empresa o centro que tiene como objetivos crear y desarrollar pequeñas empresas y apoyarlas en sus primeras etapas de vida.  La mayoría proveen espacios físicos y acceso a equipo de cómputo, además de asesoría para acceder a programas de financiamiento, bajo esquemas de costo muy baratos o incluso gratuitos, pues la mayoría vienen de la iniciativa pública. Normalmente, te ayudan a diseñar tu plan de negocios, marketing y finanzas.
  • Las aceleradoras se enfocan en empresas que ya están en desarrollo y buscan convertir ideas sólidas en beneficios reales para las empresas apenas salgan al mercado.
  • Ventajas: Te dan estructura y ayudan si no tuviste una educación formal de negocios, además te auxilian a llenar lagunas informativas que puedas tener, además de que te acercan después a inversionistas institucionales, incluso fondos de Venture Capital, en resumen te ayudan a poner la tienda en orden y a que seas susceptible de levantar inversión.
  • Desventajas: Pueden meterte en un ciclo de parálisis por análisis. Las formalidades para hacer el plan de negocio y marketing. Puedes creer que nunca estás listo para lanzar y eso te mata como emprendedor. También las asesorías con expertos, pues uno puede inspirarte y el siguiente contradecir lo que pensabas hacer.

7.  Banca

  • ¿Qué es? Un crédito tradicional que solicitas en una entidad financiera con esquemas de préstamo para Micro, pequeñas y medianas empresas.
  • Ventajas: Usted decide completamente el uso de los recursos obtenidos.
  • Desventajas: Mientras las rondas de inversión no llevan intereses, pues alguien está comprando capital de su empresa con los riesgos asociados, el banco, pierda o gane, gana porque cobran comisiones sobre el préstamo. Así que, si fracasa su emprendimiento, tendrá que pagar el monto solicitado.

No cometa estos errores

1.       Propuesta de valor sin solidez.  Evite levantar dinero solo por hacerlo. Si no tiene tracción ni el proyecto en las manos acabará quemando su reputación o cediendo un porcentaje alto de su empresa.

2.       Mala presentación. No trate de levantar dinero sin tener una buena presentación o deck, como se le llama a la presentación de tu empresa. Procure que esté claro el problema que está resolviendo, cómo hará dinero, y quién es el equipo, en fin, vaya preparado para explicar su negocio.

3.       Tiempo parcial. Se trata del típico emprendedor que llega a la presentación y dice: yo tengo otros tres trabajos, y en las tardes le dedico un rato a esta empresa. “Eso casi asegura que no le van a dar el dinero”.

* Artículo de Arturo Solís, en alianza con Forbes México y Centroamérica