Cómo instalar un negocio de serigrafía en Guatemala

Aún con la modernización tecnológica en el área de confección y oferta de vestuario el negocio de serigrafía sigue siendo una oportunidad ya que se adapta a la tendencia actual de personalizar las prendas, opina Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textiles (Vestex).

Equipo como el pulpo de serigrafía es la parte fundamental del negocio.  (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Equipo como el pulpo de serigrafía es la parte fundamental del negocio. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Para ese tipo de negocio se usa el denominado pulpo de serigrafía que permite colocar la serigrafía a varias prendas a la vez.

“La labor de serigrafía tiene aún mucha validez, se pueden hacer decoraciones muy bonitas. Aunque hay diversidad de tecnología para prendas, también existe ahora la tendencia de personalizarlas o incluir detalles especiales para quien las requiere”, agrega el empresario y directivo de Vestex.

El directivo recomienda que para decidir hacer alguna inversión los emprendedores deben dar todos los pasos necesarios para lanzar cualquier negocio:

  • Estudiar el mercado. Es un mercado muy competido pero aún hay espacio para más oferta y aprovechar las tendencias.
  • Analizar capital disponible o financiamiento para inversión en el equipo, suministros e instalación.
  • Visión de ventas. Aunque se puede instalar un establecimiento en un local o centro comercial, también se debe ampliar la visión de ventas.
  • Venta de uniformes para empresas, es un ejemplo de visión. Además establecimientos educativos, asociaciones, equipos deportivos, reuniones anuales de exalumnos o agrupaciones, a los cuales pueden ofrecer uniformes, camisas deportivas o conmemorativas.
  • Otra opción es montar su propia línea de ropa, aspecto que puede combinarse con diseños, moda, tipo de mensajes, ocasión o temporalidad. Incluso las personas pueden llevar las fotografías que desean para ser colocada en la prenda solicitada.
  • Muchas marcas subcontratan empresas de serigrafía, aspecto que puede ser otra oportunidad.

Aunque al hablar de serigrafía principalmente se piensa en playeras o camisas polo esa técnica se puede trabajar en pantalones, ropa para bebés, sobrefundas, sudaderos, uniformes deportivos. “No tiene límite” menciona Ceballos.

La ventaja de las prendas de vestir, como a las que se puede colocar serigrafía, es que se pueden vender en cualquier lugar y aunque se necesitan permisos de registros normales para las empresas o negocios no es un negocio restrictivo como alimentos o medicina que requieren una licencia sanitaria y otros permisos, refiere.

Inversión

Según la experiencia de Ceballos se necesitará invertir alrededor de Q70 mil para la maquinaria y equipo para instalar un negocio de esa naturaleza.

Entre la maquinaria por ejemplo, hay pulpos de serigrafía de fabricación local y tienen un costo de alrededor de Q60 mil, incluyendo el quemador de marcos y el marco que tensa la tela.

Además se necesitaría la inversión de entre Q5 mil y Q10 mil en materiales para arrancar el negocio como tintas, otros marcos y las playeras o prendas que vayan a ofrecer.

El retorno de inversión es variable, pero puede ser entre uno y dos años, menciona el empresario.

La prenda se puede terminar en el mismo día y los precios de las playeras pueden ir desde Q30 hasta Q500, dependiendo del diseño o tipo de tela que se trabaje.

Capacitación

Otra necesidad para el negocio es la capacitación, por ejemplo, aprender la técnica de serigrafía. Hay varios lugares donde dan cursos como en Vestex, organización que integra la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport). Además en el Instituto Técnico de Capacitación de Productividad (Intecap) hay varios cursos de confección y técnicas específicas, o las empresas proveedoras de esta maquinaria.

Al tener la maquinaria y haberse capacitado, solo se requiere una persona para operar el negocio ya que una persona puede imprimir, secar, planchar y salir a vender o hacer negocios, indica Ceballos al hablar de la versalitidad al que debe estar dispuesto quien quiera iniciar un negocio de estos.

“Se pueden hacer diseños propios o adecuados a cada cliente, porque la gracia la tienen las tintas, los negativos que se elaboren y los marcos”, comenta.

La técnica consiste en que se envía un dibujo y en la quemadora de marcos se hace una especie de negativo (aunque le llaman comúnmente positivo), ya que todo lo que va a pintar no lo marca dentro del dibujo. Se coloca una emulsión y se quema el mesh en la parte que lleva la tinta y se queda el resto de la tinta. Luego se coloca en el marco.

“Para el mercado local y para empezar un negocio la serigrafía tiene mucha validez y aún se usa bastante porque lo que está de moda es que las cosas sean individuales”, enfatiza Ceballos.

La maquinaria mencionada es para producción local, ya que si se decide exportar necesitará maquinaria más grande y automática, agregó.

Otras opciones

Sublimado

El sublimado es otra técnica que ha permitido modernizar al sector de vestuario y textiles. Se trata de diseños en computadoras manejados en programas informáticos que se transfieren a un papel y este se monta en la tela.

Para empezar un negocio no hay necesidad de adquirir una máquina grande, ya que hay maquinaria más pequeña que puede usarse por emprendedores, expone Ceballos.

Hay algunas con costos de Q40 mil, sin embargo estas tienen la limitante del tamaño, otras con mayor capacidad son de alrededor de Q90 mil. Estas permiten hacer uniformes personalizados ya que con el programa informático con que cuenta se puede personalizar cada camisola con número, nombre u otros detalles, o para promocionales.

Grupo Siltex, empresa de capital salvadoreño que opera en Guatemala, ofrece para emprendedores equipo para sublimación como la impresora TS30 y la plancha o calandra PTS950 por unos Q99 mil, y dependiendo del récord crediticio se les puede brindar financiamiento por entre Q60 mil y Q80 mil, explicó el gerente Mauricio Silhy.

Se trata de equipo semiprofesional que tiene capacidad de imprimir 500 camisas diarias.

Dicha firma tiene una alianza con las marcas Mimaki y Metalnox para brindar créditos y mantener suministros de tintas, servicios y repuestos en el país, expuso el ejecutivo.

También hay maquinaria para sublimar artículos y accesorios como tazas y vasos, lapiceros, porta vasos, sandalias, azulejos.

“La sublimación no se limita a un solo producto” agrega Silhy.

Otras marcas también ofrecen ese tipo de maquinaria en Guatemala.

Este es uno de los modelos de máquinas de sublimado que se expusieron en el Apparel Sourcing Show en el país. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Transfer

La máquina de transfer, para colocar imágenes resaltadas, es otra de las opciones mencionadas por el directivo para quienes estén interesados en un negocio. Estas pueden costar unos Q5 mil pero se debe tener en cuenta en los costos que el papel para ejecutar esa técnica es caro.

La empresa de Ceballos fabrica las camisas del equipo de fútbol de Cobán, y en esa ciudad, usando mencionado mecanismo se personalizan con el nombre del cliente que así lo desee.

“A las personas les gusta llevar su recuerdo y que digan su nombre y su número”, comenta.

 

0