Diez claves para emprender y luego vender

Todo negocio debe estar listo para la venta, y la culminación del éxito de un emprendedor es lograr un “exit” y que un inversionista compre su empresa.

Publicado el
No es coincidencia que los emprendedores que venden una vez su empresa luego terminan vendiendo sucesivamente más empresas. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)
No es coincidencia que los emprendedores que venden una vez su empresa luego terminan vendiendo sucesivamente más empresas. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Los startups, así como realmente cualquier empresa sin importar tamaño ni edad, deben estar siempre preparadas para la posibilidad de ya sea recibir inversión, fusionarse, o ser adquiridas.
 


El gran problema que tenemos en Latinoamérica es que es de las pocas regiones donde todavía el pensamiento es “me voy a quedar con mi empresa para siempre” o peor aún, “esta empresa es para mis hijos y sus hijos” cuando ese argumento ya es completamente obsoleto.
 
No es coincidencia que los emprendedores que venden una vez su empresa luego terminan creando, creciendo y vendiendo sucesivamente tres, cuatro, o cinco y hasta más empresas a lo largo de sus vidas. A continuación, las 10 cosas más importantes a saber y hacer para lograr inversión y ser adquirido. 
               
1. Establezca una base sólida desde el comienzo
Al igual que una casa o edificio que deben tener una fundición sólida, las empresas tienen que ser creadas con un buen fundamento desde el inicio. De todas formas, se requiere gastar en abogados para formar la empresa y contadores para mantener las cuentas. Vale la pena el 50% adicional para crear actas de constitución de sociedad que permitan la fácil compra-venta de acciones.
 
2. Tenga su resumen ejecutivo al día
Es importante tener un resumen ejecutivo redactado y listo para reenviarlo a un potencial inversionista o comprador. Este debe poder explicar las virtudes del negocio. Es necesario actualizarlo cada trimestre, y mínimo, anualmente.
 
3. Observe la competencia
Aparte de observar la competencia para sobrevivir en el mercado, es importante observar particularmente a competidores que han logrado conseguir capital, fusionarse o ser adquiridos. Hay que entender a estas empresas y cuál fue el valor que mostraron a los inversionistas.
 
4. Intente construir un estado realista de flujos futuros
Esto es importante porque, cuando capte el interés de un inversionista o comprador, su primera intención será cortar el valor de sus activos en por lo menos 40%, y uno tiene que fundamentar, respaldar y defender con argumentos válidos que no le descuenten del monto de venta una proporción tan alta. 
 
5. Rodéese de mentores o asesores que ya han hecho esto antes
Existen muchas personas y profesionales que pueden ser mentores y no necesariamente asesores contratados. Hay que buscar rodearse de personas y emprendedores que ya han logrado conseguir inversión o vender su empresa e invitarlos al Board of Advisors de la empresa.
 
6. Todo toma más tiempo de lo que uno piensa
Esto no necesita explicación, sin embargo, para efectos prácticos y como regla general, hay que asegurar, sin importar la etapa en que se encuentre la empresa, que esta tenga al menos un año completo de fondos para aguantar mantener la operación sin tener ingresos.
 
7. Intente seducir a un empleado clave de uno de sus competidores
Es la misma historia de cuando Steve Jobs contrató al ejecutivo de Pepsi John Sculley y le dijo la famosa frase: “¿Quieres vender agua azucarada por el resto de tu vida, o quieres venir conmigo y cambiar el mundo?”. Esta contratación clave elevó el estatus de Apple. Hay que estar preparados para darle a este empleado un pedazo de la compañía para que se anime a tomar el riesgo y dejar un buen puesto en una empresa más grande y mejor establecida.
 
8. Deje hasta el 15% de la empresa a los empleados claves
Aquí no hay que escatimar. Lastimosamente, los empresarios latinos en particular tienden a fallar. Hay que darle hasta un 15% a los empleados y ejecutivos claves en un startup para que al ser ellos también dueños, luchen por el mayor éxito de la empresa. Lo importante para asegurar que no se acomoden es que la cláusula de Equity diga que tienen que trabajar al menos tres años con la empresa para poder ejecutar sus acciones.
 
9. Siga de cerca las noticias del sector o industria
Las noticias relevantes al sector en el cual la empresa opera son importantes fuentes para tener un pulso de qué está pasando en fusiones y adquisiciones.
 
10. Tenga unos 10 posibles inversionistas en su red de contactos
Esto es clave, porque cuando el momento adecuado venga, uno ya tiene a 10 personas a un email o llamada de distancia que uno puede ofrecerles la oportunidad de inversión o adquisición. Para llegar a tener esta lista de 10, hay que ser atrevido y llamar a las personas, presentarse, ponerse a las órdenes, no tener miedo de hablarle a nadie, uno es empresario y dueño de su propio negocio, un reto que la minoría de las personas asume en sus vidas, así que hay que tener la certeza y orgullo de eso y saber que no hay inversionista o comprador muy grande a quien uno le puede hablar y presentarse en cualquiera etapa.  
 
* Rod Robertson es fundador de Briggs Capital en Boston, firma especializada en fusiones y adquisiciones. Ha dirigido más de 50 firmas encargadas de transacciones y fondos de inversión. Artículo con contribuciones de Estuardo Robles.