¿Habrá cambio de superintendente en la SAT? La decisión se conocerá antes del 28 de enero

El Directorio de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) inició este martes la evaluación del superintendente Abel Cruz Calderón y en los siguientes días se conocerá la posición si continúa en el cargo o bien es destituido.

Abel Cruz Calderón fue removido de la jefatura de la SAT.  (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Abel Cruz Calderón fue removido de la jefatura de la SAT. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Los integrantes del Directorio –presidido por el ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci y las directoras Adriana Estévez Clavería y Silvia Liliana Castillo–, admitieron ayer el informe que Cruz Calderón presentó sobre el desempeño de la recaudación tributaria en 2019 y empezaron con la evaluación.

La medición incluye varios indicadores fiscales y macroeconómicos y está en los términos cuantitativos y cualitativos. Los próximos días serán decisivos para en el administrador tributario.

El informe

Parte de la exposición que presentó el superintendente se fundamentó en el nuevo cálculo de la producción nacional por medio del Sistema de Cuentas Nacionales (SCN) año de referencia 2013, con el que se midió el PIB el año pasado con un resultado de crecimiento del 3.5%.

Le puede interesar: ¿Cómo afectarán a Guatemala las tensiones por la guerra comercial y el petróleo?

Cruz Calderón informó sobre el desempeño de la recaudación tributaria, así como de cada uno de los impuestos y brindo un contexto del comportamiento, basado en factores internos y externos.

Tanto el presidente y las directoras estarán convocando a una próxima reunión para aclarar las dudas de la presentación, en la cual pueden recurrir de apoyo de los técnicos del Ministerio de Finanzas, procedimiento que está en ley.

En 2018, las directoras y el entonces ministro de Finanzas Julio Héctor Estrada emitieron una votación en la cual se destituyó como superintendente a Juan Francisco Solórzano Foppa, por no haber alcanzado la meta de programación.


El presidente Alejandro Giammattei Falla, declaró que uno de sus objetivos en ampliar la base tributaria, para incrementar la recaudación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Fecha límite

En la reunión también se estableció un calendario y, de acuerdo con los plazos preventorios, el próximo martes 28 se tendría que dar la resolución de la evaluación.

Eso significa que corre un espacio en el cual también el superintendente puede defenderse de las dudas que presenten los directores sobre su informe de desempeño.

A principio de año, las anteriores autoridades del Ministerio de Finanzas presentaron el balance de cierre, y la recaudación alcanzó los Q62 mil 591 millones, monto que fue menor en Q1 mil 433 millones a la meta o sea la brecha fiscal.

La programación era de Q64 mil 27 millones y esta será la misma meta para 2020, ya que el Congreso no aprobó el presupuesto.

En términos porcentuales, la recaudación tributaria creció 6.4% con respecto al 2018.

Al hacer un desglose por rubro, el impuesto sobre la renta (ISR) tuvo un recaudo de Q17 mil 98 millones, con crecimiento del 5.3% con relación al 2018; al valor agregado doméstico (IVA), Q14 mil 611 millones y 10% de incremento y en el IVA importaciones, la cobranza fue de Q15 mil 308 millones con 5.7% de incremento, según el boletín.

“No se puede empezar de cero”

David Casasola, analista del el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), dijo ahora se entra en un plano de incertidumbre en la decisión que pueda adoptar el Directorio: si confirma al superintendente o bien, procede a su destitución.

“Es importante que exista continuidad y seguimiento a los proyectos de la administración tributaria porque no se puede empezar de cero”, aseguró.

Precisó que hasta este momento se desconoce qué pueda pasar con el superintendente Cruz Calderón y con los intendentes, pero si hubiera cambios se debe asegurar la continuidad de los proyectos.

Recordó que se debe aprovechar que, en este año, no se aprobó una meta de recaudación tributaria y que queda la misma del 2019, por lo que se tiene todo para evaluar la continuidad de los planes e implementar las nuevas estrategias para poder lograr la programación.

Ricardo Barrientos, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), consideró que se debe fortalecer la SAT, ya que, a su criterio, se encuentra con ciertas debilidades que hay que corregir.

El superintendente Abel Cruz Calderón fue nombrado en 2018 y tiene trayectoria en la SAT. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Acciones a corto plazo

Las nuevas autoridades enfrentan múltiples desafíos en el tema fiscal, para lograr los compromisos planteados en la Política General de Gobierno (PGG), que pueden poner en riesgo la ejecución de los planes.

Las primeras presiones están en el cumplimiento de los pactos colectivos en los ministerios de Educación, Salud y Gobernación, que se necesitan unos Q1 mil 800 millones, pero existen otros compromisos que los llevará a realizar una solicitud de ampliación presupuestaria de Q6 mil millones.

Una de las prioridades que anunció el presidente Alejandro Giammattei Falla en su plan de Gobierno será fortalecer la SAT, combatir la evasión y el contrabando aduanero.

Parte de las acciones que anunció serán ampliar la base tributaria y mejorar la cobranza.

Los organismos financieros internacionales y las agencias de calificación de riesgo país, señalan como un problema estructural la baja carga tributaria en Guatemala.

Al 30 de noviembre del 2019, el endeudamiento con relación al PIB era de 25.9%, que es razonable y existe margen.

Sin embargo, la principal nota es la relación de la deuda pública con los ingresos, que a esa fecha se ubica en 273%.

Combate a la evasión

Antes de hablar o estructurar una reforma tributaria, se debe combatir la evasión en los impuestos sobre la renta (ISR) y valor agregado (IVA), según un análisis de la Asociación de Investigación de Estudios Sociales (Asíes) sobre las finanzas públicas.

Es posible mejorar la recaudación tributaria, implementando acciones para reducir la evasión del ISR y del IVA, que se proyecta que el incumplimiento en 70% y del IVA en 37.9%, según los estudios del 2019.

Lea además: Por qué Tikal y otros destinos bajaron de categoría en clasificación turística (y qué hace falta)

En términos absolutos, la cantidad es de unos Q24 mil 700 millones para sobre la renta y unos Q16 mil 566 para el valor agregado. Entonces, se calcula que se dejan de percibir unos Q41 mil 266 millones.

El sistema tributario del país descansa en ambos impuestos, es decir, que en la estructura general, son los más importantes en cobranza.

Contenido relacionado

> ¿Cuánto deja de percibir Guatemala cada vez que no se alcanza la meta tributaria?

> Economía guatemalteca se vislumbra con mayor optimismo para el 2020

> Así cerraron los 17 sectores en los que se divide la economía de Guatemala este 2019