Harry Potter es amante del café y decidió invertir en finca cafetalera de la región

La magia no es la única pasión del protagonista de Harry Potter, también el café está entre sus preferencias y decidió invertir en el sector.

El actor se tomó una fotografía con el propietario de la finca cafetalera. (Foto Prensa Libre: José Cuellar)
El actor se tomó una fotografía con el propietario de la finca cafetalera. (Foto Prensa Libre: José Cuellar)

El actor de Harry Potter ha mostrado su interés por el sector cafetalero de Centroamérica y se convirtió en socio de una finca de café en Honduras, informó el propietario de Finca Jerusalén.

Daniel Radcliffe no solo está interesado en el mundo del cine, sino que también es un amante del café.

José Cuellar, dueño de la Finca Jerusalén publicó en sus redes sociales que el actor británico quedó tan fascinado con el sabor del café que decidió invertir en el sector.

“Él (Daniel Radcliffe) es amante de nuestro café, lo toma cada día de su vida y tiene mucha pasión por el buen café y nuestra finca. Te esperamos pronto para que podamos hacer mucha magia con nuestro café y procesos”, escribió el hondureño radicado en Estados Unidos.

“Café de Finca Jerusalén, Trinidad, Santa Bárbara y él es ahora nuestro socio y amigo”, confirmó Cuellar, quien es el encargado de exportar café hondureño.

La noticia ha circulado rápidamente, tanto que el propio presidente de Honduras Juan Orlando Hernández lo compartió con sus más de 390 mil seguidores en Twitter.

Radcliffe no es el único famoso interesado en el café, también Michael Douglas está analizando invertir en el municipio de José Santos Guardiola en Islas de la Bahía, escribió el diario La Prensa de Honduras.

Contenido relacionado:

>Beber café puede ayudarle en su rutina de ejercicios

>Tomar café le puede servir para prevenir algunas enfermedades

>El café puede ser su bebida favorita, pero, ¿le hace más productivo?

1

Manuel Vargas Hace 2 semanas

Guatemala puede ensanchar el comercio bilateral con cualquier país, utilizando bancos para intercambiarse divisas. Por ejemplo, los bancos de Guatemala pueden negociar con los ticos, cambiarse 100 mil dólares en quetzales y colones costarricenses. (Los ticos les mandan 100 mil dólares en colones y los guatemaltecos le mandan a los ticos 100 mil dólares en quetzales). Los montos en específico a intercambiarse los pueden negociar con importadores y exportadores de cada país.