Importadores preparan temporada de fin de año

Factores como escasez de contenedores, fletes y el dólar motivarían búsqueda de otros mercados.

Publicado el
En junio comienza el proceso de importaciones para atender el comercio de fin de año. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
En junio comienza el proceso de importaciones para atender el comercio de fin de año. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Comerciantes comienzan a prepararse con pedidos de productos para atender la temporada de fin de año y comienzan a reflejarse algunos variables con el tipo de cambio, el incremento de los costos por transporte ante la escasez de contenedores y materias primas.

En junio, importadores hacen las liquidaciones de los bienes que se importan y que se comercializaran en octubre, noviembre y diciembre con los fabricantes que demandan más dólares en el mercado y tienden a registrarse sesgo hacia al alza.

La fecha coincide con un alza de los fletes marítimos, incrementos de materias primas, que responden a la velocidad de la recuperación de las economías de los diferentes países.

Para el caso de Guatemala, se espera que las importaciones se vayan a dinamizar; entretanto, existan restricciones para el consumo, será difícil que la reactivación de las importaciones sea completa como en años anteriores y sea un condicionante para las compras en el mercado exterior.

En general, se observa un mejor dinamismo con respecto al 2020.

Por efecto de costos, la mayoría de los bienes que se comercializan en la época de fin de año y materias primas procede de la República Popular de China que ante los efectos de la pandemia y la escasez de contenedores elevo los precios de los servicios, que podría impactar en los volúmenes.

Ante el encarecimiento de los fletes, algunos importadores están buscando Alternativas con proveedores de Brasil, para reducir costo y mantener márgenes, y otros esperan la evolución a corto plazo.

Tipo de cambio

En el segundo semestre, y con el patrón observado en los últimos diez años, el dólar tiende a deslizarse hacia el alza, por la demanda que se origina para pagar las importaciones, pero ahora existe un factor que hay un exceso de dólares que lo neutraliza.

Lea también: Préstamos se han usado solo el 5% y la explicación de tan baja ejecución

Amador Carballido, director general de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), expuso que se entra a una temporada en la cual la importación se hace fuerte, y hay presión al dólar probablemente para una reevaluación y que se observe en las siguientes semanas o meses.

Carballido aclaro que el banco central ha tratado de mantener cierta estabilidad porque la economía esta influencia por la gran cantidad de divisas por remesas familiares y eso siempre tira la moneda a una reevaluación porque existe un exceso.

El 16 de junio, la referencia del dólar fue de Q7.74, pero el 1 de junio en Q7.72, y el ano

empezó con una tasación de Q7.79.

Gabriel Escobar, gerente general de Ranero Logistic, precisó que desde principio de mes los importadores empezaron a hacer sus pedidos a las fábricas en China y el pago de anticipos para embarcar las mercancías, no obstante, confirmo que el encarecimiento de los fletes es una preocupación que puede reducir los volúmenes.

Confirmo que otros importadores están analizando opciones de compra en Brasil, para calzado, ropa, juguetes, y otros enseres de la temporada de fin de año, como un sustituto de proveedores de China, mientras aquellos comerciantes que tenga inventario que no lograron colocar en 2020, ahora lo van a comercializar.

Pedro Barnoya Sanchinelli, directivo de la Cámara de Cooperación China- Guatemala, dijo que antes de la pandemia un flete desde china rondaba entre US$2 mil 500 a US$3 mil, luego paso a US$6 a US$8 mil y en la actualidad se cotiza entre US$10 mil a US$13 mil.