Inauguran puesto de control aduanero y Giammattei invita a evitar la cultura de defraudación y entrar a la de pagar impuestos

El Gobierno de Guatemala y a la SAT inauguraron Puesto de Control Interinstitucional en Pasaco, Jutiapa.

Publicado el
Puesto de Control Interinstitucional (PCI) en Entre Ríos, Puerto Barrios, Izabal. Este 7 de enero se inauguró un puesto igual en Pasaco, Jutiapa. (Foto Prensa Libre: SAT)
Puesto de Control Interinstitucional (PCI) en Entre Ríos, Puerto Barrios, Izabal. Este 7 de enero se inauguró un puesto igual en Pasaco, Jutiapa. (Foto Prensa Libre: SAT)

Con el objetivo de evitar el contrabando aduanero y la defraudación fiscal, este jueves 7 de enero el presidente Alejandro Giammattei, junto a representantes del Consejo Interinstitucional para la Prevención, Combate a la Defraudación Fiscal y al Contrabando Aduanero (Coincon), y personal de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), inauguró el Puesto de Control Interinstitucional (PCI) en Pasaco, Jutiapa.

El PCI es el tercero de los 12 que contempla el proyecto de Coincon en todo el país, el cual tuvo un costo de US$300 mil que donó el gobierno de Estados Unidos, por medio de la Sección de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley (INL) de la Embajada de los Estados Unidos de América en Guatemala.

Estos PCI tienen como misión frenar el contrabando y el comercio ilegal como drogas que vienen

Marco Livio Díaz, jefe de la SAT, dijo que hasta el momento se han instalado 3 PCI en el país, uno en Pajapita, San Marcos, en mayo de 2020; el segundo en Entre Ríos, Puerto Barrios, Izabal, en septiembre de 2020 y ahora el tercero en Pasaco, Jutiapa.

Lea además: Mixco amplía las rutas exprés con dos nuevas líneas que funcionarán con sistema prepago

Dijo que los PCI responden al plan estratégico de la SAT especialmente para aumentar la eficiencia del servicio aduanero mediante el incremento de controles para disminuir la defraudación y el contrabando aduanero.

El presidente Alejandro Giammattei agradeció al gobierno y pueblo de Estados Unidos por la contribución que hacen para que Guatemala luche contra un mal que como lo es el contrabando, la defraudación fiscal y la defraudación aduanera.

“Nosotros no deberíamos tener los problemas fiscales que tenemos si tuviéramos un sistema de control robusto. Muchas personas se preguntan por qué decidimos aumentar los controles el año pasado  y la respuesta es sencilla; tener salud, tener seguridad, tener todo un sistema educativo que funcione de primer orden requier de dinero y ese dinero tiene que venir de los impuestos”, dijo Giammattei.

Expresó que Guatemala tiene los impuestos necesarios, pero que se busca que sean recaudados adecuadamente.

“Es intolerable para este país tener una defraudación aduanera y una evasión fiscal y contrabando que superen los Q20 mil millones al año”, expresó.

Dijo que las mafias que viven del contrabando se sienten ofendidas por este trabajo de control, pero que el gobierno seguirá luchando contra la evasión, defraudación y contrabando.

Lea además: “Nosotros tenemos la obligación de vacunar a toda la población de manera gratuita”, dice ministra de Salud respecto del covid-19

Giammattei añadió que Guatemala y sus habitantes se merecen y tienen derecho a un sistema de seguridad, educación y salud de primer orden, pero eso va de la mano con el pago de impuestos de forma justa.

“Hay que pagar los impuestos, porque es la mejor manera que tenemos para poder hacer y engrandecer nuestro país y la lucha porque se recaude más debe ir íntimamente ligada con la lucha contra la corrupción, para que podamos ver entonces que esos ingresos fiscales se utilizan en su justa y verdadera dimensión en los programas de desarrollo humano que Guatemala requiere”, dijo el mandatario.

“Dejar la cultura del contrabando, la defraudación, y la evasión es una responsabilidad de todos los guatemaltecos, para cambiar a una cultura  de pago, de pago de nuestros impuestos y cambiar la cultura que ha habido en el Organismo Ejecutivo de lapidar los recursos, de robarse los recursos”, añadió Giammattei.

William W. Popp, embajador de Estados Unidos en Guatemala explicó que la donación para los PCI son un compromiso de ese país para el trabajo con Guatemala, pues juntos trabajan para que fronteras y carreteras del país sean más seguras.

Dijo que buscan combatir organizaciones criminales y fortalecer la economía y por eso se diseñaron estos puestos de control con referencias de las mejores prácticas que tiene Estados Unidos y las adaptaron a prácticas locales y esto permitirá  que la aduana, la PNC y los ministerios de Salud y Agricultura sirvan mejor a las comunidades.

Refirió que los puestos de control impedirán que las organizaciones criminales transnacionales se nutran del pueblo guatemalteco y en lugar de esto estos esfuerzos van a recuperar ingresos fiscales para que puedan servir para impulsar la economía local y empleo formal.

“A pesar de los enormes desafíos del año pasado este puesto de control es una muestra de nuestra continua colaboración para mejorar la seguridad y prosperidad de Guatemala”, concluyó Popp.

Lea también: Buses sobrecargados, una bomba de tiempo en medio de la pandemia de coronavirus

Desnutrición

El presidente Giammattei anunció que la semana entrante le entregarán a 200 mil niños, que tienen entre 6 y 24 meses y con algún problema de desnutrición, un suplemento alimenticio que recibirán cada mes para hacer una papilla y así no tengan ese problema.

Explicó que los fondos para ese proyecto salieron de ahorros en gastos de la Presidencia que ascendieron a Q65 millones.

Dijo que también de ahorros de programas del Gobierno de obtuvieron Q700 millones para la compra de vacunas contra el covid-19.

Confirma al jefe de la SAT

Giammattei también mencionó que el jefe de la SAT,  Marco Livio Díaz, está preocupado porque no cumplió con la meta de recaudación y en otra ocasiones eso ha sido motivo de cambio, pero confirmó que junto al ministro de Finanzas decidieron pedirle al Directorio de la SAT que confirme Díaz en el cargo.