Inmovilizan bomba de combustible por estar mal calibrada

Detectan que bomba no despachaba “cabal” el galón de diésel a los consumidores. 

Personal de la Dirección General de Hidrocarburos procede a inmovilizar una bomba de despacho de diésel que se encontraba mal calibrada en un estación de servicio de la ciudad capital. (Foto Prensa Libre: Diaco)
Personal de la Dirección General de Hidrocarburos procede a inmovilizar una bomba de despacho de diésel que se encontraba mal calibrada en un estación de servicio de la ciudad capital. (Foto Prensa Libre: Diaco)

En el primer día de operativos del Plan Centinela las autoridades inmovilizaron una bomba de una estación de combustible de bandera blanca en la zona 1.

La inmovilización significa que el propietario de la estación de servicio deberá hacer la calibración y tendrá un período de 24 a 48 horas para resolver, luego de una nueva inspección, explicó Carlos Vásquez, vocero de la Dirección de Atención al Consumidor (Diaco), entidad adscrita al Ministerio de Economía.

El portavoz dijo que al momento de hacer la verificación en la estación, ubicada en la 13 avenida y 5ta calle zona 1 de la capital, se detectó que la bomba que despachaba diésel no estaba calibrada, por lo que se levantó un expediente en conjunto con la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y la Dirección General de Hidrocarburos (DGH).

Lea además: Fitch Ratings alerta que tensiones políticas debilitan la economía en Guatemala

El vocero declaró que este fue el resultado del primer operativo que se realizó en estaciones de las zonas 1, 2, 6 y 12 de la capital, que verifican precios, medidas de seguridad, calidad del producto y calibración de las bombas de despacho.

“Si es el primer caso al propietario de la estación solo se le hace una advertencia y resolver la calibración, pero si es residente se proceden otras medidas administrativas”, subrayó.

Tercer caso

Vásquez afirmó que este es el tercer caso que se registra en lo que va del mes.  Los dos anteriores expedientes, se determinó el mismo procedimiento, es decir una mala calibración de las bombas de despacho de combustible.

Recordó que en esos casos las bombas eran de gasolina.

Baja gasolina, sube diésel

El monitoreo de precios de la DGH detalla que el precio de las gasolinas superior y regular registraron una baja, mientras que el diésel subió.

El informe detalla que la gasolina superior bajo Q0.29, para situarse el galón en Q27.21, mientras que la regular bajo Q0.30, para ubicarse en Q26.01.

Además, el galón de diésel pasó de Q22.995534 a Q23.20 en la modalidad de autoservicio, es decir que subió Q0.21.
Los precios en despacho en servicio completo son para la superior de Q28.11, regular, Q26.92, diésel, 24.5 y kerosina, Q30, detalla el informe de precios.

Factura petrolera

La factura petrolera o el costo por las importaciones de los derivados del petróleo se incrementó 19% en el primer semestre del año.

Del 1 de enero al 30 de junio último, la factura alcanzó los US$1 mil 373 millones —Q10 mil millones—, o sea US$222 millones más que en el mismo período del 2017, según estadísticas de la DGH del Ministerio de Energía y Minas (MEM).

El incremento del costo estaría asociado a las variaciones al alza que el barril de petróleo registró durante el primer semestre del año, según los análisis de esa dirección.

Entre los derivados que se importan y que se consumen en el mercado local está la gasolina, el diésel, gas licuado, gasolina para avión, asfalto, butano y kerosina.

Lea ahora: Artesanos y diseñadores presentan su oferta en la feria New World Craft con más de 100 colecciones

Esa tendencia de precio propició que los consumidores pagaran más por los derivados del petróleo.

En el primer semestre del 2017, la factura fue de US$1 mil 151 millones, mientras que, en el 2016, de US$908 millones y US$1 mil 150 millones en el 2015.

El informe de política monetaria, cambiaria y crediticia, que presentó el Banco de Guatemala al Congreso, señala que el precio promedio del barril de petróleo es de US$65.12.

El escenario alto lo ubican en US$72.71 y el bajo en US$58.20.

No obstante, hacen hincapié en riesgos al alza por factores geopolíticos y recortes de producción por los países productores.

Mientras que los riesgos a la baja apuntan a una menor demanda mundial y una mayor producción de esquisto por parte de Estados Unidos.

Más consumo

A pesar del incremento de precios al consumidor, el consumo registró un aumento de 5.6% de los derivados del petróleo.

En el primer semestre del año se consumieron 18.4 millones de barriles, lo que significa un incremento de un millón de barriles ya que en el mismo período del año pasado fueron 17.4 millones.

Contenido relacionado 

Tendencia alcista del barril de petróleo podría impactar al consumidor final
Tipo de cambio y precios del petróleo cierran brecha fiscal 
Caída en precio de crudo permitió ahorro