Innovar en pandemia: Cómo una diseñadora gráfica venció al cáncer y desarrolló una línea para el cuidado personal

El nuevo coronavirus cambió la manera de convivir, surgieron necesidades y emprendedores e innovadores guatemaltecos crearon soluciones, que se adaptan a la situación actual.

Publicado el
El reto de la innovación es crear algo nuevo al agregar ingredientes especiales, utilizar materiales novedosos o reciclables. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
El reto de la innovación es crear algo nuevo al agregar ingredientes especiales, utilizar materiales novedosos o reciclables. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

El impacto de la pandemia quedará plasmado en la historia, pero también será objeto de estudio y ejemplo de cómo se aplicó la innovación y la creatividad para desarrollar soluciones sanitarias y tecnológicas para sobrellevar y convivir con esta nueva enfermedad global.

Guatemala no será la excepción en dejar su huella en temas de innovación. Estos son algunos ejemplos de pequeños y medianos empresarios que contribuyen con su aporte en el “nuevo normal”.

En 2019, Ayleen Vásquez Santisteban, de 39 años, recibió una noticia inesperada. Le detectaron cáncer de tiroides, y desde entonces su vida cambió drásticamente.

Luego de un año de lucha venció la enfermedad, que le dejó grandes lecciones de vida. Como una terapia ocupacional a raíz de su diagnóstico, Vásquez se enfocó en hacer lo que más le gusta: la ilustración y el diseño gráfico.

Unió sus talentos y empezó a publicar en las redes sociales mensajes de ánimo, positivismo, amor propio, resiliencia, y sobre el cuidado de la salud a través de una versión ilustrada de sí misma. Así nació Payoyis, como le llaman por cariño en su casa.

El objetivo principal de Payoyis es ayudar a personas con enfermedades como el cáncer, que no tienen acceso a medicamentos o tratamientos por falta de recursos, como en cierto momento le tocó vivir a ella, y eso la llevó al siguiente paso.

El reto de la innovación es crear algo nuevo al agregar ingredientes especiales, utilizar materiales novedosos o reciclables, afirmó Ayleen Vásquez de Payoyis. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Cadena de favores

Vásquez afirma que para lograr el siguiente nivel en el proyecto ha contado con apoyo de familiares, amigos y emprendedores, para crear productos para el cuidado y protección personal ante la pandemia.

Parte de las ganancias se dona en medicamentos, víveres y, en un futuro próximo, tratamientos específicos para enfermedades como el cáncer.

Los productos bajo la marca Payoyis consisten en la elaboración de mascarillas de tela sublimadas de tres capas, con polypropileno de 90 gramos. Hay diseños propios de Payoyis y se pueden personalizar también. Hay tallas para niños, damas y caballeros.

Otro producto es gel de ducha para el baño diario en tres presentaciones melón/pepino, algas marinas y té verde; próximamente lanzarán uno de coco con menta.

Los geles están diseñados para hidratar la piel, desintoxicar, relajar y activar las células de la piel; además están libres de detergente y agentes que puedan causar daño como algunos jabones de baño de uso diario.

La otra línea es un aerosol desinfectante, que viene en tres fragancias: brisa floral, té verde y naranja/mandarina; es antibacterial y antiviral, contiene alcohol etílico al 96 por ciento; glicerina, para evitar la resequedad de manos a causa del alcohol, y se puede aplicar sobre cualquier superficie, ropa, zapatos o llaves.

“Yo misma pruebo los productos, ya que padezco rinitis, alergias y migrañas por fragancias muy fuertes o ingredientes que irritan la piel. Después de un cáncer como el de tiroides, uno se queda muy sensible a ciertos componentes, incluida la comida, así que todos los productos han sido diseñados para evitar eso”, señala Vásquez.

Puede encontrar los productos de Payoyis en la dirección de Facebook Payoyis Oficial

Ayleen Vásquez de Payoyis cuenta con el apoyo de otros emprendedores y personas que también padecen de enfermedades crónicas para la elaboración de los productos. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)