Insumos, mano de obra y transporte son más caros que hace un año (tres factores que provocarán alzas en productos agrícolas)

Un sondeo elaborado por la Cámara del Agro (Camagro) determinó que las constantes alzas en los costos de producción serán trasladadas a los consumidores.

Publicado el
La mitad de los productores (45%) prevé una reducción en el empleo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La mitad de los productores (45%) prevé una reducción en el empleo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Una encuesta sobre costos de producción, que incluyó a productores agrícolas, exportadores y cooperativas que se dedican al cultivo de 16 diferentes productos en todo el país, reflejó que la crisis de los contenedores ha encarecido el transporte y una gran cantidad de insumos, por lo que un incremento de precios ya es impostergable.

Pero además, el 91% de los productores del agro espera que los costos totales de producción se suban aún más en el 2022 comparado con 2021, por lo que 76% de ellos indicó que los precios a sus clientes se incrementarán el próximo año.

Charles Bland, presidente de la Cámara del Agro (Camagro), afirma que el costo de insumos como la urea se ha duplicado (100%+); el de los herbicidas se ha triplicado (300%+); y los alimentos para animales, ganado, aves, cerdos reflejaron aumentos de 40% a 50% más, mientras que el transporte interno subió entre 50% y 300%, según el destino.

“Dependiendo del tipo de cultivo, los insumos varían, como ocurre con cualquier producto. Pero, en promedio, los costos totales de producción se han incrementado más de 40%. Además, al menos 9 de cada 10 de los productores agrícolas reportaron que los costos totales de producción incluyendo costos directos e indirectos, aumentaron este año y el 91% espera que el próximo año continúe la tendencia.

Como consecuencia inmediata, siete de cada 10 productores indicó que los precios para sus clientes se incrementarán el próximo año.

Lo más caro

Los principales rubros de la matriz de costos de producción son la mano de obra (51%), los insumos agrícolas (34%), la seguridad (10%), y el transporte (5%). Sin embargo, el dato puede variar dependiendo de cada cultivo.

Por otro lado, un contenedor de exportación hacia USA (flete marítimo) en promedio aumentó 60% y los fletes hacia otros destinos (Europa y Asia) aumentaron entre 5 y 7 veces, en promedio. Debido a que existe una clara relación entre el incremento de costos para el productor agrícola y la rentabilidad, el 41% de encuestados respondió que espera un impacto negativo en los resultados financieros y el 37% espera tener menor flujo de caja.

Según los empresarios del sector, las cuatro variables de mayor impacto en los costos de producción los fertilizantes (48% de los encuestados); la mano de obra (34%); el transporte y el financiamiento (21%); y la seguridad (20%) .

Pero la mano de obra y los insumos constituyen más del 80% de los costos de producción de estos empresarios y el incremento de los costos es generalizado y los costos indirectos en general se han mantenido, a excepción del rubro de costos imprevistos.

Como efecto a mediano plazo, si la situación no mejora, la mitad de los productores (45%) prevé una reducción en el empleo.

Cargando

Solicitan apoyo

Por lo anterior, los directivos de Camagro solicitaron apoyo del gobierno para poder enfrentar este problema, lo que incluye priorizar la atención a la recuperación de la red vial, pues el deterioro de las carreteras y caminos rurales o a la ausencia de ellos, incrementa los gastos.

También piden eliminar el Impuesto Al Valor Agregado (IVA) a las importaciones de insumos agrícolas; reforzar las medidas de registro y control o inspección de las ventas de insumos agrícolas para combatir el comercio ilegal, incluyendo el contrabando y la falsificación o alteración de productos, mientras se avanza con una legislación que mejore la seguridad y eficiencia del sistema portuario nacional.

En cuanto a las estrategias que implementará el sector agroindustrial para enfrentar los impactos están la inversión en tecnología e innovación; productividad; disminución de gastos no esenciales; mayor control en el uso de insumos y buscar alternativas de materia prima.

Además, buscar ahorros, economías de escala, optimización de recursos; mejorar en el plan de producción sustentable con eficiencias; inversión en áreas de plantaciones jóvenes; diversificación; más agricultura de precisión, integración vertical, nuevos nichos de mercado; y aumento de precios de productos.