Javier Fernández-Lasquetty: “No debe existir un dilema entre economía y salud”

La agilización de la vacunación contra el covid-19 y aumentar las pruebas son clave para no retroceder en la reactivación económica del país.

Publicado el
El personal médico es el que requerirá primero una dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El personal médico es el que requerirá primero una dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, en entrevista con Prensa Libre compartió algunas lecciones que aun en medio de la pandemia se pueden aplicar en países como Guatemala.

Por ejemplo, la pronta agilización de la vacuna a la mayor parte de la población se traduce en mayor efectividad para combatir el virus sin afectar la actividad económica, y enfatizó que las restricciones no son la solución más viable, pero si no van acompañadas de una estrategia masiva de vacunación se podría perder el control epidemiológico.

Destacó la creación de más de 202 mil empleos fijos en la región de Madrid y la importancia de seguir con la política del actual gobierno regional de impuestos bajos y “libertad económica”.

¿Cómo funcionó el modelo de libertad que aplicó la región de Madrid, que logró la creación de más empleos?

Desde septiembre del 2020, los gobiernos regionales de España lograron tomar las decisiones y la visión fue otra.

En el caso de Madrid, se decidió no prohibir a la población el ir a trabajar y salir a las calles. Las empresas se adaptaron y establecieron los protocolos de bioseguridad con limitaciones de aforo.

También se hicieron millones de pruebas para detectar contagiados de covid-19 y también se permitió a las empresas que aplicaran pruebas a sus empleados. Esa medida logró detectar rápidamente personas contagiadas y poderlas enviar a cuarentena con tratamiento médico y separarlas del resto de la población.

La decisión hizo la diferencia con otras regiones de España que siguieron con el modelo de las restricciones; los resultados fueron mejores que la media nacional, incluso que los mejores de España, y económicamente nos ha ido mejor, se han creado más de 200 mil empleos desde septiembre a la fecha y es una lección que vale la pena replicar.

¿Considera que existe un dilema entre elegir la salud de la población y la economía?

Hemos observado una especie de dilema entre elegir la salud o la economía, y ese concepto está muy alejado de la realidad. Primero porque ambos aspectos están relacionados entre sí, todos los aspectos son importantes porque la pandemia del covid-19 afecta la calidad de vida de las personas, pero es mentira que para que hubiera salud había que destruir la economía, y no, de ninguna manera.

Lo que ha pasado en la pandemia deja pruebas y lecciones para todos y para los gobiernos, y son válidas para todos.

Sin embargo, creemos en la libertad, responsabilidad individual para tomar iniciativas que vayan a dar respuestas a los problemas; por lo tanto, aumentar las pruebas, el instalar un hospital de campaña permanente especializado en covid-19, que ha permitido atender estos casos, también ha sido clave.

¿El panorama sería diferente si las empresas pudieran comprar vacunas?

Las regiones tenían un papel importante y no tuvieron problema en que las empresas aplicaran las pruebas, y ahora la Comunidad de Madrid ha pedido la posibilidad de que las empresas compren vacunas, pero no ha sido posible.

Considero que si hubieran dejado a las empresas comprar vacunas y encargarse de vacunar a sus colaboradores, el panorama sería diferente porque llegarían a más personas.

¿Qué otros factores ayudaron a la creación de miles de empleos?

El empleo creció porque hay más empresas. El crecimiento ha sido 12 puntos mayor que el crecimiento nacional en los últimos 15 años, y eso ha hecho que las empresas necesiten más empleos, porque los que crea el Gobierno no duran, en cambio los que genera la empresa privada sí.

Sumado a ello, la política continuada de bajada de impuestos y libertad económica ha funcionado en los últimos 16 años y continuará por los próximos años bajando el impuesto sobre la renta (ISR), impuesto de herencias y de patrimonio, y eso ha hecho que, en 16 años, US$65 mil millones, en lugar de quedarse en manos de políticos, se han quedado en manos de los contribuyentes y lo han gastado en otras cosas como consumo, ahorro, educación, entre otros.

Eso genera movimiento y crecimiento económico, surgen nuevas empresas, generan empleo y contribuyen al sostenimiento de los servicios públicos. Es como un círculo virtuoso.

La política de bajada de impuestos y mantener los servicios públicos de alta calidad es porque de cada euro de esos impuestos se le saca el máximo partido, porque hemos decidido no quedarnos con el dinero de la población. Los resultados saltan a la vista y por eso la gente lo respalda.

La lección de bajar impuestos es que termina aumentando la recaudación y baja la economía informal. Por ejemplo, la media en España es de un 25% de economía informal, y en Madrid es de un 15% porque hay impuestos bajos.

Uno de ellos que está casi suprimido es el de donaciones. Antes se declaraban cuatro mil donaciones al año, ahora que el impuesto está llegando al 99% se han declarado 60 mil donaciones, y quizá se hacían, pero con dinero no declarado, y ahora se recauda más, y es el régimen que más recauda. Esos ingresos ayudan a sostener los servicios públicos.

Javier Fernández-Lasquetty en entrevista virtual con Prensa Libre compartió las lecciones aprendidas durante la pandemia en materia económica. (Foto Prensa Libre: Cortesía UFM)

Visión debe ser individual

Javier Fernández-Lasquetty dijo que se debe tener una visión individual de la pandemia de covid-19, y no verla de forma colectiva; incrementar el número de pruebas que permitan separar y actuar rápido, y el resto de la población pueda continuar con sus actividades.

El principal desafío económico es que las empresas, organizaciones y emprendedores que ya estaban y los nuevos se encuentran con que todo ha cambiado, ya no son las mismas relaciones que tenían antes con los clientes y proveedores, y sumado a ello se encuentran con regulaciones estatales que les ponen freno y aumentan sus costos, o les impide innovar.

Celebración de 50 años

Fernández-Lasquetty se encuentra de visita en el país porque es uno de los invitados especiales en la celebración de los 50 años de fundación de la Universidad Francisco Marroquín (UFM), casa de estudios en la que ha impartido diferentes cátedras durante los últimos cuatro años.