La empresa de calzado al mayoreo que se volvió digital durante la pandemia

La crisis generada por la pandemia afectó a muchos negocios que, por estar ubicados en centros comerciales, tuvieron que cerrar sus puertas. Ese es el caso de Caricia de Guatemala que se apresuró a buscar un giro de negocio.

Caricia de Guatemala
Caricia de Guatemala, por la pandemia, tiene el 55% de su personal suspendido, pero poco a poco todo regresa a la normalidad. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Caricia, la marca de zapatos conocida también en Guatemala como Lee Shoes, tiene 15 tiendas, la mayoría ubicadas en centros comerciales y que, desde marzo, por las disposiciones presidenciales derivadas de la pandemia, fue necesario cerrar.

La preocupación, además de la baja en las ventas, era poder mantener los empleos de sus trabajadores.

“Nosotros acudimos a la oportunidad que dio el gobierno de suspender a todos nuestro personal, teníamos un mínimo de personas para que la compañía siguiera adelante. Hasta la fecha, el 55% de nuestro personal está suspendido, pero no hemos cerrado ninguna tienda ni hemos despedido a nadie” dijo Carlos Escobar, gerente general Caricia de Guatemala.

 

Caricia de Guatemala
Caricia de Guatemala, más conocidos como Lee Shoes, se dedican a la venta de calzado por mayor y al detalle. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

 

Este negocio de ventas por mayoreo y al detalle de calzado logró sobrevivir ante un cierre de alrededor de 5 meses. El principal giro de negocio fue abrir la tienda en línea www.cariciastore.com.gt en donde ofrecen sus productos y la entrega a todo el país.

“Poco a poco, hemos ido obteniendo resultados mes a mes y hemos mejorado. Nosotros, en el mercado guatemalteco somos una empresa reconocida. Hemos tenido bastante tráfico de personas que visitan nuestra tienda y estamos empezando a facturar cada vez más” añadió Escobar.

 

Caricia de Guatemala
Con la venta en línea, la empresa brinda servicio a domicilio a toda Guatemala. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

 

Actualmente Lee Shoes tiene abiertas todas sus tiendas físicas y, gradualmente se han ido integrando los empleados que habían sido suspendidos.

Además, continuarán con las ventas en línea, un nuevo servicio que brinda el negocio y que hará llegar su calzado a más destinos.