La falta de vacunas también impacta en la economía

El no ser efectivo en el plan de vacunación y contención del virus del covid-19 ha pasado la factura también a la economía nacional.

El Inguat proyectó para el 15 de agosto como nueva fecha para la apertura gradual del turismo interno en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El Inguat proyectó para el 15 de agosto como nueva fecha para la apertura gradual del turismo interno en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Inconsistencia, atrasos y una criticada gestión de adquisición de vacunas contra el covid-19 han situado al país en una situación de rezago en vacunación respecto de otras naciones de la región.

El analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), Hugo Maul, refirió, respecto a la posibilidad de que la falta de vacunas y más contagios pueden afectar los índices de competitividad y la macroeconomía del país está afectando a diversos sectores que representan grandes aportes a la economía.

Dijo que se percibe una recuperación de la economía, pero se está experimentando de forma desigual porque hay sectores aún se muestran muy afectados como el turismo principalmente así como sectores industriales. Citó el Índice de Actividad Industrial divulgado esta semana, donde se refiere que entre los sectores que siguen deprimidos resaltan los servicios, de bebidas alcohólicas, de energía, gas y agua, de transporte y logística, además del de hoteles y restaurantes.

También están los servicios personales, gimnasios, actividades recreativas, además con la modalidad de teletrabajo también está impactada el sector inmobiliario en el tema de oficinas, locales comerciales y otros espacios, además de los colegios y actividades académicos.

“Hay sectores que siguen en problemas graves y la mayor parte de estos tienen como característica común que dependen del contacto directo con las personas que prestan los servicios” como el turismo, actividades recreativas y reuniones sociales y que conllevan otro tipo de consumos como alimentos y bebidas, transportes, uso de hoteles y restaurantes.

En el caso del turismo por ejemplo no solo basta que el viajero esté vacunado, sino que las personas en el destino turístico también, comentó al poner de ejemplo un grupo de personas que vino al país de las cuales dos no estaban vacunadas y se contagiaron.

Según datos preliminares del Banguat la economía del país cayó 0.5% en el 2020, una cifra más baja de lo que se previó en meses previos en ese año.

Maul insistió en que si bien se refleja una recuperación económica y el Banco de Guatemala (Banguat) pronostica un crecimiento económico positivo (de entre 3.5% a 5% y un escenario medio de 4.5%) en el 2021 es necesario conocer si se incorporó el impacto que pueda tener la velocidad de los planes de vacunación en estas proyecciones.

En tiempos normales se pueden hacer los modelos estadísticos normales, pero en una coyuntura como la actual también se deben hacer incorporando variables como esa y que sensibilicen sus pronósticos en función del plan de vacunación y su ejecución.

Refirió que el Fondo Monetario Internacional (FMI) hizo una proyección de crecimiento económico muy optimista para el presente año (de 4.5%), y en una reunión que sostuvieron con ellos les consultó acerca si dentro de los supuestos manejaron la velocidad de la vacunación y respondieron que el dato que usaron es que para finales de agosto estuviera vacunada más de la mitad de la población.

“Si comprendí bien lo que dijeron ellos, no vamos a llegar jamás” a ese porcentaje porque el plan de vacunación va lento, agregó, indicando que se debe analizar el verdadero potencial de la vacunación en el comportamiento de las proyecciones de la economía.

Maul sugirió que en lugar de que Estados Unidos brinde a Centroamérica brinde fondos para otros programas, podría con esos recursos encargarse de la vacunación de la población.

Rolando Alfonso Schweikert Rozotto, presidente de la Cámara de Turismo de Guatemala (Camtur) refirió que uno de los aspectos principales que se deben impulsar en el país es la vacunación, indicando que el estado de la vacunación en el destino es una de las primeras cosas que ahora preguntan las personas para decidir viajar.

De no avanzar en la vacunación el país está perdiendo competitividad ante otras naciones de la región como México, Costa Rica y Panamá, dijo el directivo y expuso además que Estados Unidos puso la vacuna sin costo, incluso para viajeros lo cual ha tenido varios resultados: los vuelos van llenos y se han incrementado más vuelos, aunque los boletos no bajan de US$600. “Siento que fue una buena estrategia de Estados Unidos en empezar abrir ya su economía, primero ayudando a líneas aéreas, también los hoteles” e impulsar su plan de vacunación, expuso.

De enero a abril del 2021 el ingreso acumulado de divisas por turismo llegó a US$15.1 millones, mientras que el mismo plazo del 2020 se registraba US$186.1 millones y en el 2019 fueron US$414.1 millones.

Respecto al panorama para el resto del año, el presidente de Camtur dijo que “lo que nos puede salvar es el tema de la vacunación, para mantenernos activos y empezar a contactar a los clientes, decirles ya estamos vacunados y ya pueden venir, ese sería un mensaje positivo de que el sector ya estamos listos”.

Camtur pidió al Ministerio de Salud que incluya al personal prioritario de atención al turista en una de las fases de la vacunación para actividades económicas y envió una lista de preliminar de 10 mil personas.

A inicios de mayo las firmas calificadoras Fitch y Standard & Poor´s alertaron al país que si bien se tienen proyecciones positivas de crecimiento las economías crecen menos si la vacunación va lento.