La tasa de interés líder no cambió, pero no siempre será así, lo que afectará el costo del dinero

La Junta Monetaria decidió mantener la tasa líder en 1.75%, a pesar de factores externos adversos, pero eso puede cambiar en cualquier momento.

Publicado el
Precio de la gasolina en Guatemala
La Junta Monetaria decidió mantener la tasa líder en 1.75%, a pesar de factores externos adversos como el alza del barril de petróleo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Diversos factores motivaron a que la Junta Monetaria (JM) mantuviera invariable la tasa líder de interés en la sesión del pasado miércoles 30 de marzo, a pesar de un escenario de conflicto internacional y el incremento de 0.25% que autorizó la Reserva Federal de Estados Unidos a mediados de mes.

Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala (Banguat) y de la Junta Monetaria (JM), justificó este jueves que la decisión fue tomada por la mayoría de los integrantes de ese cuerpo colegiado, luego de analizar y discutir el entorno externo, el cual indica que las perspectivas de crecimiento económico a escala global siguen siendo positivas; no obstante, aclaró que existe incertidumbre y que los riesgos a la baja se han incrementado.

Por otro lado, se consideró el comportamiento del precio internacional del barril de petróleo, que se mantiene en niveles históricamente elevados, por lo que el precio medio durante el presente año sería superior al observado en 2021. En lo que va del año, el barril de crudo ha subido 43%.

Como factores internos, resaltó el comportamiento de indicadores de corto plazo que han reflejado cierto desempeño estable, entre los que destacó la inflación, que en febrero último se ubicó en 2.98%, según el Instituto Nacional de Estadística; el índice mensual de la actividad económica (Imae) que en enero fue de 4%; el índice de confianza en la actividad económica (74.75 puntos en febrero);  el ingreso de remesas familiares (US$3 mil 611 millones al 24 de marzo, con una tasa de crecimiento de 29.4%).

Además, se tomó en cuenta el desempeño de las exportaciones e importaciones, que se mantienen con tasas de crecimiento positiva. “Nadie tenía en el radar en diciembre la posibilidad de llegar a un conflicto internacional entre Rusia y Ucrania, y hoy no se sabe si pronto se pondrá fin a ese problema, que está afectando la economía global”, remarcó el presidente de la banca central.

Escenario de riesgo

Sobre las amenazas a la economía global, Recinos mencionó dos: la primera es que si se intensifica o se alarga el conflicto internacional, habrá implicaciones mayores. El otro gran tema, es la normalización de la política monetaria de Estados Unidos y de las economías avanzadas, que ya empezaron hace dos semanas con el aumento de la tasa de interés en 0.25 puntos básicos.

La probabilidad de que continúen los aumentos en lo que resta del año es alta y la tasa podría llegar a seis veces más de su valor actual, según las probabilidades del mercado. “Pareciera evidente que la Fed llevará la tasa de interés de política monetaria en EE. UU., en 2% al finalizar el 2022, lo que tendrá implicaciones en el costo del dinero a nivel mundial y también habrá reacciones de las economías emergentes, avanzadas y en desarrollo, como la de Guatemala”.

Lea también: Por si no lo sabía, cuando usted compra un galón de combustible, paga los costos de cada integrante de la cadena de suministro

Aclaró que la Fed sigue siendo el banco central referente a nivel mundial, y lo que hace con la política monetaria, de una alguna manera tiene que emularse para evitar movimientos de capitales no deseados en los demás países.

Tasas estables, que pueden cambiar

Para los inversionistas y agentes económicos, el hecho de no mover la tasa líder de interés (no obstante, la situación internacional), envía la señal de que la economía guatemalteca se mantiene bien y los indicadores se muestran estables. Esto, a pesar de que ha habido aumentos focalizados de precios y la inflación se mantiene controlada, en comparación con otros países que ya están enfrentando problemas, apuntó el asesor financiero Irving de la Cruz.

 

“Dejar la tasa líder invariable significa que la economía en este primer trimestre ha demostrado un buen desempeño, y para un usuario normal, el comportamiento de la tasa de interés ha sido estable”.

A su juicio, en Guatemala aún no es el momento de subir tasas porque los números reflejan que en los precios nacionales influye el del barril de petróleo; este presiona sobre los combustibles y este a su vez, en el costo de productos que se consumen en los hogares. Pero la causa es externa y no responde a que la economía esté mal.

En todo caso, si más adelante hay un ajuste en la tasa de interés líder, cuando eso suceda se ajustarán las de todos los mercados en Guatemala, afirmó.

Por lo tanto, y en relación con el conflicto internacional y sus efectos, el experto recomendó a los inversionistas que se mantengan alertas, ya que esa situación podría cambiar de un momento a otro, lo que puede obligar a que las tasas de interés suban a nivel general, como es la tendencia en este momento.

Por lo tanto, “hay que ser precavidos para realizar cualquier tipo de operación a largo plazo, ya que, si la situación cambia, se complicarán los proyectos, y a medio camino, variarán los números de las proyecciones de gastos e inversiones”.

El llamado a la precaución es en el tiempo de las inversiones, pues lo que se observará es que las personas empezarán a realizar inversiones a corto plazo de uno a dos años, “ya que cuando suceden cambios drásticos en el mercado, provocados por un agente externo, la situación se refleja en seis meses. Lo más prudente es estar monitoreando las inversiones, no tirarse a plazos mayores de tres años”, aconsejó.

Trevor Estrada, académico e investigador en temas financieros, declaró que las personas (a nivel individual) deben tener prudencia con sus gastos en casa, puesto que es un buen momento para priorizar lo que se puede gastar cada mes.

Mencionó que hasta ahora no están definidos los impactos potenciales que pueden darse en los precios, pero el hecho de que se formó una comisión de crisis y que no hubo aumento de la tasa líder de interés, pareciera que existe un control de precios y que no hay un incremento importante en la inflación.

Sin embargo, anticipó que los resultados se observarán conforme pasen las semanas, porque siempre hay un rezago en los efectos.

“Al incrementarse los precios del petróleo, la logística y el aprovisionamiento de Rusia y Ucrania, se va a generar una presión en los precios, de manera que momento de ahorrar y no gastar tanto, para estar preparados”, resaltó.

“La señal de la JM es porque tal vez no se ha presentado un comportamiento importante en la inflación, pero no significa que no se dará”, concluyó.

Tasa líder y tasas bancarias

La relación entre las tasas de política monetaria y de interés es el hecho de que la manipulación de las tasas es un tipo de política monetaria utilizado por el responsable de la política monetaria en una economía para lograr un resultado, que normalmente es el control de la inflación.

Las tasas de política y de intereses monetarios son principios macroeconómicos que están dirigidos generalmente hacia la economía general de un país y el propósito de la aplicación de las tasas de política monetaria y de interés depende del tipo de resultado que se busca.

Una reducción en el nivel de las tasas de interés por el banco central dará lugar a una reducción en el interés que se cobra a los prestatarios para pedir dinero prestado a los bancos. También dará lugar a una disminución de los estándares requeridos para calificar para un préstamo o línea de crédito. Como tal, los consumidores podrán acceder a los fondos necesarios que les permitan realizar compras de casas, automóviles y otros productos, así como servicios.

Esto no sólo fomenta la actividad económica, sino que también da lugar a una disminución en el nivel de desempleo como los productores y fabricantes contratan a más empleados para mantenerse al día con el aumento en el nivel de demanda.

Cuando el banco central quiere reducir el ritmo de la actividad económica en la economía o detener un alza generalizada de precios, aumenta las tasas de interés, con lo que también sube el costo de los préstamos y el financiamiento para realizar compras. También hará que los bancos aumenten los requisitos para la concesión de créditos.

Entonces, la política monetaria y las tasas de interés son simplemente parte de las herramientas que se utilizan para controlar la economía. (Con información de www.prucommercialre.com)

Efecto de transmisión

El presidente de la banca central remarcó que el crecimiento económico del país sigue siendo positivo y el rango se mantiene entre 3.5 a 5.5% con un valor núcleo de 4.5%.

Adelantó que en el proceso de revisión de la economía 2021 en los siguientes días, el cierre se estaría acercando al 8% y no al 7.5% que fue el dato preliminar dado a conocer en diciembre último, según los indicadores que están bajo revisión.

Lea además: Todo listo para que entre en vigencia el subsidio para paliar el incremento del precio de la gasolina en Guatemala y del gas

El nuevo escenario para 2022, estaría tomando como base el contexto de la economía mundial, y el desempeño a nivel local, que, en términos generales, es positivo.

Pero si se da una posible baja de crecimiento en la economía de los principales socios de Guatemala, podría impactar al país y en la medida en que exista una desaceleración, habrá una menor demanda de bienes y servicios de productos manufacturados en el país, lo que golpearía las exportaciones.

“Esperemos que no varíe tanto el crecimiento económico en la revisión que se va a llevar a cabo. Pero lo que se está observando a nivel mundial y en los socios comerciales es que habrá revisiones a la baja”, concluyó Recinos.