Las razones por las que el Banguat podría mejorar el pronóstico económico para 2021

Las autoridades monetarias estarían revisando los indicadores económicos en medio de la evaluación que llevará a cabo el Fondo Monetario Internacional (FMI) la próxima semana.

Publicado el
El proceso de vacunación en Guatemala será determinante para alcanzar un mejor desempeño económico en 2021, según autoridades y analistas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El proceso de vacunación en Guatemala será determinante para alcanzar un mejor desempeño económico en 2021, según autoridades y analistas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Puntualmente, la revisión de la economía tendría un sesgo hacia el alza para este ejercicio, explicó a Prensa Libre Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala (Banguat), luego de que, recientemente, el FMI diera a conocer las perspectivas para el país que lo sitúan con un crecimiento del 4.5%.

Parte del fundamento de esos nuevos valores que se darían a conocer en los siguientes días, responde a las previsiones que divulgó el organismo financiero internacional y que suponen una mejora a escala global de la economía.

Por otro lado, se actualizará la información con diferentes fuentes de sectores productivos a nivel local para hacer los análisis.

“Estamos observando sesgos al alza y con la información del FMI y como se está comportando la economía mundial, los principales socios comerciales de Guatemala que tuvieron una revisión al alza de un punto, esto provocaría que la demanda externa del país se vea favorecida y por ahí viene un impulso adicional al crecimiento económico. Es muy probable que la revisión será al alza”, respondió Recinos.

En abril de cada año, el Banguat hace las evaluaciones de la Política Monetaria, Cambiaria y Crediticia, y en diciembre del 2020, las previsiones eran de una tasa de crecimiento entre 2.5 a 4.5% con un valor central de 3.5%.

El pasado 7 de abril, se oficializó que la economía del país cerró en -1.5% en 2020 atribuido a los efectos causados por la pandemia, sin embargo, se proyecta una recuperación, que podría superar el 3.8% del 2019.

Escenarios

Recinos aseveró que el escenario también dependerá del comportamiento de indicadores de la producción guatemalteca, con un escenario positivo luego de la caída del año pasado. Adelantó que cualquier revisión al alza sería un aspecto positivo, impulsada por el sector externo e interno.

En la evaluación, se estará analizando el comportamiento de actividades claves para la economía que son comercio, industrial y agrícola, que se hace con información de las cámaras empresariales y otras fuentes de información.

Aclaró que en este escenario juega un rol importante el proceso de vacunación en Guatemala, ya que en la medida que sea más rápida genera más confianza a los consumidores, productores e inversionistas, y se estaría normalizando todas las actividades.

Por otro lado, en la medida que sea más lenta la vacunación, estaría afectando en una manera negativa, pero se proyecta que el proceso empezará de una manera más dinámica en los próximos días, y que se estaría reflejando en la economía que sería vital, precisó el presidente de la banca central.

También se analizará el comportamiento de la inversión, clima de negocios, la demanda interna, el comportamiento del crédito al sector privado que la clasificación de consumo y microcrédito se están reactivando, así como la evolución del sector turismo que fue el más deprimido y que podrá reactivarse más plenamente, la ejecución del gobierno, ya que todos estos elementos en su conjunto dan la lectura del comportamiento económico.

Panorama positivo

David Juárez, presidente de la Cámara Guatemalteca Coreana de Comercio (Camcor), expuso que en términos generales hay signos positivos de reactivación como el dinamismo de las exportaciones, sobre todo de productos líderes que responden a las necesidades siempre presentes y acentuadas en la pandemia y post pandemia.

También el flujo de ingreso de divisas por remesas, la baja en la tasa activa de los bancos, que estimulan el emprendimiento e inversión local; sin embargo, está el reto de que la reactivación económica sea también estimulada en las actividades más afectadas y grupos menos favorecidos.

Clynton Roberto López, director de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas, de la Universidad Francisco Marroquín, (UFM), declaró que en el inicio de la pandemia se especuló mucho acerca de los efectos que iba a tener en la economía nacional, y el gobierno inhibió la actividad económica con un proceso mucho más largo que la mayoría de los países.

Al reabrirse la actividad económica la recuperación fue mucho más rápida de lo esperado, esto debido a que muchos sectores se reinventaron y adaptaron a las circunstancias.

La recuperación en general fue en “V” en lugar de una “U”, pero, hay sectores muy perjudicados y la falta de vacunación masiva sigue generando efectos adversos.

Citó por ejemplo el sector educación (colegios y universidades), transporte, y hostelería que en general siguen afectados; mientras que el sector de la construcción sigue impactado, y dadas las nuevas tendencias muchas empresas se encuentran sobre invertidos en activos fijos.

Una misión del FMI evaluará a Guatemala próximamente para conocer la evaluación de la economía y otros indicadores. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Dependencia de vacunación

Tanto Juárez como López coincidieron con lo planteado por el presidente de la banca central con respecto al proceso de vacunación en Guatemala.

Los consultados definen que sería un factor importante para la recuperación a corto plazo, evitar la práctica de los cierres, y permitir la posibilidad de que el sector privado se involucre en la vacunación masiva.

“Vemos viable alcanzar al menos un 3% de crecimiento, sin embargo, aún hay varios factores que pueden cambiar la previsión a lo largo del año, como las nuevas olas de contagios, eficiencia de las vacunas y procesos de vacunación”, manifestó el directivo de Camcor.

El académico afirmó que el porcentaje de crecimiento económico dependerá mucho de las políticas que se inhiba el gobierno de implementar.

Por ejemplo, si vuelve a cerrar la economía puede ser catastrófico para los sectores que no han tenido recuperación, y depende también de que las autoridades permitan que el sector privado comercialice o done vacunas para que pueda reiniciarse pronto, ya que, de lo contrario, la pandemia puede volver a inhibir el crecimiento este año.

“Dada la incertidumbre que ha generado el gobierno con la negación a que se abra la vacunación privada y sus posibles políticas es muy incierto, y el Banguat suele lanzar mejora en números de crecimiento para tratar de alentar las expectativas”, puntualizó López.

CIG: Hay un mayor dinamismo

Para Eduardo Girón, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG) los supuestos iniciales para las proyecciones de crecimiento de la economía guatemalteca han estado cambiando, y se percibe mayor el dinamismo en las remesas familiares con crecimiento del 31.2% en el primer trimestre del año, que marcó un récord en el mes de marzo.

Además, que el progreso que hay en la vacunación contra el covid-19 en otros países, pero especialmente en EE. UU., está favoreciendo mayor crecimiento de la actividad económica en ese país y eso tendrá un efecto positivo en Guatemala.

Sobre los factores externos positivos, puntualizó lo que está pasando en los EE. UU., que está generando crecimiento económico y dada la correlación de la economía guatemalteca, habrá un efecto positivo mayor al inicialmente esperado.

Mientras que, en el mercado local, está favoreciendo tener una movilidad muy cercana a la del año 2019 así como el incremento de las remesas y el crecimiento del comercio exterior y la mejora en la recaudación fiscal en los dos primeros meses del año, con un 2.4% arriba de la meta y casi mil millones arriba del año anterior.

“El gobierno tiene grandes retos, siendo el mayor, una campaña acelerada de vacunación contra el covid-19, la cual permitirá la apertura del sistema educativo desde preprimaria hasta el universitario con los beneficios que genera la educación presencial. Fortalecer las instituciones del Estado es urgente, para dar certeza jurídica a la inversión”, aseveró el dirigente industrial.

Arribará misión

Del 19 al 30 de abril una misión del FMI llevará a cabo la evaluación anual a Guatemala que se le conoce como revisión del Capítulo IV, para analizar el comportamiento de diferentes indicadores macroeconómicos, el crecimiento de la deuda pública, déficit fiscal, el desempeño del sector financiero, el clima de inversión y negocios, así como la parte social, fiscal y política.

La evaluación cobra mayor relevancia, ya que se hace en el proceso de la recuperación económica nacional y mundial, y se brindan las principales recomendaciones para las autoridades competentes.

El directorio del FMI aprobó un préstamo contingente para hacer frente a la pandemia por US$594 millones -Q4 mil 573 millones-, pero deberá de conocerlo el Congreso.