Lanzan convocatoria para licitar 235 megavatios por subasta inversa para abastecer electricidad con contratos de largo plazo

El 4 de agosto se lanzó la cuarta licitación de largo plazo denominada PEG-4 cuyo concurso se efectuará por subasta inversa para que las distribuidoras de energía en el país se abastezcan por medio de contratos hasta por 15 años.

Publicado el
Hidroeléctricas energía
Las bases de licitación establecen cuotas para generación, debe de incluirse como mínimo el 50% con recursos renovables. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL),

El volumen determinado es de 235 megavatios que deben estar disponibles a partir del 1 de mayo de 2026, en contratos de hasta 15 años, informó el presidente de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE), Luis Ortiz.

Será el cuarto evento del Plan de Expansión de Generación (denominada PEG-4-2022) que busca establecer contratos de largo plazo y servirá para atender la demanda de la Empresa Eléctrica de Guatemala, S. A. (EEGSA) y las dos distribuidoras de Energuate (Deocsa y Deorsa).

Las bases de licitación fueron elaboradas por las distribuidoras y aprobadas por la CNEE.

Las distribuidoras lanzaron el evento públicamente este viernes y se programó para el 30 de agosto del 2022 la primera reunión informativa. Los interesados pueden adquirir las bases en las oficinas centrales de EEGSA y de Energuate, por US$10 mil, y en el caso de los generadores distribuidos renovables por US$3 mil, según se indica en la convocatoria. Informaron que el plazo a cubrir será del 1 de mayo del 2026 al 30 de abril del 2041

Está diseñada para incorporar nuevos proyectos de generación con energías limpias, las cuales son hidroeléctricas, eólicos, solares, biomasa, geotermia y gas natural, y también se tiene previsto que participen las plantas existentes en Guatemala para el primer período de 4 años.

Cuotas de contratación

Para este evento se establecieron objetivos de cuotas de contratación para recursos renovables y no renovables. Con los primeros, se estableció un mínimo de 50% sobre el total de lo requerido a través de plantas de generación nuevas. Esto quiere decir que un mínimo de 117.5 MW deberán contratarse con recursos renovables, sujeto a que existan condiciones de competencia. Pero puede llegar hasta el 100%.

En tanto que con recursos no renovables, el máximo a adjudicar será del 50% con plantas de generación nuevas, a menos que por cualquier motivo no se alcance a llenar la cuota con los recursos renovables.

Le puede interesar: En gráficas | Los departamentos con mayor y menor cobertura eléctrica en Guatemala

Según el cronograma incluido en las bases de licitación aprobadas por la CNEE, la adjudicación sería en enero del 2023 y la firma del contrato, hasta tres meses posteriores a la adjudicación.

En ese documento se establece que las fechas de inicio de suministro para las plantas de generación nueva son el 1 de mayo del 2026, 2027 o 2028.

En el 2021 la CNEE aprobó los términos de referencia, pero en esa ocasión era por 400 megavatios, sin embargo ese mismo año suspendió la autorización. Los entonces directores de la Comisión indicaron que se debía a las condiciones generadas por la pandemia, que no permitirían competencia.

Ahora, indicó Ortiz, el monto de 235 MW aprobados para la licitación se ajustó a lo requerido por las distribuidoras para cubrir su demanda con proyecciones al 2030.

Tanto Ortiz como el expresidente de CNEE, Carlos Colom, y el actual ministro de Energía, Alberto Pimentel, coincidieron en que es necesario atraer más inversión para seguir diversificando la matriz energética y atender la demanda porque los contratos de largo plazo adjudicados del 2008 al 2013 ya empezarán a vencer. Colom agregó que es necesario incorporar constantemente plantas con tecnología más eficientes.

Lea también: EE. UU. acumula dos trimestres de contracción, lo que afectará a Guatemala si la tendencia se mantiene