Los problemas a nivel internacional provocan alzas en los precios de varios productos exportables de Guatemala ¿Cuáles son?

La incidencia del conflicto internacional más las variaciones climáticas en algunos países está brindando ventajas de precios a productos agrícolas, entre otros, que se están cotizando en el mercado spot.

Publicado el
Exportación de productos agrícolas de Guatemala
Las compras spot favorecen los precios de algunos productos agrícolas de exportación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Guatemala exporta miles de productos y servicios cada año, lo que durante la pandemia resultó perjudicado, pero en el primer trimestre del 2022 ya se refleja una recuperación general cercana al 30%.

Y contrario a lo que se podría pensar, los problemas externos derivados del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, la crisis de contenedores y otros problemas, han incidido en el repunte de varios precios internacionales, lo que beneficia a parte de la oferta exportadora del país.

Tal es el caso para las exportaciones de café, que reportan un crecimiento del 63% o sea US$127 millones más y el sector de grasas y aceites con US$115 millones (75.2%), en el primer trimestre, y la tendencia perfila a una mejora, dado que muchos clientes están buscando productos que se comercializan en el mercado spot -contrato de manera inmediata-.

En marzo, el monto total de las exportaciones se situó en US$4 mil 45 millones, y es mayor en US$759 millones (23.1%) respecto al mismo período del año pasado, cuando se situaron en US$3 mil 285 millones. Y eso se debe precisamente, a una mayor incidencia por las compras a precios de negociación en el mercado spot.

En esto incide el contexto de conflicto internacional, que también ha impactado en una leve reducción de la economía mundial, lo que podría influir de manera directa o indirecta en las relaciones del comercio exterior del país.

Lea además: La coyuntura internacional obliga a revisar las previsiones de crecimiento económico del país y ahora la cifra es más moderada

En una presentación, la firma consultora Central American Business Intelligence (Ca-Bi), señaló que el conflicto entre Rusia y Ucrania, tendrá repercusiones en varios productos, especialmente granos como maíz, trigo y el aceite de girasol, que se producen en los territorios en conflicto, lo que a la vez tendría impacto en los despachos y futuras cosechas.

Reacciones locales

Juan Luis Barrios, presidente de la Asociación Nacional del Café (Anacafé) y Karen Rosales, directora ejecutiva de la Gremial de Palmicultores (Grepalma), expusieron que se está observando un mayor ingreso de divisas por la venta de esos productos, asociado a una posible escasez global, lo que es  una reacción natural de los clientes internacionales para garantizar sus suministros por medio de transacciones en el mercado spot.

En el caso del café, Colombia presenta problemas por el efecto La Niña, y en Brasil también se reporta una situación climática difícil debido a posibles heladas. Por lo tanto, varios compradores comienzan a buscar café guatemalteco.

Incluso, la situación climática de Brasil -que es el mayor productor mundial- y de Colombia puede marcar tendencia en las cotizaciones del contrato “C” hacia una mejora por efectos de mercado: oferta y demanda.

En el primer trimestre las divisas por la exportación de café sumaron US$328.5 millones, o sea US$127 millones más (63%) que en el mismo trimestre del 2021, y hay una gran influencia de ventas en el mercado spot, aclaró Barrios

La misma situación ocurre para grasas y aceites -el 80% proviene de la palma-, pero en un contexto diferente, pues Ucrania es el principal proveedor de aceite de girasol en los mercados europeos.

Antes que estallara el conflicto, ya había incertidumbre en el mercado de este producto y todo apunta a que el aceite de palma sería el sustituto de esa cuota global. Malasia e Indonesia también son grandes productores del mismo, apuntó Rosales.

Los aceites vegetales son utilizados principalmente para la producción de alimentos y en los últimos años se ha empleado también para la de biocombustibles, de manera que el consumo mundial de aceites vegetales en 2021 fue de unos 211 millones de toneladas y se estima que al año 2030, este alcanzará los 250 millones de toneladas.  De estas, el 35% es abastecido por aceite de palma; el 28% por aceite de soya; el 13% por aceite de colza; y el 10% por aceite de girasol.

“El conflicto entre Rusia y Ucrania ha perjudicado directamente la producción y abastecimiento de aceite de colza y girasol por lo que se ve afectado más del 20% del abastecimiento de aceites vegetales a nivel mundial y se buscan sustitutos, siendo el aceite de palma el de mejor precio, disponibilidad y versatilidad”, precisó.

Perspectivas favorables

Entonces, las perspectivas de precio observadas en el primer trimestre de estos dos productos ya marcan una tendencia favorable para el cierre del ejercicio, en cuanto a los productos agrícolas.

Barrios detalló que bien se podría cerrar el año con más de US$900 millones en divisas por exportaciones de café, y con un precio de referencia -promedio- del quintal en unos US$220, dadas las condiciones climáticas observadas en otros países productores. En tanto, los efectos del incremento de los precios de los fertilizantes por el conflicto Rusia y Ucrania se podrían observar hasta en las dos siguientes cosechas.

Para el aceite de palma, la Unión Europea se consolidó como el principal comprador del producto guatemalteco, y la tonelada podría rondar los US$1 mil 800, según los pronósticos de Grepalma.

Lea además: Uno de los principales productos de exportación del país cierra su ciclo anual de producción, casi a niveles prepandemia

En 2021 Guatemala produjo 941 mil toneladas de aceite de palma, lo que equivale al 1.2% de la participación global, del que se exportó el 80% (unas 740 mil toneladas) lo que representó US$715 millones en divisas.

Otros productos

  • A marzo, las ventas de azúcar registraron una variación de 12% y en mayo concluye la zafra; hierro y acero reportaron 47.8%; materiales plásticos 37.6%; bebidas 29%; y frutas 10%.
  • Los productos que se contrajeron fueron el banano con -0.9%; y el cardamomo, en -38.2%, según las estadísticas de comercio exterior.
  • A finales de abril, las autoridades monetarias revisaron a la baja la proyección de crecimiento del PIB para en 2022 y se prevé entre 3 a 5% con un valor central del 4%. Por divisas en exportaciones se calculan unos US$14 mil 983 millones.
  • La oferta exportadora de Guatemala sigue siendo liderada por los artículos de vestuario, sector que a marzo reportó un incremento en divisas por 31%.