Marn suspende licencia de Hidroeléctrica Pontila, señalada por afectar ecosistema en Cobán

El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marn) decidió dejar sin efecto la licencia ambiental otorgada al proyecto de la hidroeléctrica Central Rocja Pontila,el cual se instalaría en Alta Verapaz.

El Marn y el MEM aprobaron las licencias para la hidroeléctrica Central Rocja Pontila (Foto, Prensa Libre).
El Marn y el MEM aprobaron las licencias para la hidroeléctrica Central Rocja Pontila (Foto, Prensa Libre).

En tanto la empresa Proyecto de Desarrollo Integral Pontila, S. A., propietaria de dicho proyecto, presentó un recurso de revocatoria.

La entidad estatal respondió a Prensa Libre por medio de la oficina de Comunicación Social, que la cartera de Ambiente, a cargo del ministro Mario Rojas Espino, efectuó una serie de análisis sobre el proceso de concesión de la licencia ambiental otorgada por la anterior administración.

Con base en esa revisión la actual administración determinó dejar sin efecto la resolución identificada como 05508-2019/DIGARN/RFDF/rjop, la cual fue emitida el 18 de diciembre de 2019 cuando aún ocupaban fungían como presidente Jimmy Morales y como ministro de Ambiente Alfonso Alonzo.

Por medio de esa resolución se había actualizado el expediente aprobado para el proyecto y dio lugar a la emisión de la licencia ambiental 08136-2019/DIGARN de categoría “A” por el plazo que cubre del 18 de diciembre de 2019 al 17 de diciembre de 2021.

Agregó el ministerio que la decisión “tiene asidero legal en resolución emitida por la Corte de Constitucionalidad, formulada en torno al caso” y que se determinó que no se cumplió con los requisitos que establece la ley para emitir una licencia.

Además, se determinó que en la gestión no se cumplió con los procedimientos establecidos para un proceso como ese.


La licencia fue emitida para el plazo del 4 de noviembre del 2016 al 3 de noviembre del 2018.

Sin embargo, en junio del 2017 la Corte de Constitucionalidad la suspendió en forma provisional, pero en noviembre de ese año la empresa desistió de una impugnación del proceso por lo que quedó firme la suspensión.

Posteriormente, con actualizaciones del expediente, el Marn emitió la segunda licencia número 07518-2018 cuya vigencia vencía el 3 de noviembre del 2020, y luego se volvió a actualizar el expediente por lo que se emitió la tercera licencia el 18 de diciembre del 2019 cuyo plazo vencería el 17 de diciembre del 2021. Con base a esta última el MEM aprobó la hidroeléctrica el 13 de enero del 2020. 

“Esta serie de determinaciones legales y deficiencias en los procedimientos para la emisión de la licencia, llevaron a las actuales autoridades del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales –MARN- a suspender dicha licencia” agregó la entidad la cual insiste que la decisión que se tomó está respaldada en el fallo emitido por la CC.

Empresa impugna decisión

Aurelio Asturias, director técnico del proyecto hidroeléctrico, indicó que recibieron dos notificaciones, una el 10 de febrero y otra el 14. La empresa presentó un recurso de revocatoria, pero a la fecha no han recibido respuesta.

 

El ejecutivo dijo que la cancelación de la licencia se hizo de forma arbitraria y se abre la puerta para que el ministerio pueda cancelar de esa manera y sin orden de juez cualquier proyecto en el país. Primero hicieron una enmienda administrativa al proceso y luego decidieron la suspensión, añadió, al indicar que “la ley es muy clara, el único que puede revocar esto es un juez luego de un proceso, pero el ministerio se está atribuyendo funciones de un juez”.

Asturias expuso que forzaron al Director de Gestión Ambiental del Marn para firmar la cancelación y posteriormente le pidieron su renuncia.

¿Qué sucederá con el contrato?

El proyecto, con capacidad de 40 megavatios, fue autorizado por el MEM para usar los bienes de dominio público por 50 años, específicamente el caudal de río Icbolay en Cobán, Alta Verapaz.

Dicha aprobación se efectuó el 13 de enero del 2020 por el acuerdo gubernativo 19-2020, un día antes del cambio de gobierno, por el entonces ministro de Energía y Minas, Luis Chang.

El acuerdo fue publicado el 27 de enero del 2020 y establece que se tienen 30 días para firmar el contrato.

La empresa es del criterio que ese plazo vence el 27 de febrero ya que se cuentan días calendario.

Además, mencionan que la revocatoria presentada por la firma deja sin efecto la suspensión de la licencia ambiental por lo que el MEM debe firmar el contrato.

En tanto el MEM es del criterio que se cuentan días hábiles y que el plazo vence el 9 de marzo del 2020.


Ese ministerio sin embargo considera que la licencia ambiental es un requisito indispensable para la suscripción del contrato en mención por lo que solicitó su oficina jurídica que se pronuncie respecto a la continuidad de la vigencia del acuerdo gubernativo 19-2020 (firmado por Chang) y trasladará la opinión a la Procuraduría General de la Nación (PGN) “para los efectos correspondientes”.

En el 2017 el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) y el Instituto Nacional de Bosques (Inab) se pronunciaron en contra del proyecto. Se indica que aunque se está fuera del área protegida del Parque Nacional Laguna Lachuá, se pone en riesgo su ecosistema.

Aunque en el 2019 para la tercera licencia la oficina de Conap Alta Verapaz emitió dictamen a favor ante una consulta de la empresa, pero la oficina central indica que mantiene su postura en contra.

La empresa argumenta que no afecta ni la laguna, ni el parque, ni las comunidades aledañas y que el proyecto está fuera del área protegida.