Migrantes guatemaltecos enviaron más remesas en 2017 por efectos psicológicos 

El efecto psicológico a las deportaciones masivas, fue la causa que incrementó el envío de remesas familiares en 2017, según el estudio, Remesas América Latina y el Caribe 2017. 

Estudio señaló que este año habrá desaceleración del volumen de remesas hacia Guatemala, pero mantendrán ritmo positivo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Estudio señaló que este año habrá desaceleración del volumen de remesas hacia Guatemala, pero mantendrán ritmo positivo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El estudio demuestra que el 43% de los migrantes consultados en Estados Unidos reveló que la principal preocupación del por qué incrementaron las transferencias fue el temor a las deportaciones cuando tomaron posesión las nuevas autoridades de gobierno en el país del norte.


“Si me deportan que todo el dinero esté en Guatemala“, opinaron los migrantes consultados en estudio.

Esto se tradujo en un efecto psicológico explicó Manuel Orozco, director de Diálogo Interamericano, asociación que llevó a cabo la investigación con sede en Washington, EE. UU.

Los migrantes guatemaltecos realizaron en promedio 15 envíos durante 2017, lo que significa que aumentaron los volúmenes y las frecuencias de remesas que no se habían observado, indicó Orozco. 

Otras incidencias fueron la situación económica de los países, problemas de extorsiones y aumento en tasa de homicidios.

En el informe, Guatemala fue uno de los siete países con mayores tasas de crecimiento de dos dígitos para América Latina, que fue de un 14.9%.

Otros países que crecieron al mismo ritmo que Guatemala fueron:

  • El Salvador
  • Honduras 
  • Haití
  • República Dominicana
  • Colombia 

Los países de América Latina recibieron US$75 mil millones en remesas familiares en 2017. En la región de Centroamérica y El Caribe el indicador fue mayor que las tasas de crecimiento económico y exportaciones, dijo el investigador.

Bajará el ritmo

Para este año se prevé una desaceleración, que significa un ritmo de crecimiento menor con respecto al 2017, pero será positivo, según el experto.

“Una amenaza es que las políticas migratorias en EE. UU., impacten en lugares de trabajo y se registren deportaciones”, resaltó Orozco.

Al estudio que se presentó en la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), asistieron directivos de bancos, investigadores. Luego de la presentación realizaron un debate sobre el fenómeno de la migración.