Mujeres son más innovadoras en productos (pero menos fieles a las marcas)

Cuando se ajusta la crisis el “fusible” de la desaceleración económica son las mujeres, por esa razón es un buen momento para las marcas el volver a conectar con las mujeres, fue otro de los hallazgos del estudio: Guía para entender al consumidor.

Las mujeres tienen una tendencia a la búsqueda de marcas que resalten su singularidad. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)
Las mujeres tienen una tendencia a la búsqueda de marcas que resalten su singularidad. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

La investigación elaborada por la firma 4AM Saatchi & Saatchi White Rabbit en conjunto con Prensa Libre, reflejó que la anterior conclusión se da en un contexto más grande por una lucha de los derechos femeninos que se está generando en todo el continente, donde ya de por sí las marcas no se conectaban muy bien con las mujeres.

Juan Bernárdez, consultor de la firma comentó que esta desconexión se debe a que las marcas no saben cómo hablarles, y por consiguiente las mujeres eliminan los productos de su ecuación de valor porque no establecen una relación racional y menos emocional.

“Si las marcas no le hablan a las mujeres están perdiendo una oportunidad increíble, porque es un público a quien no le está hablando nadie, es decir, no están conectando bien con ellas, nadie sabe cómo hacerlo, y es un momento de transición donde están buscando y abriendo nuevos espacios, porque están reentendiendo al género”, expresó el profesional.

Para Bernárdez el momento es oportuno porque se abre un espacio interesante para que las marcas logren conectarse con ese consumidor que tiene el bolsillo muy limitado, y el efecto que genera es una disposición a cambiar fácilmente de marca.

Según el estudio 5 de cada 10 consumidores son innovadores en marcas (tendencias a probar nuevas), pero las mujeres son más innovadoras en productos (+3.1%) que los hombres, y tienen una tendencia mayor por el concepto de singularidad que los hombres (+4.1%).

Sin embargo, se demostró que los hombres son más fieles a las marcas (+5.3%), por lo tanto, “el único modo es conectar emocionalmente y ni siquiera lo están intentando”, afirmó Bernárdez.

Otro de los puntos que resaltó la investigación es que los productos femeninos, son un 7% más caros.

La razón según el estudio, se debe a un efecto llamado impuesto rosa (pink tax), esto se debe a que los desarrolladores de productos detectaron que podían cobrar en promedio ese 7% en cada categoría, por ejemplo, las rasuradoras, desodorantes, o bien solo por la diferencia de color, aunque sean bastante similares a los masculinos, explicó el investigador.

Los menores de 35 años son más fieles que los mayores a las marcas (+2.6%), y más de 6 consumidores de cada 10 están enfocados en resultados y no en el proceso.

Variedad y originalidad

En opinión de Olga Camey de Noack catedrática de mercadotecnia de la Universidad Rafael Landívar algunas de las características de las mujeres en recientes investigaciones de mercados, muestran que son más proclives a la originalidad y búsqueda de variedad, mayor interacción social y curiosidad.

En cambio los compradores masculinos sueles estar motivados por la obtención de información y búsqueda de comodidad. Adicionalmente, las mujeres suelen manejar el gasto familiar por lo que se convierten en los agentes de compra principales.

“Es interesante determinar si los anunciantes que pautan en diferentes medios están conscientes de las oportunidades que tienen ante un mercado femenino, que constantemente se está abriendo y responde ante los estímulos que promueven el consumo”, refiere la profesional.

Camey consideró que los estímulos pautados en los medios de comunicación social según percepciones de las exhortaciones publicitarias pautadas diariamente, se dirigen más a los hombres.

Por lo anterior, concluyó que los anunciantes pierden grandes oportunidades de aprovechar los mercados femeninos, ya que las características y atributos de este segmento han variado en cuanto a hábitos y patrones de comportamiento, intereses, deseos y gustos, así como la capacidad económica y el comportamiento socio-cultural en Guatemala.

“Además de que representan a más de la mitad de la población, es un mercado en constante crecimiento”, afirmó la catedrática universitaria.

Contenido relacionado:

> Esto es lo que le queda libre de su salario al guatemalteco cada mes para gastar

> Estas son las razones por las que el consumidor está cambiando

> Guatemala celebró por primera vez el Día del Helado para fomentar consumo local

0