Optimismo en la construcción: Crédito a vivienda crecerá un 10% este año

Las perspectivas para la construcción de vivienda son positivas para 2021, y de manera paulatina la actividad se está recuperando para apuntalar a una plena consolidación al cierre del ejercicio.

Publicado el
La cartera de créditos para el sector construcción de vivienda podría crecer a 10% según los pronósticos del sector bancario. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La cartera de créditos para el sector construcción de vivienda podría crecer a 10% según los pronósticos del sector bancario. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Proyectos en ejecución, otros por iniciar y obras en planificación para todos los segmentos, pero sobre todo para “C” se enmarcan en este primer semestre, pero con la sombra del alza de materias primas, que llama a la eficiencia, fueron algunas de los planteamientos abordados en el foro: “Vivienda: Motor de la reactivación económica en el país”, que lo organizó la Cámara Guatemalteca de la Construcción (CGC).

En la parte gubernamental, se informó que se estarán atendiendo las soluciones habitacionales por las tormentas Eta e Iota, y que uno de los problemas que se afronta son los registros catastrales, pero que próximamente se estarían comprando los terrenos para la edificación de las unidades y hacer los traslados de la población damnificada.

En el foro se expuso que hay interés de inversión tanto pública como privada para la reactivación del sector vivienda en 2021, que se puede expandir al siguiente año.

La actividad de construcción creció 12% según la medición del primer PIB trimestral, que es el más alto de los 17 sectores.

Balance financiero

Efraín Caballeros, subgerente general de vivienda de Banco Industrial (BI), expuso la información del comportamiento de la cartera de vivienda en el primer semestre de todo el sistema financiero, y apuntó que los pronósticos, en general, apuntan a un crecimiento del 10%.

El total de la cartera de créditos del sistema financiero a junio del 2021 es de Q213 mil 784 millones, y resaltó que hay un crecimiento constante.

De ese monto, la cartera de créditos con destino para el sector construcción es de Q15 mil 41 millones que equivale al 7%, y según Caballeros, ahí entran créditos que se destinan para desarrollo de comercio, oficinas, viviendas, infraestructura vial, entre otros y agrupa a un gran conglomerado.

El crecimiento promedio es del 10% desde el 2017, y a junio de este año, se observó un estancamiento en la cartera, según el directivo, pero que se debe a un fenómeno debido a la pandemia ya que muchos de los créditos que estaban autorizados en 2019 que se iban a ejecutar en 2020, por el cierre de actividades.

Lea también: Bono demográfico: Cómo pasar de ‘importar’ producción con remesas a ser creador de empleo

Sin embargo, aclaró que lo más interesante y como se mide el indicador, es por medio del ingreso de solicitudes de los créditos que se mantienen para capital de trabajo para desarrolla de vivienda.

Explicó que la cartera total de vivienda del sector financiero a junio es de Q32 mil 185 millones, y en 2020, a pesar de la pandemia, creció 7%, y en el primer trimestre del año subió 3% y el segundo trimestre 2%, que suma un aumento del 5% en el primer semestre.

No obstante, precisó que se espera que para el segundo semestre -como siempre- aumente la mayor cantidad de desembolsos que en el primero y la cartera tiende a elevarse, y la tendencia es cerrar entre 10 y 12% de crecimiento al final del ejercicio.

Caballeros reiteró que en esa cartera de vivienda están incluidos los créditos hipotecarios, y se distribuyen en 57% cedulas hipotecarias con Q18 mil 444 millones y 43% créditos puros hipotecarios por un monto de Q13 mil 741 millones.

“El sector construcción está muy dinámico, es uno de los mejores que aporta al crecimiento económico, y desde el punto de vista de la banca lo vemos muy activo y será uno de los que tendrá mejores resultados al final del año”, subrayó Caballeros.

Aseguramientos

Carol Lucrecia de Martínez, gerente del Instituto de Fomento de Hipotecas Aseguradas (FHA), brindó las estadísticas de la emisión de seguros de hipotecas, e informó que, en 2021, se han emitido 2,096 y comparado con el primer semestre del año pasado significa un crecimiento del 9%.

Precisó que el sector inmobiliario está muy positivo, y aunque se habla del incremento de materiales de construcción, el FHA tiene en proceso 21 mil 560 unidades, con nueve proyectos nuevos que han ingresado para su calificación a junio de este año, de los cuales tres son proyectos de apartamentos y seis proyectos de casa.

Además, están en fase de elegibilidad hay 128 proyectos que representan 17,924 unidades, que son 95 edificios de apartamentos con 14 mil 228 unidades y 33 proyectos de casas por 3,696 unidades.

Carlos Enrique Armendáriz, viceministro de Vivienda, expuso que está en proyecto perfilar la construcción de 18 torres de apartamentos para agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) en unos terrenos de la zona 6 de la capital con 700 unidades, en la cual participará la banca privada.

¿Cómo está el mercado?

El consultor en vivienda Humberto Olavarría, declaró que en estos momentos hay 210 proyectos en ventas y, al compararlo con el año pasado, hay 30 proyectos menos en el mercado, los precios se mantienen igual, y existe una concentración en zonas 10, 11,13,14 y 15, principalmente por edificios.

Recordó que en 2020 entraron 38 proyectos al mercado, precisamente en el primer trimestre, cuando vino la pandemia, mientras en 2021 van 11, que es un poco lento en cuanto a edificaciones nuevas para vivienda.

Le puede interesar: La fórmula para hacer más rentables los bienes inmuebles en Guatemala

En 2020 fueron introducidos al mercado 350 mil metros cuadrados al mercado de apartamentos y hasta mayo, se introdujeron 95 mil metros con una proyección de cierre de 230 mil metros a no ser que pase algo en el segundo semestre, y las cifras reflejarían una caída del 33% del inventario.

En cuanto a unidades, el año pasado se ingresaron tres mil 500 unidades al mercado y hasta mayo van mil 200, con una expectativa de tres mil unidades.

“Sí hay un cambio de inventario tanto en metros cuadrados como unidades disponibles de un año con el otro; hay menos oferta y no significa que exista menos demanda y lo que está pasando es que está disminuyendo el inventario y se está absorbiendo más rápido”, puntualizó.

Finalmente, dijo que los precios de los materiales han subido para la constructora, además de los protocolos a seguir y la variable es hacer más eficiente la construcción al bajar los costos por unidad construida y el otro impacto puede ser en el precio de la tierra que ha venido con un incremento sustancial en los últimos cinco años.