Panamá primero en lanzar red “D” de telecomunicaciones

Al menos US$10 millones invirtió Cable & Wireless Business (CWB) para convertir a Panamá en el primer país de Latinoamérica que brinda la tecnología DNation”  para dar un servicio integrado de voz sobre IP, Wi-Fi y de hasta mil megas de banda ancha.

 El presidente ejecutivo y gerente general de Cable & Wireless Panamá  (CWP) , Julio Spiegel, dijo que la tecnología adquirida por la empresa para su división CWB coloca a su país al nivel de naciones como Alemania o Estados Unidos que brindan estos servicios, empezando por el segmento corporativo del mercado.

Acotó que, de momento, se han instalado en unos 200 rascacielos de la capital panameña que sirven de oficinas y sedes de empresas multinacionales los servicios de fibra óptica para que se conecten a la nueva plataforma que significará un ahorro en cuanto a la conectividad y la posibilidad de elevar la productividad sin aumentar la factura por las telecomunicaciones.


De acuerdo con sus proyecciones es muy probable que, antes de fin de año, ya se ofrezca al cliente individual.

Respaldamos el compromiso de esta empresa de telecomunicaciones en brindar la más completa oferta comercial del país, ese hecho lo reafirmamos hoy con los servicios de 3DNATION que abren un nuevo capítulo en la historia de la conectividad en Panamá, resaltó.

Las nuevas formas de conectividad, con velocidades desde 25 a 1 mil Mbps, con llamadas Wi-Fi y servicios de redes Wi-Fi administradas funcionarán primero con un grupo de once teléfonos móviles de la firma Samsung que ya incorporan el software respectivo.
 
Pronto se generalizará a las demás versiones android y a otras marcas comerciales, acotó.

La tecnología de microfibras permite conectar a la Red de Datos e Internet de CWP, oficinas en edificios con restricción de infraestructura interna y disponibilidad de ductos para cableado y con las velocidades requeridas sin restricción de ancho de banda, y al mismo tiempo, lograr ampliar la cobertura de acceso telefónico vía Wi-Fi y que todas las llamadas sean cobradas como locales mientras se hagan por ese conducto, matizó Spiegel.

CWP, 49 % propiedad del Estado panameño, 2% de sus trabajadores y el otro 49 % de la empresa británica Liberty Global, que hace poco compró Cable and Wireless Communications, posee una base total de 2,1 millones de clientes activos, más de la mitad de habitantes del país, y el año fiscal 2015 pagó a Panamá dividendos por más de US$42 millones.