Pese a la pandemia, el parque vehicular creció un 8% en 2020 en Guatemala

El parque vehicular en Guatemala tuvo un incremento de 8.4% en 2020, y se mantuvo en comparación con otros años.

La inscripción de vehículos aumentó 8% en 2020 reportó la SAT. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La inscripción de vehículos aumentó 8% en 2020 reportó la SAT. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Hasta el 14 de enero, hay inscritos cuatro millones 110 mil 462 unidades en el Registro Fiscal de Vehículos de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), y a pesar de los efectos de la pandemia que provocó una contracción en la economía, hubo un crecimiento positivo.

En total se sumaron 315 mil 284 unidades, lo que significó un aumento de 8.4% con relación al 2019, cuando fue de tres millones 795 mil 178.

Del 2019 al 2018, el aumento fue de 8.2%, según las estadísticas.

Las personas que tengan algún adeudo en el pago del impuesto sobre circulación de vehículos (ISCV), por tres años, automáticamente el sistema de la SAT les da baja, por lo que se considera que ese el número de unidades vehiculares en circulación.

Desglose

El 50% del parque son vehículos particulares con dos millones 58 mil 108 unidades; 42.2% son motocicletas con un millón 737 mil 63 y 315 mil 291 vehículos comerciales con una participación del 7.5%.

El 50% de los domicilios fiscales, están en la región central que es Guatemala, Sacatepéquez, Chimaltenango y El Progreso, con dos millones 18 mil 437 unidades, seguido de la región Occidente, con 784 mil 741 unidades, que equivale el 19%.

Mejoran ventas

César Amézquita, gerente general de la Asociación de Importadores de Motocicletas (Asim), declaró que, en 2020, se emitieron nuevas placas para 242 mil unidades de motocicletas -que incluyen nuevas y usadas-.

Explicó que la comercialización de motos tuvo un incremento entre 15 a 20%, y los agremiados, reportando 228 mil unidades nuevas.

“Aun principio de la pandemia hubo una contracción, pero luego hubo un repunte cerrando con más de lo proyectado”, aseguró el directivo.

Las ventas pasaron de 17 mil mensuales a 30 mil.

Amézquita, enfatizó que las restricciones de movilización por el número de placa, el temor en viajar en transporte público y contagiarse, y la dinámica de más despachos a domicilio en varias actividades productivas, motivo en que las personas decidieran adquirir una unidad.

“Muchas quedaron desempleadas y optaron para auto emplearse en repartos a domicilio y prestar servicios a empresas o en los hogares”, puntualizó.

El mayor porcentaje de ventas fue en el área metropolitana, pero también se observó un aumento en Huehuetenango, Quetzaltenango y Petén.

El directivo comentó que el mercado femenino también aumentó, y un segmento interesante para la industria. Para 2021, se proyectan un crecimiento de ventas entre 12 a 15%.