Por qué se estancó la confianza en la economía a finales de 2020

El 2020 cerró con una baja confianza por los agentes económicos y los tomadores de decisiones con la caída de la producción nacional, la influencia del efecto coronavirus, los estragos causados por los fenómenos climatológicos de noviembre y la tensión política.

En 2020 los efectos del coronavirus impactaron en el clima de negocios e inversión a los agentes económicos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
En 2020 los efectos del coronavirus impactaron en el clima de negocios e inversión a los agentes económicos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

En diciembre el Índice de Confianza de la Actividad Económica (Icae) del sector privado, fue de 49.84 puntos, levemente superior a los 49.03 de noviembre, reportó el Banco de Guatemala (Banguat), que consulta a un panel de analistas privados.

El Icae cerró en el 2020 por debajo de la zona de expansión que es de 50 puntos, es decir, que entre más alto es ese indicador, los empresarios tienen más confianza en la economía, y entre menor es esa referencia, significa que no hay confianza para invertir.

La confirmación de que la economía decreció -1.5%, los daños causados por el paso de las tormentas Eta e Iota, mientras que, en el plano político, no se aprobó el proyecto de presupuesto para 2021 y continuaron las jornadas de protesta de renuncia al binomio presidencial.

Por otro lado, se informó que el Índice Mensual de la Actividad Económica (Imae), mostró una recuperación en positivo de 1.3% en octubre, y una recuperación del 6% del envío de las remesas familiares.

Recuento

Durante el 2020, el Icae inició con un primer trimestre por encima de los 50, pero fue precisamente en abril cuando cae a 32.64 puntos que fue el valor más bajo en los últimos dos años y por cuatro meses consecutivos se mantuvo débil. Fue hasta septiembre cuando se recupera a 53.38 puntos y octubre con 52.24 puntos.

Por la emergencia sanitaria, hubo disposiciones presidenciales que mantuvieron restricciones de movilización y horarios, que fueron la principal causa que influyó en las decisiones para los empresarios e inversionistas.

Visualizan mejora

Por otro lado, para los siguientes seis meses y con la llegada de la vacuna a Guatemala, que, según las autoridades del Ministerio de Salud, podría ser en febrero, los tomadores de decisiones prevén una mejora en la confianza.

El 50% de los consultados por el Banguat respondió que mejorará el clima de negocios para las actividades productivas comparado con los últimos seis meses, mientras que otro 43.8% dijo que se mantendrá igual y 6.3% empeorará.

El 100% de los empresarios encuestados confirmó que la economía no está mejor que hace un año.

Mientras que siete de cada 10 consultados dijo que la economía mejorará en los siguientes seis meses y tres de cada 10 opinó que no.

Finalmente, el 50% aseveró que no es buen momento para efectuar inversiones por la coyuntura actual, 18.8% mencionó que es buen momento y 31.2%, que es un mal momento.