Presupuesto 2021: Un año en que bajará la recaudación y subirá la deuda para Guatemala

Con un endeudamiento de Q32 mil 647 millones para financiar el gasto público en 2021, el Ministerio de Finanzas (Minfin) presentó al Congreso la iniciativa del proyecto de presupuesto de ingresos y egresos por Q99 mil 700 millones.

Álvaro González Ricci
La iniciativa del presupuesto 2021 pasará en los siguientes días a la Comisión de Finanzas, luego que fuera presentada el pasado 2 de septiembre. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El monto total de la propuesta del plan de gasto es de Q99 mil 700 millones, y el 32% se financiará por la vía de deuda y 68% por los ingresos tributarios planteados, según la estructura de financiamiento que presentó el ministro Álvaro González Ricci, previó a enviar la iniciativa de ley, y al justificar los renglones que están relacionados en la atención de la emergencia del covid-19.

El ministro explicó que el monto de bonos será de Q29 mil 284 millones, y el resto por la vía de préstamos y créditos con organismos financieros internacionales.

Por ingresos tributarios -que recauda la SAT- el indicador será de Q61 mil 426 millones-, más los Q32 mil 647 millones de endeudamiento, Q1 mil 565 millones por saldo de caja y bancos; Q211 millones de donaciones y Q3 mil 848 millones de otras fuentes como presupuesto de ingresos.

Además, que se plantea un déficit fiscal —gastos programados que superan los ingresos— de 4.9% del PIB que equivale a Q30 mil 120 millones, pero en un escenario sin una reactivación económica, el déficit sería de 4.2% por unos Q25 mil 560 millones.

Tanto para 2020 y 2021 el déficit fiscal será altos como efecto la crisis sanitaria, y rompe la tendencia de los últimos años en el manejo de las finanzas.

El proyecto se presentó este miércoles 2 de septiembre que es la fecha limite establecida en la ley.

Deuda financiará reactivación

González Ricci, destacó que al igual que la deuda pública financió los programas de atención social y económico por la emergencia del covid-19 este año por Q11 mil millones, también se planteó un cupo de Q4 mil 560 millones, para el capítulo de inversión y reactivación.

El presupuesto ordinario es de Q95 mil 139 millones, y los Q4 mil 560 millones de reactivación económica, según la propuesta.

El ministro reiteró que el diseño del proyecto del presupuesto está enfocado en la reactivación económica para el siguiente año.

El componente de reactivación económica será de Q3 mil 772 millones de inversión y Q838 millones de funcionamiento.

Mientras la evolución del gasto ordinario, Q62 mil 875 millones se destinarán para funcionamiento como pago de salarios, alquileres, pago de servicios, compra de insumos y materiales entre otros; para inversión Q20 mil 597 millones y pago del servicio de la deuda por Q16 mil 227 millones.

Es decir que por cada quetzal de gasto público Q0.62 se van a funcionamiento, Q0.20 a inversión y Q0.16 para deuda.

El efecto del covid-19 incrementó la deuda pública para 2020 y 2021 así como un incremento en el déficit fiscal, según analistas fiscales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Ciclo de deuda

Para los analistas fiscales, existe un ciclo de deuda de riesgo, derivado a las capacidades de ingresos tributarios que tanto de este año como para 2021.

“Es un presupuesto que representa toda la crisis del covid-19 y hay un nivel de endeudamiento alto, lo que significa que el gasto se sostendrá a través de más deuda y al sumar el de este año más lo que se plantea se alcanzaría cerca de Q60 mil en dos años y es algo delicado”, aseguró el consultor fiscal Juan Carlos Paredes.

Manifestó que hay los problemas no se presentarán ahora sino en la siguiente década, ya que el planteamiento de recaudación tributaria no es tan sólido, con los ingresos planteados que es menor al 2019.

Afirmó que es una alerta, porque cada vez habrá una menor capacidad de pago y “se ingresa a una curva muy peligrosa”, agregó Paredes.

En esos mismos términos coincide Abelardo Medina Bermejo, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), al considerar que habrá un crecimiento de la deuda, igual que este año, que se reflejará con un déficit de más de 3.6% a 4%.

“El gobierno estará tratando de empujar la actividad económica por medio del déficit fiscal, si se puede en el corto plazo; pero el problema es que no se puede mantener a largo plazo”, enfatizó.

Ambos analistas expusieron que los efectos del covid-19 puso un paso delicado en las finanzas públicas, por la opción del endeudamiento para hacerle frente a las necesidades, pero el funcionamiento del Estado sigue siendo alto, que se refleja que cada año habrá deuda.

Por renglones

La iniciativa de presupuesto será menor en Q8 mil 060 millones, al presupuesto del 2020 que ascendió a Q107 mil 760 millones y que tuvo que ampliarse para atender la emergencia sanitaria.

El gasto total por funcionamiento e inversión será de Q83 mil 472.7 millones, y Q12 mil 134 millones de intereses para la deuda pública.

De los 19 renglones de gasto, diez tendrá una variación negativa o una reducción de su gasto comparado con el 2020.

Para el Ministerio de Educación (Mineduc) se le asignó un techo de presupuesto de Q18 mil 682 millones y es la cartera que tendrá el mayor incremento por Q898 millones, que es explicado para el cumplimiento del porcentaje de incremento por el pacto colectivo con el magisterio.

El incremento del presupuesto es del 5%.

El Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), tendrá un incremento de Q3 mil 464 millones o sea 51% con respecto al vigente para situarse en Q10 mil 242 millones, según la propuesta.

González Ricci, enfatizó que se está priorizando la parte del CIV, que tendrá un presupuesto histórico para establecer y desarrollar varias obras.

Para el Ministerio de Salud, el incremento es de Q71.2 millones, para sumar Q9 mil 894 millones que equivale a un incremento de 0.72%.

El Congreso aprobó en abril de este año una ampliación presupuestaria a ese ministerio para atender la emergencia.

El pago del servicio de la deuda pública tendrá una asignación mayor de Q1 mil 616 millones para situarse en Q16 mil 227 millones o sea 11%.

Mientras que el Ministerio de Agricultura, recibirá Q22 millones más, para situarse en Q1 mil 787 millones, que son los rubros más significativos.

Para el caso del Ministerio de Economía y de Desarrollo a los cuales se les cargó los recursos para los programas sociales y económicos, tendrán una significativa reducción en sus techos de Q2 mil 364 millones y Q5 mil 672 millones.

En el proyecto del presupuesto se asignó Q4 mil 560 millones para el capítulo de reactivación económica con el fin de apalancar la economía. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Reciben propuesta

Sofia Hernández, presidenta en funciones del Congreso, recibió este 2 de septiembre la iniciativa del presupuesto, y ese organismo tendrá un plazo de 90 días para hacer la discusión.

Expresó que el proceso legislativo empezará en breve y se enviará a la Comisión de Finanzas la iniciativa, así como el plazo establecido en la ley de conocerlo antes del 30 de noviembre.

Programas de inversión

En el capítulo de inversión el CIV tendrá el 63% por un monto total de Q2 mil 882 millones.

González Ricci, comentó que los proyectos que se tienen diseñados para la reactivación económica está la litoral del Sur, la ampliación a cuatro carriles el anillo C-50, construcción del muelle Puerto Arenal en el recinto de la Empresa Portuaria Santo Tomás de Castilla, la ruta express metropolitana y puente Belice 2.

Para transferencias monetarias se destinarán Q500 millones que será administrados por el Ministerio de Desarrollo.

Mientras Q435 millones se destinarán para los Institutos Nacional de Electrificación (INDE), y de Fomento de Hipotecas Aseguradas (FHA) para la construcción de subestaciones y proyectos de vivienda popular.  El INDE manejara Q235 millones y el FHA Q200 millones.

Para el Ministerio de Agricultura, la asignación ascenderá a Q395 millones para áreas como sistemas de riego, estructuras de conservación de suelo, construcción de centros regionales de acopio, seguro agropecuario, entre otros.

El Ministerio de Salud, el rubro de reactivación económica es de Q200 millones destinados para la construcción, ampliación y mejoramiento de la infraestructura, y otros Q120 millones para el Mineduc.