Presupuesto: Así quedó dictaminado el histórico proyecto de gasto público para 2021

En una jornada apresurada los integrantes de la Comisión de Finanzas y Moneda del Congreso emitieron dictamen favorable a la iniciativa del proyecto de presupuesto de ingresos y egresos por Q99 mil 700 millones y la discusión ahora se traslada al pleno.

Los diputados reorientaron Q1 mil millones para la reconstrucción por Eta y otros Q1 mil 400 millones para la Reactivación Económica Local en el dictamen del presupuesto 2021. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Los diputados reorientaron Q1 mil millones para la reconstrucción por Eta y otros Q1 mil 400 millones para la Reactivación Económica Local en el dictamen del presupuesto 2021. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Reducción del porcentaje de la deuda bonificable, ajuste al monto de ingresos tributarios y la reorientación del capítulo de reactivación económica por los efectos del covid-19, fueron las principales modificaciones realizadas por los diputados.

Tanto el techo como el monto de endeudamiento público rompen los esquemas que se venían tratando en la última década.

El dictamen de la iniciativa 5832 fue aprobado por 16 votos a favor, a pesar de que los diputados de oposición solicitaron espacio y tiempo para poder estudiarlo y firmarlo.

La misma se trasladó a la Comisión Legislativa para su trámite.

Según el dictamen de la Comisión, Q63 mil 560 millones se destinarán para funcionamiento, Q20 mil 234 millones para inversión y Q15 mil 905 millones para el pago del servicio de la deuda.

Deuda por Q31 mil millones

El planteamiento de la deuda bonificable por Q29 mil 284.4 millones generó reacciones por parte del sector privado organizado y de organizaciones sociales, a lo cual los diputados reconocieron disminuir el monto y cedieron.

La emisión de bonos del Tesoro quedó en Q24 mil 157 millones –que es deuda interna– y financiamiento externo por Q6 mil 915 millones.

La sumatoria de la emisión de bonos y los préstamos es de Q31 mil 072.7 millones que es la nueva deuda para contratar. En la propuesta original era de Q32 mil 647 millones.

Eso equivale a que la estructura de presupuesto será financiada por deuda en 31%.

El monto sigue siendo alto, y no se había observado en la historia, pero el déficit fiscal podría mantenerse por encima del 4%.

En el financiamiento externo se incluye la aprobación de un préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por US$594 millones.

“Se cambio la fuente de financiamiento por los bonos para sustituirlos por préstamos del FMI y solo teníamos dos opciones. Elegir el préstamo nos permite ahorrar unos Q180 millones en intereses que se van a dejar de pagar”, dijo Duay Martínez, presidente de la Comisión.

Explicó que no se ajustaron el 95% de las asignaciones ordinarias que el Minfin trasladó, y que la mayoría de los ministerios se quedan en sus montos.

El monto del dictamen es menor a los Q107 mil 760.7 millones del presupuesto vigente, que se incrementó en abril para atender los rubros por la emergencia sanitaria.

En los techos y las asignaciones a los ministerios, funcionamiento, inversión y pago del servicio de la deuda, los montos se conservan como lo planteó el pasado 2 de septiembre el Ministerio de Finanzas (Minfin) cuando lo entregó al Congreso.

Ajuste de la recaudación

Otra modificación fue en los ingresos tributarios, e incrementan la meta a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

La nueva meta de recaudación que financiará el presupuesto quedó en Q63 mil millones, con los nuevos escenarios que conoció la Comisión por parte de las autoridades.

En el planteamiento del 2 de septiembre la meta de recaudación era de Q61 mil 426 millones.

En los ingresos no tributarios y de capital en Q3 mil 848 millones, donaciones Q211 millones, y variación y caja en bancos Q1 mil 565 millones.

Capítulo de reactivación

Otra readecuación corresponde al capítulo de reactivación que se había planteado por el Gobierno y la construcción de varias obras de infraestructura por Q4 mil 560 millones.

De ese monto, se planteó destinar Q1 mil millones para la reconstrucción de los estragos causados por la tormenta Eta, del capítulo de infraestructura.

“Se están destinando Q1 mil millones para atender directamente ese aspecto que causó daño (..), y tenemos muchos alcaldes e instituciones afectadas y sabemos que este será el inicio y otras instituciones para atender la emergencia”, remarcó Martínez.

En el dictamen también se planteó otra reorientación denominada “Reactivación Económica Local”, y según el parlamentario la reactivación económica debe ir enfocada y canalizada en los municipios y se destinó Q1 mil 400 millones.

“Entendemos que la mayoría de los alcaldes estuvieron en peregrinación con la posible reducción de sus ingresos que se verían afectados por el situado constitucional y qué mejor forma de activar la economía en todos los municipios a nivel nacional que destinando fondos directos y continuar con la reconstrucción en los municipios que lo consideren necesarios, donde la pandemia los afectó”, dijo Martínez.

Botín político

El exviceministro de Finanzas, Érick Coyoy, dijo que en el dictamen se incrementa en Q1 mil 500 millones la meta de recaudación tributaria, lo cual es positivo porque exige a la SAT mejorar su desempeño, pero aumenta en Q1 mil millones el aporte a los Consejos Departamentales de Desarrollo bajo el pretexto de apoyar la reconstrucción de los daños por la tormenta ETA.

“En realidad es sabido que este aporte a Consejos ha sido usado ampliamente como un botín político en beneficio de alcaldes, gobernadores y diputados distritales. Deberían incluirse normas de control para asegurar que las comunidades afectadas tienen mayor participación en las decisiones sobre estos recursos”, puntualizó.