¿Qué tipo de comunicador es usted?

Se ha preguntado ¿por qué sus colaboradores no lograron la meta prevista, su asistente olvidó una actividad importante o usted mismo dejó pasar una cita o compromiso que ahora lamenta? Muy probablemente tiene que ver con la mala combinación de las distintos factores que utiliza al querer comunicar. No culpemos a otros de ingredientes personales que debemos mejorar.

Podemos definir comunicación como la trasmisión de señales entre personas mediante un código, el cual no es necesariamente verbal; desde Darwin hasta Mehrabian, un siglo después, hemos entendido que las palabras son un factor de la comunicación, pero no el más importante.

En las relaciones empresariales, sociales y familiares se hace indispensable conocer los avances científicos que facilitan la consecución de resultados integrando la comunicación; nosotros lo venimos promoviendo de manera sistemática en las mesas de negociación. Le solicitamos a las personas que sean conscientes de su lenguaje, entendido como ese conjunto de señales y sonidos articulados con los cuales habla, escribe o se expresa.

Hoy en día sabemos que todo estímulo externo, cualquiera que este sea, desencadena en nosotros un serie de emociones que requieren respuestas, para ello expresamos de diferente forma, si nos sentimos amenazados el sistema actuará insinuando unas cuantas palabras y una serie de detonantes que acompañarán las frases, esa es la comunicación que recibirá mi interlocutor y dejarán entrever conductas que son leídas por colegas o familiares.

La pregunta es: ¿cuántas veces ha sido consciente de esa situación? Muy pocas. ¿Sabe la razón de ello? El sistema, frente a un estresor externo, prepara al organismo para que ejecute una conducta determinada, por ello, si tiene miedo, vergüenza o cree que no puede conseguir el resultado esperado, tenga cuidado, algunos necesitamos ver para creer y otros creer para ver, necesitamos estar convencidos para comunicar efectivamente.

Cuando se transmite un mensaje, la combinación apropiada de los factores de comunicación facilitará persuadir o convencer a quienes le escuchan. Muchas veces usted ha fracasado en la comunicación, pero no lo sabe, y para que no le quede duda, revise los siguientes componentes de su comunicación antes de definir qué tipo de comunicador es: su expresión facial, los gestos, la postura corporal, la tonalidad de su voz, ritmo y pausas, cercanía o distancia de sus interlocutores, el tipo de contacto hecho mientras comunica y su apariencia.

Si se da cuenta, no he mencionado las palabras, que son un factor más, pero que al sumarlo con los otros toma otro significado diferente al que le damos hoy en día. Birdwhistell señala que no más del 30% al 35% se trasmite por las palabras. En la siguiente columna tocaremos cada factor. Hasta la próxima.