Abel Cruz: “Hay que dar certeza al contribuyente”

Diez minutos después de que el Directorio diera lectura a la resolución 9-2018, sobre la designación del nuevo jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Abel Francisco Cruz Calderón tenía más de 200 mensajes de WhatsApp de felicitaciones y apoyo, de diferentes personas y sectores.

Leonel Villamar, intendente de Fiscalización, felicita a Abel Cruz Calderón, luego de que fue elegido por el Directorio como el administrador tributario para los siguientes cinco años. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Leonel Villamar, intendente de Fiscalización, felicita a Abel Cruz Calderón, luego de que fue elegido por el Directorio como el administrador tributario para los siguientes cinco años. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Cruz Calderón -de profesión economista y con carrera en la docencia-, afirmó que continuará con los planes de trabajo que se han venido desarrollando, pero también dio señales de una SAT más moderada respecto del trabajo que desempeñó Juan Francisco Solórzano Foppa, quien fue destituido el pasado 17 de enero por no haber alcanzado la meta de recaudación del 2017.

El superintendente Cruz tomará posesión la próxima semana y  tendrá un mandato de cinco años; habló con Prensa Libre sobre sus planes, estrategias de facilitación para el pago de impuestos y cómo llegará a las metas de recaudo.

Cruz Calderón es el primer superintendente seleccionado por el Directorio con las reformas a la Ley Orgánica de la SAT que aprobó el Congreso en 2016, ya que esa potestad era del presidente de la República. Para este año, la meta de recaudación establecida en el presupuesto es de Q57 mil 463 millones.

¿Cuáles son sus ejes de trabajo?

Son cuatro, y el primero es trabajar por un incremento en la recaudación de forma sostenida para el 2023, como un indicador que se refleje en el PIB.

El segundo punto es trabajar sobre la brecha fiscal -impuestos programados pero no cobrados- del cumplimiento tributario, y para ello debemos trabajar en el IVA y en la evasión del impuesto sobre la renta (ISR).

Por otro lado, recuperar el servicio aduanero con  la aduana modelo que ya está desarrollada, junto a una revisión exhaustiva de fiscalización -ex antes y ex post- de lo que pasa en las aduanas. El último eje es la gestión en el recurso humano, administrativo-financiero e informático.

¿Por qué esta apuesta?

Son ejes que tienen que ir de la mano y todo esto lleva un eje transversal: la gestión de riesgo.

¿Cuál es el principal problema que aqueja a la institución?

Es  lo administrativo y financiero, porque sabemos qué es lo que tenemos que hacer pero necesitamos más apoyo financiero para  alcanzar la gestión. Es decir, tener un mejor equipo de cómputo para hacer los análisis, agilizar los procesos de contratación emergentes y gestión con proveedores. La SAT ha crecido mucho y la gestión es la clave.   

¿Cuál es el equipo de trabajo?

Hay dos intendentes titulares -Werner Ovalle, en Aduanas, y Leonel Villamar, en Fiscalización- que están confirmados, y lo que se analizará son las intendencias de Recaudación, Jurídica y Atención al Contribuyente, que están vacantes.

¿Cómo se plantea llegar a la meta en este ejercicio?

Se  controlará de inmediato a los contribuyentes especiales, para fiscalización, así como a los proveedores de ellos. Se priorizará la conciliación antes de llegar a la vía judicial. En aduanas se implementará el plan de control de cargas que se ejecutó en la aduana de Puerto Quetzal, y será replicado lo antes posible en las aduanas Puerto Santo Tomás de Castilla y Tecún Umán 2.

¿Cómo resolverá el tema de la devolución del crédito fiscal, que es la  queja del empresariado?

Continuará el plan emergente, porque será un programa permanente. Se les dará mayor empoderamiento a los auditores, en la confianza del marco legal, con reglas para el auditor, así como para el contribuyente en su fase de fiscalización.

Mientras que en lo judicial se revisará la presa que existe, para hacer un análisis sobre la pertinencia de los mismos.

Lo que quiero es que no lleguen a la fase jurídica y debemos focalizarnos en las auditorías. Por eso queremos apoyar el Tribunal Administrativo Tributario y Aduanero (Tributa), que es una instancia de resolución, para dar certeza jurídica.

En el combate del contrabando, ¿cuál será su proyecto emblema?

Lideramos el programa de combate al contrabando y la evasión, y en abril se desarrollará un congreso nacional para sentar a distintos sectores para dialogar.

¿Y para el contribuyente?

Queremos facilitar el pago de impuestos, para impactar como SAT en el informe  Doing Business —clima de negocios— del Banco Mundial, con procesos transparentes, con herramientas tecnológicas y confiar más en lo electrónico que en el papel.

Hoja de vida

El nuevo superintendente tiene experiencia en la gestión pública:

• Es economista egresado de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

• Trabajó en  los primeros años de creación de la  SAT de 1998 al 2001.

• Fue integrante  de la comisión del Pacto Fiscal.

• Fungió como  gerente general en el Instituto Nacional de Estadística.

• Fue viceministro  de Economía.

• Desde 2016 fue intendente de Recaudación.

Contenido relacionado

> Directorio entrevistó a candidatos a Superintendente de Administracion Tributaria

> SAT subastará lote de vehículos abandonados en aduana de Puerto Barrios

> Las razones por las que Juan Francisco Solórzano Foppa, ya no terminó su gestión al frente de la SAT