Scale Up: 15 empresas guatemaltecas logran incrementar ventas y generar nuevos empleos

El modelo para empresas de alto crecimiento, Scale Up avalado por Fundesa empezó hace tres años en la ciudad de Quetzaltenango, y ahora tiene presencia a nivel nacional.

La empresa Centro de Servicio Puente Nuevo aumentó en un 53% sus  ventas como resultado del programa Scale Up. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundesa)
La empresa Centro de Servicio Puente Nuevo aumentó en un 53% sus ventas como resultado del programa Scale Up. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundesa)

Acelerar el crecimiento empresarial en números de clientes y empleos, aumento de capacidad instalada, mejorar la productividad, junto con un constante flujo de caja, son los principales objetivos del modelo llamado Scale Up impulsado por la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa).

El programa ha recibido el apoyo de profesores de la Universidad de Babson y empresas guatemaltecas que creen y confían en que los programas de aceleración empresarial, son un eje fundamental para el desarrollo de empresas más dinámicas, innovadoras y que generan valor compartido, comentó Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de Fundesa.

El modelo para empresas de alto crecimiento empezó hace tres años en la ciudad de Quetzaltenango, y ahora tiene presencia a nivel nacional, que se traduce en más empleos, rentabilidad, nueva inversión, entre otros y demuestra que, con enfoque y determinación, se puede crecer incluso en medio de la pandemia del covid-19, resaltó el ejecutivo.

Mañana se gradúa la segunda cohorte del programa Scale Up, y entre los principales resultados destaca que las 15 empresas que participaron generan en promedio ingresos anuales por US$1 mil 006 millones, para un total de 370 colaboradores impactados y un ingreso adicional de US$16 millones 623 mil entre todas las empresas.

Empresarios de cinco departamentos integraron la segunda promoción originarios de Guatemala, Alta Verapaz, Sacatepéquez, San Marcos y Quetzaltenango.

Algunas de las 15 empresas participantes fueron: Centro de Servicio Puente Nuevo de Cobán, Alta Verapaz; de Guatemala empresas Homeland, Agrícola Grotto y Caliquimica S.A.; de La Antigua Guatemala Wow Projects; de San Marcos Modernicasa, y de Quetzaltenango otras 10 empresas.

Duplicar participación

Zapata agregó que uno de los aspectos más importantes del programa es el cambio de mentalidad y cultura empresarial que son elementos fundamentales para que el empresario pueda crecer.

Además, un gran diferenciador es que permite a los gerentes y dueños de las empresas ir acompañados de sus colaboradores más cercanos, quienes ocupan puestos estratégicos y de toma de decisión, por lo tanto, este acompañamiento se traduce en mejores decisiones al momento de ejecutar.

“Muchas veces los empresarios planifican el crecimiento, pero no logran transmitir lo que aprendieron a los colaboradores y la ejecución se queda rezagada”, expresó el director ejecutivo de Fundesa.

Una de las proyecciones del programa es abrir la tercera cohorte a partir de febrero del próximo año y la idea es graduar a dos promociones para un total entre  35 y 40 empresarios que se estarían graduando y con ello duplicar el número de participantes.

En total 33 empresas han recibido la metodología de Scale Up y uno de los requisitos principales, recordó Zapata, es que la empresa a postularse al programa debe vender no menos de US$100 mil anuales.

La segunda cohorte del programa Scale Up recibió los talleres de forma virtual. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundesa)

Centro de Servicio Puente Nuevo

Sergio y Andrés González dirigen la empresa Centro de Servicio Puente Nuevo ubicada en Cobán, Alta Verapaz, es una empresa familiar fundada en 1978 dedicada al mantenimiento automotriz.

Por ocho meses participaron en el programa de aceleración empresarial, Scale Up y uno de los principales resultados que obtuvieron de la capacitación fue el  enfocar y orientar de mejorar manera los esfuerzos de inversión e innovación  para la empresa y se generaron dos  empleos adicionales para el área de mecánica.

“El programa nos enseñó a salir de la zona cómoda en la que nos encontrábamos y decidimos cerrar áreas que no representaban ingresos e incrementamos la capacidad de otras áreas”, dijo Andrés.

Además, lograron obtener un financiamiento por US$20 mil que será destinado a ampliar la capacidad actual del área de trabajo.

Tanto altos directivos de la empresa Centro de Servicio Puente nuevo como colaboradores estratégicos recibieron en conjunto el programa de crecimiento empresarial Scale Up. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundesa)

Modernicasa

Débora Ramírez, gerente general de la empresa Modernicasa, se dedica desde hace 40 años  a la distribución de línea blanca, muebles importados, electrodomésticos y electrónica, principalmente ubicada en el occidente del país comentó que el participar en el programa les proporcionó una visión más amplia e integral e incrementaron las ventas un 66% en el último trimestre.

También, abrieron una nueva sala en mayo del presente año en Totonicapán y generaron cinco nuevos empleos.

Los primeros resultados los vieron en los primeros tres meses del curso.

“Tuvimos que hacer una reducción operativa  e implementar una mejora en nuestros procesos, pero no lo hubiéramos logrado sin ese trabajo en equipo multi paradigma porque recibimos el curso junto con nuestros colaboradores más cercanos”, expresó Ramírez.

La empresa Modernicasa logró una eficiencia operativa en sus procesos, y participaron varios colaboradores. (Foto Prensa Libre: Cortesía Fundesa)