“Se debe hacer todo de nuevo”: Contraloría ordena suspensión permanente de concurso de rompeolas

La Contraloría General de Cuentas elevó una notificación de suspensión definitiva de la licitación del proyecto del rompeolas a la gerente de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ).

Publicado el
En la dársena hay material de azolve que necesita ser dragado, informó el ingeniero Wilmer Quirán, jefe de la unidad ejecutora de proyectos de la EPQ. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
En la dársena hay material de azolve que necesita ser dragado, informó el ingeniero Wilmer Quirán, jefe de la unidad ejecutora de proyectos de la EPQ. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El concurso fue adjudicado el 3 de marzo a la constructora Supervisión, Construcción y Mantenimiento, S.A., por Q477.9 millones. por Q477.9 millones en la cual se detectaron inconsistencias.

La solicitud fue enviada esta semana y las autoridades esperan respuesta de la portuaria, explicó Walfred Rodríguez Tortola, jefe de la dirección de auditoria para atención de denuncias de la CGC.

“Nosotros ya notificamos y vamos a la esperar que responden”, dijo el funcionario, al manifestar que la notificación se sugiere que la licitación sea suspendida, en definitiva.

Precisó que la comisión de evaluación de la Contraloría sugirió el 24 de febrero una suspensión temporal del evento, antes de la adjudicación, pero luego de tener nuevos hallazgos, se está sugiriendo una suspensión definitiva luego de la adjudicación.

Más hallazgos

La comisión de evaluación actúa de manera preventiva, y su objetivo es determinar si existen dudas sobre algunas situaciones que hubieran pasado de levantar documentaciones, y tiene un alcance de ponerlo de conocimiento a otras autoridades competentes.

En una entrevista con el noticiero Guatevisión, el pasado miércoles, Rodríguez Tortola detalló que la junta de licitación de la EPQ requirió el 2 de febrero a la empresa Supervisión, Construcción y Mantenimiento, S.A., la constancia ante el Registro Mercantil y el 3 de marzo esa misma junta notifica en acta que recibió la documentación conforme lo solicitado.

Sin embargo, dijo que la Contraloría detectó que la empresa solicitó la inscripción ante el Registro sino hasta el día 2 de marzo, con lo cual calificó que allí hay un acto de poca transparencia. Incluso mencionó que hubo otra empresa interesada en el proyecto que no aparece en el Registro Mercantil.

Otra irregularidad tiene que ver con que la EPQ permitió que las empresas interesadas en el proyecto pudieran hacer visita de campo al puerto para conocer el área para el rompeolas, pero, según Rodríguez Tortola, hubo algunas compañías a las que se le requirieron documentos fuera de las bases de licitación que imposibilitaron hacer esa gestión.

Mencionó que también se está a la espera de la información que requiera el Ministerio Público (MP), ya que de ofició actuarán en este proceso, y algunos aspectos específicos que se requieran.

Material de azolve se ha ido acumulando en los márgenes del litoral Pacífico específicamente al lado de la playa de San José donde se ubica el rompeolas mayor, expuso un técnico de la portuaria. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Nuevo evento

Rodríguez Tortola dijo que en la comunicación enviada a la EPQ, se sugiere realizar un nuevo evento del concurso del “Mejoramiento Infraestructura Portuaria Rompeolas Este y Oeste”.

“El requerimiento de la Controlaría es que se haga un nuevo proceso, aunque la autoridad tiene la facultad de acatarla o de continuar con su procedimiento”, aseveró.

Recordó que siempre hay discusiones entre los auditores y auditados, y cuenta con el derecho de defensa de hacer ver e interponer las inconsistencias que la Contraloría detectó, y las tendrán que justificar.

Aunque la normativa no establece plazos de contestación, en este caso se requiere que sea lo más inmediato, y se entiende que la EPQ están trabajando sobre ello porque cuentan con facultad para ampliar información.

El siguiente paso, es que, con la respuesta de la portuaria, se analiza y se define qué acciones se procede a ejecutar, que pueden ser las mismas que se generan en una auditoria normal administrativas, juicio de cuentas, y en otras hasta penales.

En todo caso, comentó que se encuentra en la fase administrativa, y la institución que determinará si existe o no delito es el MP.

Aclaró que en este momento no hay ninguna erogación de gasto a la empresa constructora que salió favorecida, por lo que no hay ejecución de fianza, y la acción fue preventiva.

Esta semana representante de Acción Ciudadana y del Consejo de Usuarios del Transporte Internacional de Guatemala (Cutrigua), expusieron que, con los hallazgos y la posición de la Contraloría, sobre el proyecto, lo recomendable es que la junta directiva de la portuaria no apruebe el proceso y acatar lo dicho por el órgano fiscalizador para que sea transparente.

La EPQ es el principal puerto del país por el volumen en el movimiento de carga del sistema y en 2020 movilizó 12.4 millones de toneladas, -7.8% menor con respecto al 2019 cuando movilizó 13.4 millones.

Por aparte, el miércoles en la noche fue removida del cargo Aura Verónica Cabrera como gerente general de la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomás de Castilla en Izabal, y de manera interina asumió Érick de León Lobos.

EPQ: “Si no se hace mantenimiento, el presupuesto será mayor”

El ingeniero Wilmer Quirán, jefe de la unidad ejecutora de proyectos de la EPQ brindó una visión del proyecto desde el punto de vista técnico y la necesidad de hacer mantenimiento en el rompeolas y en la dársena.

¿Cuál es la evaluación del rompeolas?

Una parte de las obras importantes en los 35 años de operación del puerto es el rompeolas Este y Oeste, así como el muelle comercial y, desgraciadamente, en este período no se le ha dado prioridad en el mantenimiento a esta infraestructura, entiéndase el rompeolas, así como todo el material de azolve que se ha ido acumulando en los márgenes del litoral Pacífico específicamente al lado de la playa de San José.

Un dato importante es que el aporte de material volcánico trasladado por el río Achiguate, asciende a 200 mil metros cúbicos por año y esta arena se ha ido depositando en todo el litoral del lado de la playa de San José.

Actualmente, esta acumulación de arena ha llegado a los márgenes del rompeolas mayor, y el peligro que se corre es que este material puede ingresar a la dársena de maniobras y comenzar a azolvar el canal de acceso, el canal de aproximación y la dársena interna.

En la infraestructura, ¿qué detectaron?   

En lo que corresponde al rompeolas mayor y con entendido anterior, está compuesto por bloques de diferentes volúmenes, y dadas las circunstancias climáticas, los fuertes oleajes, algunos de estos bloques han sido desubicados.

Actualmente se han creado algunas cavernas, y se dan por el azote del oleaje, que muchos bloques se han ido corriendo y ha permitido que se estén reubicando, pero si no se hace el mantenimiento en esta época, a futuro se podrá hablar de un presupuesto mayor, y por eso en este momento es importante realizarlo.

¿Hay peligro en la dársena?

Hay azolves dentro de la dársena y con los cambios de marea en el Pacífico son muy variables, por alguna razón ha empezado a ingresar, pero lo que más nos preocupa es la acumulación en el lado de la playa de San José, y de 35 años para acá la playa creció 400 metros, y si eso continúa tanto por el aporte del río Achiguate, el arrastre de sedimentos tendríamos consecuencias a futuro.

Por eso prevenimos en este momento lo más adecuado y no esperar de hacer una reparación mayor.

¿Por qué es millonario este proyecto?

El proyecto contempla dos fases: una de infraestructura y una de dragado. La draga para utilizar este trabajo es un buque y no se encuentra disponible.

Las fases de este proyecto, en la parte de infraestructura podría ser poco lo que se realizará, pero si nos vamos a la draga que es lo que tiene la mayor parte del presupuesto, estamos hablando de un promedio aproximado de más de Q250 millones, por los volúmenes a extraer que son bastante elevados.

Solo en las fosas uno y dos, estamos hablando de remover un millón 190 mil metros cúbicos, sumado a otros 600 mil metros cúbicos cuando se realizó la batimetría inicial del estudio que dio origen que le estoy hablando solo de las fosas, y habría que sumarle al canal de acceso y el canal de aproximación.

¿Qué alternativas hay?

Está el estudio que se realizó para levantar este proyecto y hay recomendaciones específicas.

Por ejemplo, la fase de dragado debe realizarse de noviembre a marzo, que las condiciones son más óptimas para poderlo hacer; la fase de infraestructura que se pueda adjudicar de aquí a noviembre una parte, sin embargo, como EPQ, vemos la factibilidad de poderlo hacer en los tiempos más adecuados acoplándonos a lo que dice el estudio.