Sostenibilidad en Guatemala: 6 pasos para completar la transición a empresas con huella positiva

Diferentes líderes empresariales expusieron desde sus experiencias las claves para lograr que las empresas avancen hacia la sostenibilidad.

Publicado el
Decenas de líderes empresariales y emprendedores participaron en el XV Foro Nacional de Transformación de Negocios "El cambio está en ti". (Foto Prensa Libre: cortesía Centrarse).
Decenas de líderes empresariales y emprendedores participaron en el XV Foro Nacional de Transformación de Negocios "El cambio está en ti". (Foto Prensa Libre: cortesía Centrarse).

Un cambio en la cultura de hacer empresa, el compromiso decidido de la alta dirección y una estrategia de gestión del cambio son los primeros pasos que necesitan dar las empresas guatemaltecas para acelerar su transformación hacia organizaciones sostenibles, capaces de generar al mismo tiempo, valor económico como social y ambiental, según distintos expertos.

En el marco del XV Foro Nacional de Trasformación en los Negocios “El cambio está en ti”, organizado por el Centro para la Acción de Responsabilidad Social Empresarial (Centrarse), líderes empresariales compartieron las experiencias de sostenibilidad de sus empresas, en el que coinciden en al menos seis grandes pasos necesarios para lograr negocios que impacten positivamente la sociedad y el ambiente, al tiempo que generan valor económico. Estos son:

Toma de conciencia. Para Guillermo Monroy, gerente de Ciudadanía Corporativa de Progreso, uno de los primeros pasos para avanzar hacia la transformación a empresas sostenibles es tomar conciencia de la forma en cómo se hacen negocios. De esa cuenta ver la sostenibilidad como una forma de gestión del negocio.

Según Monroy, este paso implica reconocer los impactos negativos y positivos que la actividad productiva, como cualquier acción humana, genera. Pero lo más importante es cómo lograr maximizar los aspectos positivos y reducir al máximo los negativos.

Liderazgo comprometido. Jorge Toruño, presidente de la Junta Directiva de Centrarse, opinó que un siguiente paso es el compromiso de la alta dirección de la empresa, ya sea el dueño, los directores o accionistas, de dar una oportunidad a la implementación de una estrategia de sostenibilidad. “Si no está convencida la cabeza de la empresa ningún intento va a salir adelante”, enfatizó.

Monroy coincide en que, dada la transversalidad de la sostenibilidad en la gestión del negocio, esta debe ser un compromiso desde lo más alto de una empresa, para que permee a toda la organización.

Gestión del cambio. Para Enrique Crespo, CEO de Corporación Multi Inversiones (CMI) Capital, además de que se necesita un compromiso del más alto nivel de la organización y un liderazgo que inspire, es vital una gestión de cambio estructural. “Necesitamos que en las organizaciones asumamos el cambio de la transformación a todos los niveles y para eso debemos incidir positivamente”, refirió.

Toruño considera que, así como el cumplimiento de la ley, el cuidado del medio ambiente y de la gente logran que una empresa pueda volver sostenible con el tiempo, los cambios deben ser graduales, acorde a las posibilidades de cada negocio y de acuerdo con la industria a la que pertenecen.

Escuchar a la comunidad. Para Gisela Sánchez, directora Regional de Estrategia y Relaciones Corporativas de BAC Credomatic, una clave para lograr avanzar hacia la sostenibilidad es que la empresa sea capaz de escuchar a sus públicos de interés y dialogar con ellos. “Hay que buscar dónde, de acuerdo con mi giro de negocio, puedo tener un mayor impacto, cuáles son mis huellas y cómo puedo gestionarlas. A partir de ahí trabajar de una forma integral sobre lo que es relevante para mi público y no es solo en lo que a mí se me antoja”, apuntaló.

Monroy agregó que las empresas que quieren a contribuir a un mejor país tienen que encontrar los temas comunes en los que tiene interés tanto el negocio como sus públicos de interés. “Ese ejercicio se llama materialidad y es muy sencillo, es decir, saber identificar quiénes tienen los mismos intereses en mi entorno, en las comunidades donde operamos, los vecinos y qué temas son los de su preocupación”, explicó.

Trabajo en equipo. Todos los entrevistados coincidieron en que ningún esfuerzo aislado de sostenibilidad puede lograr un cambio significativo en el desarrollo del país, por lo que abogaron por alianzas estratégicas y la comunión de esfuerzos desde lo público, privado y la sociedad civil.

Para Sánchez, otra clave del éxito de cualquier estrategia de sostenibilidad de las empresas es el compromiso público que genera y el establecimiento de plazos concretos para materializar los objetivos. Esto provoca una motivación a lo interno de las organizaciones y aumenta la confianza de los públicos de interés.

“Necesitamos que todo el mundo participe. Desde nuestros colaboradores, clientes, proveedores, el mismo gobierno, la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales, porque con una compañía no vamos a transformar la realidad de un país”, enfatizó.

Ir más allá. De acuerdo con Crespo, es necesario ir más allá del concepto tradicional de la sostenibilidad. “Se trata de un enfoque holístico, del nuevo capitalismo. Ya no se habla solo de la sostenibilidad como concepto, sino de la etapa neto positivo, de organizaciones regenerativas, que no solo son sostenibles y que crean valor para sus grupos de interés, sino que son capaces de tomar el liderazgo para regenerar el tejido social”, explicó.

Sánchez coincidió todas las empresas tienen la posibilidad de generar valor para la sociedad y el medio ambiente, en el mismo nivel que generan valor económico. De ahí que la principal apuesta debe ser hacia la transformación en empresas neto positivo.

“Se trata de tomar una decisión de qué tipo de empresa queremos ser, y solo hay tres: las que reconocen sus impactos negativos y quieren reducirlos, las que quieren ser neutrales y dicen querer ser carbono neutral y compensar el impacto negativo, y las que quieren ser neto positivo y dicen no solo tengo que reducir el impacto negativo y compensarlo en el cien por ciento, sino que decido ir más allá y generar valor para la sociedad y el medio ambiente”, refirió.

Los líderes de las diferentes empresas coincidieron en la importancia del cambio de paradigma de la empresarialidad del país, para aportar al desarrollo del país. Consideraron que, en la medida que hay empresas comprometidas con impactar positivamente, mayor será el aporte en áreas de acción donde el Estado no tiene alcance.

Recordaron que abrazar la sostenibilidad no significa perder el foco en los negocios, por el contrario, integra diferentes dimensiones de la acción empresarial, que las acerca más con el público, mejora la confianza en la gente y, consecuentemente, redunda en una mejora paulatina de la rentabilidad.

Foro empresarial

Centrarse celebró la edición quince del Foro Nacional de Transformación en los Negocios, donde líderes empresariales de grandes, medianas y pequeñas empresas, así como emprendedores, convergieron en diferentes espacios para identificar oportunidades de incorporación de prácticas sostenibles en sus empresas.

Manuel Madrid, presidente de este Foro, recordó que, durante 15 años, Centrarse ha promovido espacios de discusión a nivel nacional relativo a los esfuerzos para promover empresas más sostenibles que impacten positivamente en su entorno. Señaló que este ha sido una oportunidad para unificar conceptos que ayuden a los negocios a incidir más al desarrollo del país.

Durante el evento, participaron como oradores personalidades como Erick Parrado, economista y gerente general del Departamento de Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien destacó que, en la actualidad, un cuarto de las inversiones manejadas en mecanismos de capitalización a nivel mundial se ha realizado tomando en cuenta criterios de sostenibilidad

¿Cómo innovar rápido y crear más productos exitosos? Suscríbase aquí a la Masterclass exclusiva Innovación con Propósito, donde se compartirán 4 estrategias prácticas para emprendedores y ejecutivos.