Trump nomina a Jerome Powell para dirigir la Reserva Federal

El presidente estadounidense, Donald Trump, designó formalmente hoy a Jerome Powell como su nominado para dirigir la Reserva Federal (Fed) a partir de febrero de 2018 y en sustitución de la actual presidenta, Janet Yellen.

Archivado en:

Donald TrumpEE. UU.Fed
Jerome Powell, fue nominado por Donald Trump, para digirir la Fed. (Foto Prensa Libre: www.elcronista.com)
Jerome Powell, fue nominado por Donald Trump, para digirir la Fed. (Foto Prensa Libre: www.elcronista.com)

La nominación de Powell, miembro de la junta de gobernadores del banco central estadounidense desde 2012, deberá ser ratificada por el Senado, trámite que no se espera presente obstáculos para su confirmación.


“Estoy convencido de que (Powell) tiene el conocimiento y sabiduría necesarios para liderar nuestra economía”, afirmó Trump al anunciar su decisión en la Rosaleda de la Casa Blanca, acompañado por su nuevo candidato a presidente de la Fed.

Trump subrayó que “hay pocos cargos más importantes” que el de dirigir el banco central estadounidense, y agradeció el “maravilloso trabajo” realizado por Yellen en sus cuatro años al frente de la institución.

De este modo, el mandatario estadounidense no da sorpresas y cumple con lo esperado por los analistas, que veían a Powell como una figura continuista de la política de Yellen, la presidenta saliente, en la senda de gradual ajuste monetario y retirada del multimillonario estímulo aplicado tras la crisis financiera de 2008-10.

Los tipos de interés de referencia en EE.UU. se encuentra actualmente en el rango de entre 1 % y 1,25 %, tras dos subidas a lo largo de este año, y se espera un nuevo alza en su última reunión del año, en diciembre.

¿Quién es Jerome Powel?

Powell, de 64 años, se mostró “honrado” por la nominación. En sus cinco años en la junta de gobernadores de la Fed, el ahora aspirante a presidente del banco central votó siempre a favor de las decisiones mayoritarias.

Powell dijo que está “comprometido con tomar decisiones con objetividad, basadas en la mejor evidencia disponible y la larga tradición de independencia en la política monetaria”.

El cambio se da mientras la Fed continúa con el programa para estimular a la economía que lleva adelante desde la crisis financiera de 2008.

Powell, que forma parte de la Junta de Gobernadores de la Fed desde 2012, señaló que la economía estadounidense realizó “avances sustanciales hacia la recuperación total” desde la recesión y que el sistema financiero es “mucho más fuerte y resistente” que hace una década.

El miércoles, la Fed dejó su tasa de interés de referencia sin cambios en un margen de entre el 1 y el 1.25%, y destacó que la inflación subyacente -que excluye los volátiles precios de alimentos y energía- sigue siendo baja.

Durante el mandato de Yellen, el banco central estadounidense redujo gradualmente las políticas monetarias extraordinarias adoptadas en los años posteriores a la crisis.

El mes pasado, de hecho, la Fed comenzó a deshacerse por primera vez de los bonos del Tesoro que compró desde 2008 para incentivar la inversión en el sector privado.

“Dentro de la Reserva Federal entendemos que las decisiones de política monetaria importan a las familias y comunidades estadounidesnes”, manifestó Powell.

Las decisiones de la Fed tienen repercusiones en todo el mundo. Además, el valor del dólar en el exterior, en el que muchos países asumieron sus deudas, depende de las políticas de la Reserva Federal.