Turismo esperaba recuperación con las procesiones de Semana Santa

La Semana Santa es la temporada más alta para el turismo en Guatemala, y en el 2021 el sector esperaba recuperar algunas visitas luego de que se abrieron las fronteras y se eliminaron restricciones de viajes y visitas turísticas. Sin embargo, sus niveles no llegarían a los del 2019.

Las procesiones de la Semana Santa 2021 en Guatemala fueron suspendidas con el fin de evitar aglomeraciones. (Foto Prensa Libre: Geovanni Contreras)
Las procesiones de la Semana Santa 2021 en Guatemala fueron suspendidas con el fin de evitar aglomeraciones. (Foto Prensa Libre: Geovanni Contreras)

Diego Díaz, presidente de la Cámara de Turismo de Guatemala (Camtur), dijo que se perderá una ventana de oportunidad para el turismo atraído por las procesiones, pero están conscientes de la situación que se puede generar por la pandemia y la segunda o posteriores olas de contagio.

El arzobispo metropolitano, Gonzalo de Villa, informó este jueves la decisión de suspender los cortejos procesionales de la Cuaresma y Semana Santa 2021 por la pandemia del coronavirus.

“Lamentamos mucho la cancelación de las procesiones. Sabemos que son actividades religiosas y culturales importantísimas en Guatemala, pero pensamos que va a haber formas de poder visitar las iglesias y hacer otro tipo de actividades con los aforos permitidos y la nueva normalidad”, dijo Díaz.

Agregó que Guatemala y Antigua Guatemala, principalmente el casco urbano de la ciudad, tendrán que ser muy creativos para sus actividades, cumpliendo las normas debidas.

Cifras e ingresos

Un año antes de la pandemia, durante la Semana Santa del 2019, hubo tres millones 449 mil 444 viajeros —161 mil nueve extranjeros y tres millones 288 mil 435 nacionales—, quienes visitaron distintos sitios turísticos de Guatemala.

Durante esa semana, Antigua Guatemala recibió 822 mil 172, que representaron el 24% del total de viajes a destinos del país.

La derrama económica fue de Q2 mil 968.95 millones, según datos del Inguat.

Mark Rogers, presidente de la Gremial de Operadores de Turismo, dijo que la principal atracción de visitantes para esa época en Antigua son las procesiones y las alfombras que se elaboran, por lo que será el destino que se vería más afectado.

Agregó que, a su criterio, adelantaron un poco en la decisión, pues se pudo esperar a ver el comportamiento de la pandemia en enero y febrero.

Además, Rogers abogó por buscar formas de hacer las actividades, incluso las procesiones, siguiendo normas de prevención.

Según operadores turísticos, la Antigua Guatemala se vería afectada por la ausencia de procesiones. (Foto Prensa Libre: Geovanni Contreras)

El Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat) no respondió a la solicitud de información efectuada por Prensa Libre acerca del impacto que podría tener tal decisión para el turismo.

Rogers cuestionó que esa entidad no ha efectuado el mercadeo en para empezar a reactivar el turismo internacional a partir del 2021.