Apoyo a niñez

Comprometidos a nutrir la vida de “Nuestros Pequeños Hermanos”

Publicado el

Este verano Sardinas y Atunes La Sirena, compartió con los miembros de NPH, un día lleno de alegría y diversión en el que niños, jóvenes y representantes de la organización, gozaron de actividades bajo el sol en Turicentro ubicado en Chimaltenango.
El evento organizado por la marca, promovió la inclusión a través de juegos y dinámicas que fomentan la unión entre niños y adultos.
“Es una experiencia que no tiene comparación. Nos llena de satisfacción ver cómo el aporte que se realiza constantemente a NPH, rinde sus frutos y no hay mayor alegría que convivir con ellos, aprender de ellos y abrir los ojos a una realidad que día a día mejora para ellos gracias al trabajo y esfuerzo de todos los miembros de la organización”dijo  Herber Muralles, Trade Marketing Sardinas y Atunes La Sirena.
Sardinas y Atunes La Sirena, con el objetivo de brindar un futuro mejor, contribuye al desarrollo físico e integral de esta gran familia bajo una cultura de nutrir la vida, aportando el consumo de los nutrientes necesarios para un óptimo crecimiento.
El compromiso de brindar una buena nutrición nace del amor y esperanza que ambas entidades depositan en los niños y jóvenes para alcanzar sus sueños.
Nuestros Pequeños Hermanos ha confiado en Sardinas y Atunes La Sirena para ser parte de esta noble labor, abriendo las puertas a múltiples experiencias que enriquecen la vida de todos los miembros de la fundación, dejando una huella que permanecerá en los corazones de cada uno quien ha participado en esta alianza.

Este verano Sardinas y Atunes La Sirena, compartió con los miembros de NPH, un día lleno de alegría y diversión en el que niños, jóvenes y representantes de la organización, gozaron de actividades bajo el sol en Turicentro ubicado en Chimaltenango.
El evento organizado por la marca, promovió la inclusión a través de juegos y dinámicas que fomentan la unión entre niños y adultos.
“Es una experiencia que no tiene comparación. Nos llena de satisfacción ver cómo el aporte que se realiza constantemente a NPH, rinde sus frutos y no hay mayor alegría que convivir con ellos, aprender de ellos y abrir los ojos a una realidad que día a día mejora para ellos gracias al trabajo y esfuerzo de todos los miembros de la organización”dijo  Herber Muralles, Trade Marketing Sardinas y Atunes La Sirena.
Sardinas y Atunes La Sirena, con el objetivo de brindar un futuro mejor, contribuye al desarrollo físico e integral de esta gran familia bajo una cultura de nutrir la vida, aportando el consumo de los nutrientes necesarios para un óptimo crecimiento.
El compromiso de brindar una buena nutrición nace del amor y esperanza que ambas entidades depositan en los niños y jóvenes para alcanzar sus sueños.
Nuestros Pequeños Hermanos ha confiado en Sardinas y Atunes La Sirena para ser parte de esta noble labor, abriendo las puertas a múltiples experiencias que enriquecen la vida de todos los miembros de la fundación, dejando una huella que permanecerá en los corazones de cada uno quien ha participado en esta alianza.

Este verano Sardinas y Atunes La Sirena, compartió con los miembros de NPH, un día lleno de alegría y diversión en el que niños, jóvenes y representantes de la organización, gozaron de actividades bajo el sol en Turicentro ubicado en Chimaltenango.
El evento organizado por la marca, promovió la inclusión a través de juegos y dinámicas que fomentan la unión entre niños y adultos.
“Es una experiencia que no tiene comparación. Nos llena de satisfacción ver cómo el aporte que se realiza constantemente a NPH, rinde sus frutos y no hay mayor alegría que convivir con ellos, aprender de ellos y abrir los ojos a una realidad que día a día mejora para ellos gracias al trabajo y esfuerzo de todos los miembros de la organización”dijo  Herber Muralles, Trade Marketing Sardinas y Atunes La Sirena.
Sardinas y Atunes La Sirena, con el objetivo de brindar un futuro mejor, contribuye al desarrollo físico e integral de esta gran familia bajo una cultura de nutrir la vida, aportando el consumo de los nutrientes necesarios para un óptimo crecimiento.
El compromiso de brindar una buena nutrición nace del amor y esperanza que ambas entidades depositan en los niños y jóvenes para alcanzar sus sueños.
Nuestros Pequeños Hermanos ha confiado en Sardinas y Atunes La Sirena para ser parte de esta noble labor, abriendo las puertas a múltiples experiencias que enriquecen la vida de todos los miembros de la fundación, dejando una huella que permanecerá en los corazones de cada uno quien ha participado en esta alianza.