Nueva planta de producción

Yara también amplió la cantidad de agrónomos en el campo para expandir los programas de capacitación al agricultor y decidió sumarse al Día Mundial de los Fertilizantes, celebración que tiene como objetivo educar a la población sobre el papel fundamental que juegan los fertilizantes en la seguridad alimentaria.

Los fertilizantes hacen parte de la vida de las personas todos los días. Aunque muchos no lo saben, son la fuente de todos los nutrientes que a diario recibimos en los alimentos. Gracias a los fertilizantes, los cultivos de Guatemala son mucho más productivos y su cosecha de mejor calidad, lo cual redunda en mayor rentabilidad para los agricultores.
El mercado de fertilizantes en Guatemala tiene una venta anual aproximada de 800, 000 toneladas y para el 2027 se proyecta que la venta anual alcance 850 mil toneladas. Desde hace 49 años, la compañía Noruega Yara está presente en el país, con un amplio portafolio de fertilizantes específicos para cada necesidad, compartiendo conocimiento y asesorando al agricultor en las mejores prácticas agronómicas y planes de nutrición, con el objetivo de aumentar tanto los rendimientos como la calidad de su cosecha.
La nueva planta es un proyecto tecnológico con 56,000 metros cuadrados de construcción (equivalente a 7 canchas de futbol profesional), con un sistema operativo automatizado. La construcción duró tres años, se benefició a más de 500 familias del sector y se realizó un plan robusto de reforestación como parte del Programa de Responsabilidad Social Empresarial.
Esta planta ubicada en Escuintla reúne los más altos estándares de calidad para brindar un servicio de excelencia al cliente.