Porsche Cayenne brilla en el AutoShow de Guatemala

El vehículo combina aún en mayor grado el rendimiento típico de Porsche con la máxima versatilidad para el uso diario.

El nuevo Porsche Cayenne es la estrella del AutoShow 2018 que comenzó el jueves 08 en Forúm Majadas y se extiende hasta el domingo 18 de noviembre.
Esta es la tercera generación del deportivo de Stuttgart que una vez más ha subido los estándares en el segmento de los SUV premium y del cual han sido vendidos más de 800.000 unidades desde que fue lanzado al mercado en 2002.
“De la misma manera que en todo el mundo, el Cayenne es un éxito en Guatemala y eso lo demuestra los más de 700 clientes que han optado por uno de ellos en los últimos 15 años”, dijo Miguel Castañeda Spindler, gerente de marca Porsche en Guatemala.
“No hay dudas de que esta nueva generación del Cayenne seguirá escribiendo la misma historia de éxito que las dos anteriores”. A pesar de que el equipamiento de serie ha aumentado, el Cayenne pesa hasta 65 kilos menos que su antecesor, gracias a su inteligente construcción ligera.
Para su lanzamiento en Guatemala, está disponible con tres motores: un V6 turbo de 2.995 centímetros cúbicos para el Cayenne, un V6 biturbo de 2.894 cc para el Cayenne S y un V8 biturbo de 3.996 cc para el Cayenne Turbo. Basado en un desarrollo completamente nuevo, el nuevo Cayenne también ha sido rediseñado, mejorado y perfeccionado de manera tangible en todos los aspectos.
El objetivo fundamental del nuevo diseño era acentuar el carácter del vehículo. Más Porsche, más Cayenne. El nuevo Cayenne es más preciso, elegante, atlético y expresivo. Las tomas de aire más grandes de la parte delantera son signos claros del aumento de prestaciones.
Los nuevos bordes horizontales de las luces delanteras confieren al Cayenne un efecto más ancho y atlético, incluso cuando está detenido. La longitud exterior aumentada en 63 mm con la misma distancia entre los ejes (2.895 mm) y la altura del techo reducida en nueve milímetros con respecto al modelo anterior, realzan la elegante sensación de longitud de este Cayenne, que tiene 4.918 mm de largo y 1.983 mm de ancho –sin contar los retrovisores–. La capacidad del maletero es de 770 litros, lo que supone un incremento de 100 litros. La mejora de la dinámica de conducción puede verse en las llantas con una pulgada más de diámetro (por primera vez con llantas y neumáticos más anchos en el eje trasero).
Entre las nuevas luces traseras tridimensionales y la franja de luces LED continua, se erige el marcado anagrama Porsche tridimensional. Los nuevos motores son más potentes y eficientes. Específicamente, el Cayenne monta un V6 turbo de 2.995 cc que entrega 340 caballos de potencia (40 hp más que su predecesor) y un par máximo de 450 N/m (+50).
Por su parte, el Cayenne S viene con un V6 biturbo de 2.894 cc que eroga 440 caballos (+20 hp) y 550 N/m de par, mientras que el Cayenne Turbo está equipado con un V8 biturbo de 3.996 cc que ofrece 550 caballos (+30) y un par de 770 N/m (+20).
En cuanto a aceleración, con el opcional paquete Sport Chrono el Cayenne acelera de 0 a 100 Km/h en 5,9 segundos, el Cayenne S lo hace en 4,9 y el Cayenne Turbo sólo necesita 3,9 segundos para alcanzar el hectómetro. Valores que enviarían muchos deportivos. La velocidad máxima que alcanzan estos tres autos es 245 km/h, 265 km/h y 286 km/h, respectivamente. El nuevo Cayenne está basado en el icono deportivo de Porsche, el 911.
Por primera vez, este deportivo lleva neumáticos más anchos atrás que adelante, además de un eje trasero direccional. Su comportamiento en carretera también ha sido mejorado con la tracción integral activa de serie (Porsche 4D Chassis Control), la suspensión neumática de tres cámaras y el Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC), un sistema electrónico que compensa el balanceo de la carrocería, así como con los nuevos frenos Porsche Surface Coated Brake (PSCB) de altas prestaciones, que llevan una superficie cubierta por una capa de carburo de tungsteno. A pesar de que el equipamiento de serie ha aumentado considerablemente, el peso del Cayenne ha disminuido, con lo cual proporciona aún más placer de conducción sin complicaciones en terrenos offroad.
Los modos todoterreno programados facilitan al conductor elegir la configuración correspondiente. El ajuste predeterminado es el programa de carretera. Otros cuatro modos activan el acondicionamiento para terrenos de dificultad leve, como suelos lodosos, arena o superficies escarpadas. La tracción, el chasís y los frenos se adaptan a cada escenario en función de la selección.
Para la distribución de la fuerza, Porsche introduce la tracción total activa en todos los modelos Cayenne.
El Porsche Traction Management (PTM) distribuye la fuerza de tracción de forma completamente variable entre los ejes motrices. Su concepto Hang-on es un principio fundamental para que el Cayenne consiga su excepcional rendimiento deportivo.
Además, cumple con todos los requisitos para una tracción suficiente para entornos todoterreno. Nuevo PCM, un centro de control inteligente Gracias al Porsche Advanced Cockpit, el Cayenne ofrece una nueva interacción entre conductor y vehículo. Basado en el concepto de indicación y mando de los vehículos deportivos, se desarrolló por primera vez para el Panamera y ahora también se integra en el Cayenne.