Antigua ciudad maya fue quemada en su totalidad a causa de la guerra

Un último hallazgo científico revela que los conflictos en la civilización maya iniciaron mucho antes de lo que se pensaba

La ciudad de Witzná estaba ubicada a 35 kilómetros de El Naranjo, donde está actualmente el Parque Nacional de Yaxhá. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La ciudad de Witzná estaba ubicada a 35 kilómetros de El Naranjo, donde está actualmente el Parque Nacional de Yaxhá. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Era el año 697 cuando las llamas envolvieron a la ciudad maya Witzna, ubicada a 32 kilómetros de El Naranjo.

Los atacantes incendiaron edificios de piedra y estructuras de madera. Muchos huyeron del lugar y nunca regresaron. Esta es la evidencia que la civilización maya tenía conflicto mucho antes de lo que muchos pensaban.

La investigación de un equipo de profesionales que fue publicada este lunes 5 de agosto por la revista Nature Human Behavior, y replicada por medios estadounidenses, cuentan sobre este devastador incendio.

El geólogo investigador, David Wahl, del Servicio Geológico de EE. UU. menciona que los datos salieron a luz gracias a una combinación de sedimentos, excavaciones en el sitio y traducciones de la escritura jeroglífica encontrada en el lugar.

Los ataques organizados destinados a destruir ciudades comenzaron durante el apogeo de la antigua civilización maya, cuando Witzna y otras ciudades prosperaron en las regiones bajas de América Central

El grupo de Wahl notó por primera vez que las inscripciones jeroglíficas en una losa de piedra indican que Witzna fue atacado y quemado por las fuerzas de Naranjo por segunda vez el 21 de mayo de 697.

Los datos láser en el aire generaron una imagen del antiguo centro ceremonial de Witzna, que se muestra en azul. Gran parte de esta área fue quemada en un ataque. (Foto Pacunam)

En los jeroglíficos utilizaban el término puluuy para referirse a la quema de cinco ciudades de Naranjo, incluida Witzna, en un lapso de cinco años. Algunos estudiosos sospechan que los ataques puluuy solo se dirigieron a templos seleccionados o cuevas sagradas, en lugar de asentamientos enteros.

Pero el incendio en Witzna fue lo suficientemente grande como para dejar su huella en el paisaje. Un núcleo de sedimento de lago extraído a unos dos kilómetros del centro ceremonial de Witzna contiene una capa inusualmente gruesa de fragmentos de madera quemada con radiocarbono que data de entre 690 y 700.

Esa capa de sedimento marca el incendio más grande documentado en el núcleo, que abarca los últimos 1,700 años, dicen los científicos.

Contenido relacionado:

> La tecnología que reveló datos inéditos de la Civilización Maya

> Los mayas: Así era el sistema de defensa que utilizaban para la guerra

> Un mapa 3D revela más de 61 mil estructuras mayas antiguas cubiertas por la vegetación

0