Cambio en ley afecta ISR

Los ingresos del Estado durante el 2013 registraron una baja de 33% —Q276 millones— por el impuesto sobre la renta (ISR) en el régimen de relación de dependencia —asalariados— respecto del 2012.

Publicado el
La caída en los ingresos  se debe  a la aplicación de la nueva ley que rige ese tributo, pero según analistas se trata de un año de transición.
La caída en los ingresos  se debe  a la aplicación de la nueva ley que rige ese tributo, pero según analistas se trata de un año de transición.

La caída en los ingresos se debe a la aplicación de la nueva ley que rige ese tributo, pero según analistas se trata de un año de transición.

Datos de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) refieren que el fisco percibió Q537.7 millones por el ISR de los asalariados, con lo que llega casi al mismo nivel registrado en el 2010, cuando se reportó el ingreso de Q533.4 millones. La medición corresponde a un año calendario.

En tanto, en el 2011 se reportó un ingreso de Q679.8 millones, y en el 2012, Q813.7 millones.

El ingreso anual del ISR del 2013 fue de Q12 mil 775.4 millones, en el cual solo el de relación de dependencia muestra una caída, según los datos del boletín estadístico de la SAT, divulgado en marzo.

Año de transición

Ricardo Barrientos, analista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), refirió que el comportamiento del 2013 se debe a que se trata de un año diferente, debido a la aplicación de la nueva ley del ISR.

Hasta el 2012, en este régimen se manejaban tasas de 15%, 20%, 25% y 31%, además de los importes fijos que también variaban según el rango de rentas afectas del trabajador.

DESCARGA – Efectos de la nueva ley

Con la nueva ley, en cambio, a partir del 2013 las tasas que se aplican son de 5% y 7%, se eliminaron algunos gastos deducibles y la forma de aplicar la planilla del impuesto al valor agregado (IVA).

José Alejandro Arévalo, diputado independiente y exministro de Finanzas, expresó que al comparar los ingresos del año pasado con los de un año anterior se nota una disminución, la cual no corresponde a la reforma que se hizo a la ley, donde se eliminaron deducciones y se disminuyó el impacto de la planilla del IVA, con el fin de recaudar más.

Tanto Barrientos como Arévalo coinciden en que la cifra puede cambiar al sumar las declaraciones del ISR que los trabajadores entregaron durante el primer trimestre de este año y hasta el 31 de marzo. Sin embargo, afirmaron que los ingresos para el Estado se reflejarían hasta el 2014.

Barrientos aseguró que esto puede deberse a que las empresas retuvieron menos y debieron hacer ajustes en las declaraciones.

“Estamos en un año de transición, aún faltan datos para sacar conclusiones definitivas del impacto de la nueva ley, pero la reforma se hizo para que este impuesto logre aportar más, y las cifras al 31 de diciembre son preliminares”, dijo Arévalo.

Prensa Libre buscó obtener la versión de la SAT, pero no respondieron.

Efectos al empleado

La nueva Ley del ISR contenida en el decreto 10-2012 y sus reformas permite a los empleados que ganan más de Q325 mil al año pagar entre 25% y 36% menos impuestos respecto de la ley anterior, indicó Paredes.

Sin embargo, dijo, hay trabajadores en relación de dependencia con menor rango de ingresos, por ejemplo de Q80 mil a Q200 mil, a quienes la nueva ley los afecta en forma significativa y para quienes el ISR creció más de mil por ciento.

Otro grupo impactado son aquellos empleados con ingresos arriba de Q200 mil y hasta aproximadamente Q325 mil al año, ya que se calcula un incremento de más del cien por cien, aseguró Paredes.

Según el auditor, el principal punto que afecta el cálculo es la nueva forma de aplicar la planilla del IVA, debido a que no se puede acreditar a cuenta del ISR y restarlo del impuesto, sino que solo se puede tomar como un gasto deducible y con un máximo de Q12 mil.

Expuso que con la ley anterior se permitía una progresividad del impuesto, ya que en la medida que los ingresos iban en aumento, la tasa aumentaba en cuatro rangos, pero con la nueva norma, en el 2013 las tasas son de 5% y 7%, y solo se especifican dos rangos de ingresos.

“Eliminaron distorsión”

Respecto de los cambios que impactan al trabajador, el analista Ricardo Barrientos, del Icefi,  expresó que se modificó la Ley porque la planilla del IVA causaba una “distorsión descomunal al ISR y se convirtió en un efecto regresivo”, ya que se acreditaban a cuenta del ISR más de Q2 mil  millones anuales.

En relación con las tasas del impuesto —5% y 7%—, dijo que en el grupo de diálogo del Pacto Fiscal algunos expertos defendían que se debían tener cuatro rangos diferentes para mantener la progresividad.

El ISR está diseñado para que mes a mes al trabajador se le aplique una retención según su salario, calculando sus  ingresos.

“Si las retenciones cubren toda la obligación, les deben devolver, y si no la cubren, deben cancelar el saldo pendiente”, explicó.