¿Afectó la ampliación de las horas de consumo de alcohol a los hospitales? Esto responden los directores del Roosevelt y San Juan de Dios

Los directores de los hospitales nacionales ven con preocupación cada vez que el presidente Giammattei anuncia cambios en los horarios de la ley seca.

Publicado el
Una persona chocó en el bulevar Liberación, zona 9, después del accidente el conductor se quedó dormido en el interior de su carro.
(Foto Prensa Libre: PNC)
Una persona chocó en el bulevar Liberación, zona 9, después del accidente el conductor se quedó dormido en el interior de su carro. (Foto Prensa Libre: PNC)

El pasado 15 de enero perdió vigencia el último cambio que el presidente Alejandro Giammattei hizo a la ley seca.

La época de fin de año es cuando aumentan los accidentes de tránsito y la detención de personas que manejan en estado de ebriedad, y fue este momento en el que Giammattei decidió ampliar los horarios para el consumo del alcohol que pasó de las 11 de la noche como hora límite, a las 2 de la mañana.

Esta decisión, además de incentivar a las salidas nocturnas y a las reuniones sociales en tiempo de pandemia, también provocó que las emergencias de los hospitales se desbordaran.

Amilcar Montejo, de la Policía Municipal de Tránsito (PMT) de la ciudad de Guatemala, indicó que mientras en enero han detenido a tres conductores ebrios a la semana, en diciembre el promedio era de siete conductores alcoholizados al día.

Marco Antonio Barrientos, director del Hospital Roosevelt, indicó que esta modificación a la ley seca afectó “terriblemente” a la emergencia ya que se vieron desbordados por los pacientes que llegaban tras verse involucrados en un accidente de tránsito o hecho violento.

El doctor agregó que solo durante las fechas de Navidad y Año Nuevo, que son 6 días, atendieron a 2 mil 300 personas aproximadamente. “Estamos arriba del promedio que veníamos manejando en años anteriores”, agregó.

Aunque los hechos de tránsito han aumentado, para el director del Hospital General San Juan de Dios, Gerardo Hernández, esto no puede atribuirse específicamente a la modificación temporal de la ley seca.

Hernández indicó que en octubre de 2021 recibieron 19 mil emergencias, en noviembre fueron 21 mil y en diciembre 20 mil. Aunque agregó que de estas, un porcentaje corresponde únicamente a hechos de tránsito.

Aún así, dijo que cada vez que Giammattei están alertas al aumento de emergencias. “Nos genera preocupación cada vez que hay cambios porque sabemos que estamos más propensos a accidentes, por el hecho del alcoholismo y la violencia”.

A partir de este 16 de enero, los nuevos horarios de consumo prohibirán ingerir bebidas alcohólicas entre las 23 horas a las 6 horas del día siguiente. Eso les da un respiro a los médicos quienes esperan que los hechos viales se reduzcan.

Los operativos de la PMT buscan prevenir los accidentes de tránsito, sin embargo estos no han sido efectivos. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Un estudio realizado por Diálogos, indica que en el 2020 el total de accidentes que ocurren en la semana, un 14 por ciento suceden día lunes, el 13 por ciento al martes, el miércoles  y jueves es el 12 por ciento. El viernes el porcentaje aumenta a 14, mientras que el sábado ocurre el 19 por ciento de las colisiones y el domingo el 17.

Las edades de los pilotos accidentados oscilan entre los 17 a los 35 años. En tanto que las zonas en donde más colisiones se hay son 1, 11 y 12, así como 9, 10, 13 y 14.

Estos datos los conocen muy bien los médicos y saben que entre las personas que reciben en emergencias no son únicamente los pilotos accidentados, sino las personas contra las que colisionaron.

Ante este problema social y de salud pública, indican que la solución no es modificar los horarios, sino ser más restrictivos en las sanciones y más eficaces en los controles de velocidad de los pilotos.