Arena del Sahara llega a Guatemala

Autoridades alertan a la población a tomar medidas preventivas ante el ingreso de arena de la conocida tormenta del Sahara proveniente de África.

Publicado el

Archivado en:

IgssSaharaSalud
Si bien este fenómeno ocurre cada año y es normal, las personas pueden prevenir los efectos negativos en la salud. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Si bien este fenómeno ocurre cada año y es normal, las personas pueden prevenir los efectos negativos en la salud. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Si padece de alguna enfermedad respiratoria o del corazón, protégase durante las próximas horas, pues el Insivumeh alertó que a Guatemala entrarán a partir este jueves finas partículas de polvo proveniente del desierto de Sahara, algo que ocurre cada año y que abarca todo el continente.

“Es importante que pongan atención las personas que trabajan al aire libre o que padezcan enfermedades del corazón y respiratorias crónicas, como asma, así como los niños, adultos mayores y mujeres embarazadas, por ser las que tienen mayor riesgo”, dijo Óscar  Donis, jefe de la sección de Epidemiología del IGSS.

El polvo entró a territorio guatemalteco el 28 de junio a eso de las 6 horas y permanecerá por cinco días, indicó el vocero de la Conred, David de León.

Por si no lo vio: Quién es Mark Cuban, el tiburón millonario que da lecciones sobre cómo hacerse rico

La tormenta como fenómeno

Estas tormentas provocan que se eleven a la atmósfera grandes cantidades de polvo y arena que logran viajar distancias mucho más allá del desierto hasta alcanzar Europa y América, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).  

“Una vez ocurrida la tormenta, el polvo sube hasta alturas de cinco a siete kilometros y forma una masa de aire caliente, cuya humedad relativa es de un 3 por ciento”, se lee.

A comparación de otras tormentas, la del Sahara es la que mayor incidencia tiene sobre el hemisferio occidental.  Esta arena se levanta cuando el aire cálido del desierto choca con el aire fresco de la región de Sahel – al sur del Sahara-, y mientras que las partículas ascendentes se arremolinan, los vientos alisios intensos inician a soplar hacia el oeste en el Atlántico Norte.  Estas tormentas se forman durante los meses del verano e invierno.

Contenido relacionado

>Río San José es contaminado por toneladas de basura
>Cómo el reciclaje ayuda a la economía 
>Drenajes de la metrópolí acumulan hasta 300 mil libras de basura