Cámaras dicen que respetan el derecho a manifestar, pero rechazan bloqueos porque afectan a la economía

Conglomerados dicen que aunque manifestarse es un derecho constitucional, también lo es el de la libre locomoción.

Cámaras dicen que los bloqueos afectan, en primer lugar, el abastecimiento de productos. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Cámaras dicen que los bloqueos afectan, en primer lugar, el abastecimiento de productos. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Representantes de las cámaras del país concordaron este miércoles 28 de julio en declaraciones a La Red Noticias en que manifestar es un derecho que debe respetarse, pero que los bloqueos o un eventual paro le haría mucho daño a la reactivación económica.

“Cualquier bloqueo que se haga en carreteras afecta y pone en riesgo el tránsito de mercancías, productos refrigerados y perecederos, y eso hace que también se ponga en riesgo la salud de la gente porque no se permite trasladar de manera normal (los productos)”, dijo Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria de Guatemala.

Hizo un llamado a la unidad y a manifestarse con responsabilidad, incluso para no propagar más el coronavirus.

“Respetamos el derecho de manifestación de los grupos, siempre y cuando lo hagan dentro del marco de la ley y respetando la libre locomoción”, agregó Zepeda, quien dijo que era prematuro decir cuánto podría afectar a la economía los bloqueos anunciados para este jueves 29 de julio.

En tanto, Juan Pablo Carrasco, presidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco-Americana (AmCham Guatemala), dijo que no apoyan a ningún movimiento que busque romper el orden constitucional o legal del país porque deslegitimizan la misma protesta que se hace.

“Creemos que el derecho a manifestar es un derecho humano que tiene que ser dentro del marco de la legalidad y lo que establece nuestra constitución”, expresó Carrasco,

Agregó que los bloqueos de las carreteras le hacen un gran daño a la economía del país y afectan a la misma población, pero que la manifestación pacífica dentro del orden legal es una derecho humano.

Amador Carballido, director ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Guatemala (Agexport), expresó que respetan el hecho de que la población reaccione a las cosas que le preocupan, ya que un país que no le pone importancia a los temas que le preocupan, es un país que no avanza.

Sin embargo, no recomiendan proceder con un paro, ya que el país necesita una reactivación económica correcta y este tipo de bloqueos no ayudan.

“Estos paros también tienen un efecto que puede tener violencia y concentraciones, y hoy por hoy concentraciones bajo la pandemia en que estamos no es recomendable”, expresó Carballido, quien agregó que la única forma de salir adelante y lograr la prosperidad y estabilidad es por medio del trabajo diario.

Por aparte, Enrique Lacs, director ejecutivo de la Cámara de Alimentos y Bebidas de Guatemala, expresó su preocupación por que se está generando un ambiente político entorno a decisiones institucionales.

Agregó que, aunque la Constitución avala que se puedan expresar libremente las inconformidades, también garantiza la libre movilidad.

Lea también: Cámara de Industria de Guatemala respalda institucionalidad del MP y hace llamado a la unidad

“Todas estas organizaciones y personas que deciden bloquear carreteras o acceso a servicios públicos o a las empresas que tienen que proveer a las comunidades (…) están atentando contra las libertades y derechos de otras personas que tienen también sus garantías constitucionales”, dijo Lacs.

Hizo un llamado a no bloquear vías, ya que eso afecta a la reactivación económica. “No estamos para entorpecer el desarrollo, el trabajo, el empleo y la actividad económica”, enfatizó.

En ese mismo sentido se pronunció Rolando Schweickert, presidente de la Cámara de Turismo de Guatemala, quien aseguró que los bloqueos afectarían al poco turismo que recién se comienza a activar, especialmente con el tema del llamado turismo de vacunas, ya que la gente que viene o debe salir del Aeropuerto Internacional, resultará afectada.

“Es un tema de logística bastante complicado”, recalcó, aunque agregó que lo bueno es que están sabidos de la fecha y que tratan de convencer a los viajeros de un “plan B”.