Captura de tramitadora de pasaportes evidencia abusos a usuarios

La captura de una mujer, el miércoles, dejó al descubierto abusos cometidos por tramitadores en la sede de la Dirección General de Migración (DGM) donde entregan pasaportes, en la zona 4.

Las largas filas en Migración para solicitar y entregar pasaportes se forman desde temprano, pero personal de esa institución revisan los requisitos con el fin de evitar cobros de tramitadores. (Foto Prensa Liber: Esbin García)
Las largas filas en Migración para solicitar y entregar pasaportes se forman desde temprano, pero personal de esa institución revisan los requisitos con el fin de evitar cobros de tramitadores. (Foto Prensa Liber: Esbin García)

Los controles se han incrementado en la atención a los ciudadanos que quieren un pasaporte, debido a varias prácticas por parte de los tramitadores.


La jefa de Relaciones Públicas de la DGM, Alejandra Mena, explicó que los tramitadores comenzaron a falsificar los números que se daban antes, por lo que ahora se entregan códigos de barras a los usuarios.

“Agarraban un número y lo buscaban replicar e imprimir varios para vender espacios. Hay personas que pagaban hasta Q500 por un lugar”, indicó Mena.

La funcionaria dijo que los tramitadores llegan desde las tres de la mañana para “adueñarse del lugar” e incluso presionar a las personas para su propio beneficio y cobrarles.

“Eso sucede desde hace muchos años, pero el año pasado se dio la crisis más fuerte de abusos para la población”, añadió Mena.

Mujer capturada el miércoles después de una denuncia de cobros ilegales por tramitar pasaportes. (Foto Prensa Libre: DGM)

La vocera de Migración abogó por la denuncia ciudadana porque, sin importar si hay desesperación por los usuarios, no deben pagar por trámites ilegales.

Los tramitadores podrían ser denunciados por estafa o algún otro delito. Los usuarios pueden denunciar ante Migración o ante el puesto de la Policía Nacional Civil (PNC) ubicado en donde se procesan los pasaportes.